martes, 28 de febrero de 2012

Milhojas de fruta



Milhojas de frutas   

Como podéis comprobar por la fecha de la foto, 
aparte de mi particular tarta de cumpleaños: EL ROSCÓN, 
también suelo hacer postres más frescos para este día.

Aprovechando que me meto en la cocina, suelo hacer varias recetas a la vez, ya que no a tod@s les gusta el roscón 
y no siempre sobra para el día de reyes.....

¡No me digáis que este postre no es fácil y vistoso!

Siempre digo que todo es ponerse, 
que no hay que tener miedo a probar,
Esta receta es ideal para experimentar.


Hacer unas milhojas de frutas es lo más sencillo y rápido que te puedes inventar una tarde de cocina.

Os aseguro que a  TOD@S les va a entusiasmar, son muy vistosas y encima hecho en casa, con ingredientes que sabemos que contienen, podemos usar fruta del frutero que esté ya a punto de pasarse, así no tiramos comida. 

Yo las suelo hacer muy a menudo, aprovechando frutas de temporada, que es cuando más barato se encuentra en el mercado.

La fruta la que más os guste: fresas, melocotón o albaricoque, sandía, melón, naranja, etcétera.


O podemos hacer como en esta ocasión, usando junto a la fruta fresca, fruta en almíbar que tenia abierta por la nevera (piña en su jugo) antes de que se extropee.

También es muy socorrido la fruta en almibar y prácticamente se puede comprar en cualquier época del año y muy económico.... 

Luego ya, si queremos hacer para una dieta especial:
 sin azúcar, sin lactosa, para celíacos, etc, solo hay que poner lo que cada uno pueda comer. 
Edulcorante, nata vegetal, sin lactosa, sin gluten, etcétera.

* Hoy en día es bastante más fácil encontrar hojaldre sin mantequilla, o sin gluten, luego cambiar el azúcar de la receta por el edulcorante que se tenga costumbre de usar para cocinar, incluso fruta en almíbar sin azúcar, o mermelada sin azúcar para hacer el brillo. 

Aquí hay una receta basica, muy fácil de hacer para que todos podamos disfrutar de un buen postre un día especial.

Espero que si os animáis, volváis a contarme lo que os ha parecido. 


Siento mucho no poder mostrar cada paso con una fotografía, 
Este día estaba muy liada en la cocina y siguiendo mis instrucciones es bastante fácil 
y si hay algún paso que no entendáis, solo tenéis que preguntarme. Graciasssssss.

Ingredientes para 9 milhojas grandes:
- Dos laminas de hojaldre (a ser posible de las que venden rectangular) 
si puede ser hecho por vosotras mejor, 
si no, sirve el que venden fresco o congelado, dejándolo 
descongelar previamente en el frigorífico. 

* Este que hoy he usado es casero, podéis encontrar Mi receta aquí


- frutas variadas al gusto (fresas frescas, plátanos, kiwis, melocotón en almíbar, etc…)

- 250 g de crema pastelera, yo he usado para ésta receta la que llamo económica en mi entrada de cremas: 
http://lasdeliciasdepilar.blogspot.com.es/2012/02/cremas-para-rellenos-os-voy-indicar.html

- 250 ml nata montada, azucarada o endulzada al gusto 

*Para el glaseado:
- 50 ml almíbar de los melocotones o agua hervida con azúcar si se opta por poner fruta fresca, incluso podemos usar agua con dos cucharadas de mermelada de fresa.

- 2 hojas de gelatina sin sabor.

Como hacer:
Si no os apetece hacer pasteles individuales, podemos hacerlo todo en una plancha y luego cortar, como una tarta, aunque creo que por un poco más de trabajo, queda luego una presentación de diez.


Vamos a cortar cada lamina de hojaldre en rectángulo con un cuchillo muy bien afilado.

Dividir cada lámina en 9 piezas iguales "no hace falta separarlas del todo", pero que estén bien cortadas. Necesitamos dos planchas de nueve trozos cada uno.

Es fácil conseguir los nueve trozos iguales sin necesidad de estar midiendo, si cada lámina la partimos en 3 tiras de igual ancho "todo lo largo de la lamina" y éstas a su vez en tres trozos iguales, 
por eso de cada lámina, obtendréis 9 trozos iguales.

Poner los trozos de hojaldre en placa con papel, pincharlos con un tenedor varias veces para que no suba demasiado, si veis que el hojaldre se ha ablandado un poco, metemos media hora en el frigorífico.
Calentar el horno a 200° y cuando metemos el hojaldre, bajamos la temperatura, hornear a 180º durante 15min.

Nada más sacar las placas del horno, poner encima otra placa para aplastarlas ligeramente y eliminar las burbujas de aire. 

Si no tenéis otra placa para usar, poner encima un trapo limpio y pasar por encima el rodillo, así eliminamos las pompas o deformidades que puedan haber subido, de éste modo conseguimos que sean lo más planas posible. 
Volver a meter de nuevo en el horno y la dejamos durante dos minutos más para que se doren un poco.

Si podéis aplastarlas 
con mucho cuidado con un trapo, pero solo ligeramente, con mucho cuidado qué se pueden romper.

Una vez cocidas, dejar enfriar totalmente antes de utilizar. Esto se puede hacer con antelación, incluso el día anterior, guardar en un taper con una servilleta de papel para que no cojan humedad.

También tendremos la crema pastelera hecha con antelación para que enfríe antes de usar y la nata montada muy fría.
Yo suelo hacer todo por la mañana y montar las milhojas un rato antes de que lleguen mis invitados.

Suelo meter ya preparadas, la crema y la nata en mangas pasteleras con boquilla rizada, este paso os ayudará luego para que el montaje sea más fácil y rápido.



Preparación del brillo: 
Hidratar la gelatina en agua muy fría durante cinco minutos.

Calentar bien el almíbar de los melocotones en un cazo o en el microondas, sin qué llegue a hervir, pero muy caliente y disolver en esto la gelatina, 
reservamos a temperatura ambiente para hacer con esto un brillo ligero con que adornar nuestras milhojas.

Iremos montando las milhojas, paso a paso, así es mas fácil de hacer todas a la vez.

Ponemos las 9 placas de hojaldre en una bandeja, intentando que estén un poco separadas.

Primero pondremos un buen montón de crema pastelera encima de cada placa de hojaldre, 
no es necesario poner demasiado, pero si que cubra al menos hasta los bordes, para que con el peso no se deforme.

Encima cubriremos con las otras 9 láminas de hojaldre, haciendo así el primer piso de nuestras milhojas.

Sobre éste hojaldre relleno, hacemos lo mismo con la nata: distribuimos un buen montón de nata montada encima de esa tapa de hojaldre. 
Ya si quereis hacerlo bonito con la manga mucho mejor.

Como colofón del postre, preparamos las frutas cortadas en láminas para que quede bonito.

Esto ya hacer como os apetezca.

Podéis poner en cada milhoja solo una fruta: una de fresas, otra de kiwis, etc...

O podemos decorar cómo hice yo, disponiendo todas juntas repartidas por igual en las nueve milhojas....
IMAGINACION AL PODER.

Cuando tengamos todos los pasos hechos y todas las milhojas terminadas, vamos a templar unos segundos el brillo que habíamos preparado, ojo, sin llegar a hervir, solo un momento para que esté mas liquido.

Para terminar nuestros pasteles, le vamos a aplicar un toque PROFESIONAL

Dando a cada fruta con una brocha de cocina, cubriendo bien todas las frutas con el almíbar tibio, no importa si se cae un poco de brillo por los bordes. 
Vamos a meter la bandeja en el frigorífico a esperar una hora a que cuaje la gelatina.


Como es un postre que se hace para consumir en poco tiempo, tanto la crema pastelera como la nata la tendremos previamente hecha y muy fría y montaremos todo un poco antes de comer.

Cuanto más tiempo tardéis en consumirlo, 
mas se ablandará el hojaldre con la humedad de las cremas.
No se estropea, pero pierde el crujiente.

Si este postre lo hacéis para el verano, es preciso conservarlo dentro de frigorífico para que no se estropee la nata y la crema pastelera. 

Si lo hacemos para el invierno, se puede mantener en una habitación fresca sin calefacción.

Podéis ver que en poco menos de 30 minutos, preparación y después en 10 minutos de montaje, 
tendréis unas deliciosas milhojas caseras de frutas que os van a encantar y que van a recordar vuestros invitados. Que como tarta, también queda muy vistosa, cómo está de otro día:




TRUCOS:
Yo, como siempre, me suelo organizar para no perder tiempo en la cocina:
* primero preparo la crema, mientras ésta enfría, horneo el hojaldre. 

Mientras se hornea el hojaldre monto la nata bien fría.

Dejo enfriar el hojaldre y la nata.
Mientras preparo el brillo y lavar y secar y corto las frutas. 

Estoy segura de que sí os animáis váis a dejar a vuestros invitados con la boca abierta.  

Qué aproveche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.