martes, 23 de octubre de 2012

Quesada Pasiega de Sor Teresa


Quesada Pasiega 
Receta de convento: de la hermana Sor Teresa


Esta receta me la dio la señora Carmela, una mujer Cántabra de unos 70 años muy amable, que tenia un pequeño puesto en un mercadillo de quesos artesanos y que tuve la suerte de tener por vecina durante unos días en mis vacaciones veraniegas.
A ella se la dio una tía-abuela que era monja.

Desde entonces, su familia la ha ido elaborando para las fiestas.

La verdad es que Carmela es una de las personas mas amables que he conocido, no le importó compartir sus recetas con una desconocida, siempre que la quisieras escuchar y compartir un rato con ella, te contaba historias familiares. 

"Que me gusta mucho hablar con las personas mayores, a la vez que les entretienes, aprendemos muchas cosas de la vida antigua, lo dura que fué y cómo las familias, con muy muy poco, sacaban adelante a los hijos"

Que duras vidas tenían estas mujeres en los pueblos recónditos de las montañas, con absolutamente nada, su propio autoconsumo, muchas veces incluso solas, vivir, comer, trabajar, parir, etc... "Y ahora nos quejamos"

Desde aquí quiero hacer un gran homenaje a estas mujeres y su forma de vivir, así como UN MERECIDO HOMENAJE a todas las monjas del mundo. Personas que reparten bondad y cariño, cuidan de los niños, enfermos y ancianos siempre con cariño y comprensión.

Os voy a contar un poco la historia de esta mujer, la hermana Sor Teresa, ya que su sobrinanieta me dio muchas recetas de ella, que os iré enseñando poco a poco.



*Sor Teresa se llamaba realmente Aurelia, 
pero al entrar en el convento la cambiaron el nombre (cosa típica de todos los conventos del mundo)

Fue una de tantas niñas que en la adolescencia, fue llevada a un convento "por ser la menor de una familia numerosa"
Era de un pequeño pueblo (No me facilito el nombre del mismo, solo sé que estaba en la provincia de Burgos, allá en las montañas)

Fue una mujer amable y bondadosa, que hacia todo lo posible por ayudar a los mas necesitados.  
Según Carmela, jamás le regañó ni la escuchó nunca una palabra fuera de tono.


Fué una mujer dura, vivió mas de 80 años en el convento, fue feliz y murió con 99 años (así me lo contaba Carmela con cariño y lagrimas en los ojos) se notaba que le tenia mucho cariño y que realmente la quería y echaba de menos. 
No sé, quizás en realidad fuera algo menor, hasta la propia Carmela dudaba de si realmente tuviera tantos años.......


Esta es la primera de las recetas de ésta monja, Sor Teresa que voy a compartir:
Por eso os cuento quien fue y cómo conseguí su pequeño cuadernito de recetas para que la conozcáis.


QUESADA PASIEGA.

Cuando probé esta rica y tierna quesada, fue en la merienda tomando café en casa de Carmela.

En ése momento me pareció lo mas rico que había probado en mucho tiempo (por si no lo sabéis, soy muy fan de las tartas de queso, bueno, del queso en general, jejejeje) y por ese motivo le pedí que si podría facilitarme la receta.

 Sorprendentemente ella me dijo: "te voy ha hacer algo mejor" se levantó y saco de un cajón un pequeño cuaderno donde estaban ésta y muchas más recetas de su tíaabuela, con una letra pulcra, redondita, que bonito escribía ésta monja; me dejo copiar las que yo quisiera. Allí me teníais, buscando por todos lados mi cuaderno y mi bolígrafo.....
Mil gracias Carmela, eso no lo hace nadie hoy en día.

No sé si realmente es una receta de quesada muy antigua o diferente en algo a las demás, he vuelto a probar algunas distintas, tanto allí en Cantabria cómo industriales y he de decir que eran parecidas, pero no, iguales no, comparándola con las recetas que hoy en día circulan por Internet, creo que si.


La Quesada, es uno de esos postres que engañan (me dijo Carmela y así lo apunté)
no lleva queso cómo tal en su elaboración, sino leche muy fresca recién ordeñada, con su nata y grasa natural y cuajada en casa. 

Pero hija "me dijo" hoy en día por aquí si la encuentras ya que casi todos tienen animales en casa, aquí el que no tiene dos o tres cabras, ovejas o una vaca no sobrevive.

Su truco es que personalmente mezcla leche de vaca con la mitad de leche de oveja, ya que ella tenía varias ovejas para hacer sus riquísimos quesos;  la vaca era de un familiar.
"Pero si va a ser muy difícil encontrar leche recién ordeñada por allí donde vives, puedes ponerle ese quesito fresco que venden sin sal y que sale muy rico".



La verdad es que así sale muy bueno, con el clásico queso de burgos, pero claro "igual no" pues como Carmela decía, ella mezclaba leche de vaca y de oveja.
PERO SE PARECE MUCHÍSIMO A LA QUESADA QUE COMÍ CON ELLA ESA TARDE EN SU CASA.


Aqui os dejo los ingredientes para una Quesada grande que es tal y como la copié de su cuaderno.

-Hoy he hecho una pequeña con la mitad de ingredientes, ya que somos solo dos para comerla y me conozco, cómo la haga entera, me la zampo en dos días, jejejeje:

INGREDIENTES:
- 100g de mantequilla muy fresca "Imposible encontrar aquí mantequilla recién hecha". (yo 50g)

- 4 huevos medianos y muy frescos. (yo 2)

- 150g harina de trigo, yo uso la normal. (yo 75/80g)
*Si usáis leche fresca, le echáis un puñadito más de harina porque no es la misma textura la leche recién cuajada que el queso. 
*Se puede usar harina sin gluten y adaptarla para personas celiacas, que hay pocas recetas tan fáciles y ricas que ell@s puedan tomar.

- 1 cucharada de canela (bueno, esto no lo he reducido porque me gusta mucho la canela)

- 250g azúcar (yo 125g)

- 1 litro de leche fresca recién ordeñada y cuajada en casa "como por aquí no la encuentro, aunque estoy en negociaciones con un ganadero cercano, jejejeje, ya os contaré para qué la voy a usar" 
Usaremos la otra opción que ella me dijo, 1k de queso fresco de vaca tipo Burgos pero sin sal (yo 500g)

- ralladura de limón o naranja. La cantidad que cabe en una cucharilla. (yo hoy naranja)


Hoy os he hecho la mitad de los ingredientes, para empezar os recomiendo hacer primero una mediana y ver si os gusta; llevamos muchas semanas comiendo dulce y hay que reservarse un poco para lo que se nos avecina, los Santos; las navidades; jejeje.


Como hacer
Si realmente conseguis la leche fresca, tendreis que seguir escrupulosamente estas indicaciones:
Hay siempre que hervirla antes. 
Una vez hervida, que suba bien la espuma, dejamos templar hasta los 40º grados y añadimos dos o tres gotas de cuajo (yo lo compro en farmacias) *meter el dedo limpio para comprobar que no quema.

Mezclar el cuajo bien con una cuchara de madera y dejamos cuajar tranquilamente unas horas tapado en un lugar templado y cuando esté cuajado al tacto (parecerá un yogur) separamos con una espumadera el cuajo del suero. 
Normalmente, hasta que no se nota el recipiente frío al tacto, no está bien cuajado.
Sera esa cuajada la que usamos para nuestra quesada. 

Si no teneis leche cuajada, podeis hacer igual con el queso fresco de tipo burgos.
Batir en un barreño "con la mano" los huevos con el azúcar y junto a la mantequilla que tenemos blanda "del tiempo" hasta que esté cremoso.

*No es que sea extrictamente necesario hacerlo con la mano; se puede hacer con una cuchara de madera, nunca batidor porque se tiene que notar la textura de cada ingrediente. Yo lo hago así, con la mano, porque así era cómo se hacía en la antiguedad.


Deshacer en otro barreño el queso en trocitos muy pequeños, casi a migas, para dejarlo de la textura adecuada y juntar con la ralladura de limón y la canela. 

*Igualmente se puede aplastar con una cuchara de madera o un tenedor, nunca batidor pues se tiene que notar los granulos de la cuajada en la quesada.

Amasar con las manos hasta que esté como una crema.

Si tenéis la suerte de encontrar la leche fresca y haceis vosotros la cuajada, la mezcláis igualmente con la canela y la ralladura de limón.

Pensar que la leche pasteurizada no os sirve para cuajar y no tiene esa cremosidad que le da la grasa y nata natural, asi que conformaros con el queso fresco comprado, que de verdad queda muy bien la quesada.



Juntar las dos masas que hemos hecho, la de huevos con ésta del queso.
Añadir la harina poco a poco hasta que este todo bien unido.  
MUY IMPORTANTE ES MEZCLAR CON CUIDADO, NO SOBREBATIR PARA NO PERDER LA TEXTURA DEL QUESO.


Podriais triturarlo con la batidora, en alguna recetas mezclan todo junto y lo hacen, luego queda más como un flan.
YO, PARA HACER LA VERDADERA QUESADA NO OS LO ACONSEJO os quedará muy liquido y cuajará en el horno más como una mus.
A mi me gusta más encontrarme los granitos del queso y por supuesto que Carmela me explicó que se hacía así, con la mano y poco a poco.


Podeis encontraros con que "con el calor de vuestra mano" se ha quedado la Masa un poco blanda o líquida: Dejarla reposar media hora en el frigorífico para que se asiente y se endurezca un poco en vez de añadir más harina.

USAREMOS PARA HACER NUESTRA QUESADA:

Molde grande de barro o cristal, sirve cualquier fuente honda, a ser posible que sea bajo.
Previamente untado con un poco de aceite o mantequilla y espolvorear pan rallado o harina en el fondo.
*yo también le echo un poco de azúcar en el fondo para que se caramelice y darle un aspecto más bonito.


Echar la masa en el molde elegido, procurar que sea lo suficientemente grande para que la masa no quede más de 3/4 centímetros de alto. 
MUY IMPORTANTE: ESTE POSTRE ORIGINALMENTE ES BAJITO, de unos tres dedos de alto, de ahí el usar un molde grande.


Lo metemos en un horno previamente caliente a 200º
al meterlo, bajar la temperatura un poco, 20º más o menos, a 180º, tardará unos 25-30 minutos.
Lo coceremos “sin aire” y en la parte medio baja del horno, pero vigilando que no se os queme por el fondo. 

*Os recomiendo precalentar bien el horno a 200º grados y bajar a 180 grados hasta que este hecho, de este modo os quedará mas jugosa.

Pinchar con un palito en el centro para comprobar que este bien cuajado.  
Suele coger un bonito color dorado suave.

Dejar enfriar a temperatura ambiente antes de comer.
Se suele espolvorear con canela molida o echar por encima un chorrito de miel de abejas y servir del mismo molde.


Se suele cortar porciones pequeñas y a quien le guste, echar un chorro de miel.

Yo lo prefiero sin ella. 


Otra opción de presentación sería hacerlas en cuencos individuales de barro y servirlos en ellos directamente, uno por comensal, adornado con una rama de menta.
Es otra forma diferente de presentar éste dulce tradicional: Si los cocéis individualmente, solo hornear 20-22 minutos para que no se os quemen.

Esta es una de tantas recetas recopiladas en mis viajes y de la que os tengo que decir me encanta

Es uno de los postres caseros que mas veces hago, ya que como much@s sabeis, a mí me gustan los dulces "POCO DULCES" y la quesada no es para nada empalagosa, es ideal para cualquier fin de semana.

Suave al paladar, no muy empalagosa (de ahí la opción que hacen mucho en Cantabria de servirla con un chorro de miel)

TOTALMENTE recomendada después de una comida copiosa, como un asado, un cocido o una fabada.


Gracias Carmela, realmente es una receta especial y cada vez que la hago me acuerdo de usted y de su amabilidad infinita.

Próximamente os iré enseñando mas recetas de Sor Teresa, especialmente las recetas para los santos y de semana santa.


-Ya que estaba usando el horno hoy, también he hecho picantones asados y el pan para la cena, una que es aprovechada, jejeje. 
Que la verdad, una vez que un@ se mete en la cocina, planificar varias recetas a la vez ahorra tiempo y energía, que al precio que estan hoy en dia la luz o el gas, bien merece la pena entretenerse un poco más.
¿Os gustan?

Un abrazo y no dudéis en compartir este tipo de recetas tradicionales para que no se pierdan.  


Edito: Aquí os dejo Otra quesada hecha con esta receta por una amiga de Facebook.
Está hecha con la receta entera, que tenían una reunión y les gustó mucho.



GRACIASSSSSS.


71 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene Pilar!

    Un besazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Verónica, pruébala y veras que tiene un sabor casero muy especial. otro beso para ti.

      Eliminar
    2. gracias por compartir esta receta tradicional que realmente tiene un sabor como el de las recetas de mu abuela.
      <un beso

      Eliminar
    3. Gracias a ti por probarla y venir a decirmelo. Un abrazo

      Eliminar
    4. Gracias a ti por probarla y venir a decirmelo. Un abrazo

      Eliminar
  2. que rica la quesada¡¡¡¡¡¡¡me encanta¡¡¡¡besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, a mi también es un postre que me gusta mucho. besos para ti brujita.

      Eliminar
  3. Te ha quedado estupenda, y se la ve muy rica me encanta besos

    ResponderEliminar
  4. Pues si que te quedó rica y le tenía ganas a esta receta.Muchos besos y gracias por compartir las recetas de tus viages.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doris, me alegro de que te gusten tanto mis recetas como mis historias. besos.

      Eliminar
  5. Buenos días Pilar, me uno a ese homenaje. Me iré guardando todas las recetas que vayas publicando de Sor Teresa (Aurelia) porque me encantan los dulces conventuales. Cada vez que bajo a Sevilla no puedo dejar de visitar algún convento, el de Santa Inés o Santa Clara por ejemplo y comprar alguna de las delicias que en ellos se encuentran y sobre todo en éstas fechas próximas a Navidad. Con que la receta de ayer, normalita, no? Pues vete preparando para la del jueves...jajaja, vas a flipar (sobre todo por el nombre). Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te unas a este homenaje y que te gusten este tipo de recetas, a mi también me gustan mucho las recetas de conventos, la mayoría son muy antiguas. jejejeje ya veremos a ver esa receta que nos tienes preparada. un beso guapo y gracias por venir.

      Eliminar
  6. UMMMM QUE PINTA MAS BUENA TIENE ESTA QUESADA.BSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma preciosa, hace mucho que no nos visitábamos, me alegro de que te guste esta quesada, pruébala y veras que sabor mas suave y casero. un beso.

      Eliminar
  7. Muy buena la quesada, puedo decirte que has hecho una quesada lo mas cercano a la tradicional y te ha quedad, estupenda, hay muchas adaptaciones, también aquí en Cantabria, pero esencialmente la quesada, lleva leche que se ha fermentado con cuajo natural, pero hoy en día se utilizan quesos del tipo burgos mas fáciles de adquirir o cuajadas también.

    Un saludo y me es muy grato tu espacio web que procurare seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por venir y quedarte. en efecto, hay muchas variantes de quesada, incluso en cada pueblo de Cantabria la hacen diferente, yo la he probado de muchas maneras y he de decirte que ésta la he hecho así, tal y como me enseño Carmela de su receta, eso si, la suya fue mucho mas rica, sera por la materia prima y por hacerla en el horno de leña. me alegro mucho de que sea lo mas parecida a la típica. un abrazo y bienvenid@s.

      Eliminar
  8. esta es de ,is pendientes desde hace tiempo porque me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya no tienes escusa María, ya ves que es muy fácil y rápida. un beso.

      Eliminar
  9. Si que todas esas recetas de Sor Teresa (o Aurelia) tienen que ser todo un lujo.

    Y efectivamente por la red ves muchas recetas de quesada donde se usa queso o yogur, pero la tradicional es con la leche cuajada, que eso hace que le de otro sabor.
    Yo hago mas o menos esta receta, pero cuajando la leche, nunca lo he sustituido por queso. Me da la sensación que la leche cuajada da mas sabor que el queso fresco
    Así que cuando la repitas, prueba cuajando la leche, que verás como merece la pena ;-)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo primero muchas gracias Cova por tu visita y comentario. tengo que decirte que tienes muchísima razón amiga, lo único es que aquí, en el pueblo donde vivo ya no hay vacas, de echo, ya no hay ninguna cercana y me apena pues ya no voy a poder hacer mis quesos. sin duda, con el queso de burgos no sale igual, pero no dista mucho de su sabor. me alegro de que te gusten este tipo de recetas de convento. un beso preciosa.

      Eliminar
    2. Pero no necesitas que sea con leche recién ordeñada, que eso hoy en día no se puede conseguir :-(
      Te sirve la leche que puedes comprar en el super de la que dura sólo un par de días, no de la Tetra Brik que está uperisada

      Esa es la que yo uso tanto para hacer la Quesada, como para hacer queso

      Un saludo

      Eliminar
    3. pues de esa leche pasteurizada fresca, por aquí si la venden, lo probaremos y ya te cuento. muchas gracias por tu consejo, un abrazo.

      Eliminar
  10. Gracias Pilar por la receta, esta la hago!!!!!!!! con lo que me gusta a mi la quesada y de esta forma nunca la he hecho,,,,,,, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro de que te guste, hazla y luego me dices que te ha parecido. un abrazo.

      Eliminar
  11. Esto es meter las manos en la masa y lo demás tonterías, jeje.

    Vaya pintaza que tiene! Felicidades!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja gracias Raquel. lo que me he acordado de ti al hacer la receta, jejejej tenias que ver el recetario, toda las medidas de harina, "a tenor de lo que pida la masa" y ala, yo a ir midiendo poco a poco para deciros bien las cantidades. un abrazo guapa y gracias por tu visita.

      Eliminar
  12. es que las recetas de las monjas son espectaculares, sobre todo los postres!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu lo has dicho amigo Jesus, creo que son de las recetas mas antiguas de las que se tiene constancia, menos mal a su costumbre de escribir todo para que no se olvide, y gracias a ellas y los monjes, esta y muchísimas recetas no se han perdido (ell@s eran cultos y sabían leer y escribir, gracias a eso se conservan hoy en día) un beso pirata.

      Eliminar
  13. Madre mia que quesada más rica, le das las gracias a la señora Carmela de mi parte, estas caseras de toda la vida las mejores. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa. ojala y otro año que vuelva a Cantabria siga esta mujer viva, para darle un fuerte abrazo, me dejo una huella muy honda y unas recetas divinas.(ademas vendía unos quesos artesanos que no he vuelto a comer tan ricos. un beso preciosa.

      Eliminar
  14. Estupenda quesada, por cierto a mi me encanta…...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Jesús. a mi también. un beso y gracias por tu visita.

      Eliminar
  15. Hola Pilar, la receta es una delicia, como también es una delicia la historia...
    Un beso
    Esmeralda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Esmeralda, de eso se trata, de hacer delicias, como el nombre de mi blog. un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  16. Otra receta mas de coger la libreta y apuntarla....muy buena y como siempre una receta tradicional para chuparse los dedos....por cierto los Papaviejos los puedes publicar sin problemas, faltaría mas, yo la verdad es que no se cuando los voy a hacer, así que adelante, será un gustazo poderlos saborear aunque sea solo con la vista.
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo Miguel, son de esas recetas que no se deben perder en el olvido. los papaviejos estoy pensando en hacerlos pronto, después de los santos, aun así, hazlos tu a tu padre cuando puedas, ya te contaré. un beso y gracias por tu visita. por cierto: ¿conoces los piñoncillos de Santa Elena, típicos de Jaén?

      Eliminar
  17. Madre mia que historia PIlar!!! y que receta tan interesante,yo tengo un recorte de una revista que tiene una receta muy parecida si la hago la pongo y luego comparamos, desde luego leche de vaca fresca no lleva puesto que yo no seria capaz de conseguir...Te quedo estupenda chica me llevo un cachin..gracias por tus comentarios y sugerencias cuando vienes a mi blog,con vosotras se aprende un monton...Besos mil guapi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu simpatía y amistad. Esa receta hazla y luego comparamos, que como he dicho antes, no creo que esta receta sea demasiado antigua, eso si, la historia que lleva es de hace mas de 50 años, pues Sor Teresa falleció en los 80 y según me dijo Carmela, los últimos 20 años, ya no salia del convento. un beso grande y me alegro poder ayudarte en algo.

      Eliminar
  18. Pilar me encanta la historia que nos has contado,se ve que carmela es una mujer maja,la receta tiene que estar muy rica
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary, me alegro de que te guste. un beso preciosa. Sabes? tengo una prima que también vive en Arroyomolinos.

      Eliminar
  19. Una propuesta muy interesante,tiene una pinta muy rica esta quesada, no la he preparado nunca pero ya se de donde voy a sacar la receta de la mejor repostera tradicional que conozco solamente online, se llama Pilar ¿tu la conoces? jajajaj, un besote preciosa y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cariño, me elogias y me agrada mucho, ojala y realmente nos pudiéramos conocer en persona, al menos para darnos un abrazo. hazla, de verdad que te va a gustar su sabor suave. un abrazo para tu mami.

      Eliminar
  20. Desconocía esta receta, ¿cómo es posible?, gracias Pilar por compartirla, será lo próximo que haga en casa. Exquisita. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, quizás sea porque no has estado nunca en Cantabria, ésta, como los sobaos, es muy típica de allí. pruébala y ya me cuentas. un beso Tinerfeña

      Eliminar
  21. hola!!! me alegra que hayas pasado por mi blo y que te haya gustado!!!la zona de mi pueblo es muy bonita si tienes ocasión acercate y en montemeyor han puesto un restaurante en el castillo que está genial!!!
    Una pregunta donde vivo hay leche de vaca fresca ya que hay todavía un lechero pero es obligatorio echarle leche de oveja??? saluditos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti por devolverme la visita. no, no es necesario echar la leche de oveja, ella se la ponía cuando la cuajaba ya que también hacia el queso. si tienes oportunidad, hierve la leche fresca tres veces y déjala templar hasta 37º y le echas cuajo que venden en las farmacias, lo dejas reposar 6 horas, rompe la cuajada con la mano y colándolo tienes el quesito fresco mas rico que puedes comer. por cierto, no tires el suero, te servirá para hacer bizcocho o magdalenas y si eres un poco mañosa, para hacer el requeson para tomar con miel, si no sabes como hacerlo, pregunta sin miedo que te ayudo. en el envase del cuajo te dice cuantas gotas usar por cada litro de leche. un abrazo y si, hace dos años estuve en el castillo y lo han reformado, estaban haciendo un restaurante para bodas y eventos.

      Eliminar
    2. Me encanta el requesón y lo hago algunas veces tengo una entrada subida al blog con la receta y la comemos con miel y nueces saluditos!!!!

      Eliminar
    3. lo que tu tienes publicado realmente es el queso fresco, que si bien lo haces como se debe hacer, no le puedes sal y lo dejas reposar muy poco tiempo, sí, ese mismo queso es el que puedes usar para hacer esta quesada, el requeson se hace hirviendo despacio el suero que has colado, durante diez minutos, veras que empieza a subir como pequeños coágulos de nata a la superficie, eso es el requeson, que después de frío y colado, se suele usar para tomar en las tostadas. Por Sicilia lo llaman riccotta (recocido) y esta riquísimo solo o en cualquier pastel. gracias por tu comentario.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Gracias Eva, me alegro de que te guste, es suave y nada pesada. un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  23. Si la receta es de una monja el éxito esta garantizado, yo tenia una tía monja y tenia unas manos para la cocina increíble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste Trini, y si, creo que la mayoría de las monjas son muy buenas cocineras. gracias por pasar a verla y por tu comentario.
      jejejeje ya ves, le conquiste de miedo con esa receta y cierto, con el postre lo rematé, sobre todo que por ese entonces yo solo tenia 16 años. un beso preciosa.

      Eliminar
  24. Pilar, me encanta, me encanta, me encanta... Así millones de veces te diría!!!! Estás haciendo que Sor Teresa siga viva y sus recetas con ella. Gracias Pilar, mil gracias, sabes lo que valoro estas publicaciones. Espero las siguientes. De ésta, te digo, que de oveja no encontraré fácil la leche, pero de vaca si y la pienso hacer, tiene que ser una delicia. Besinos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegro de que te guste tanto la receta como la historia de esta monja, a mi, según me la contaba su sobrina nieta, estaba apuntándola y se me caían las lagrimas, la pobre obligada a ser monja por motivos familiares y sin saber si realmente ella lo deseaba. ya sabes que me gustan las recetas antiguas. si puedes conseguir la leche fresca de vaca, hazlo como bien dice Cova en el comentario de arriba y si no sabes cuajar la leche, lee la explicación que le doy a maría asunción garrido sanchez, veras como te ayuda. un beso y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  25. Pilar he leído tu comentario y me he ido a ver las tuyas y de nuevo el comentario a Esther…. cierto es que yo le dije lo mismo y las hice dos veces las primeras me resultaron excesivamente grasas y las segundas ya mejor…… ahora queda probar solo con el papel de horno y me gusta la idea…..ella seguro que no se ha enfadado y a mi me parece estupendas la correción……

    Un saludo wapa y lo ideal de un blog es entre las que lo hacen es ayudarnos con consejos y por mi parte siempre serán bien tomados…… Como te quedaron las tuyas tan redonditas?????? a mi un poco así así…...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias María Jesús, en efecto, Esther no se enfadó, para nada, todos los consejos son bien recibidos, sean buenos o malos, que nadie es perfecto en este mundo.
      en efecto, con el papel salen menos grasas.
      me alegro de que te hayan gustado también mis bambas.
      un beso.

      Eliminar
  26. Respuestas
    1. Gracias, me alegro de que te guste. hazla y ya me cuentas, un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  27. Fantástica esta receta y la historia.
    Gracias por compartirla con todos nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de nuevo gracias, me alegro mucho de que te guste tanto la historia como la quesada. besos.

      Eliminar
  28. Voy a probar tu receta, tiene muy buena pinta!
    Por cierto deberías escoger otro color de fondo para tus respuestas,u otro color de letra porque verde claro sobre blanco hace daño a la vista.

    Un saludo!
    borchvm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro de que te animes y la hagas, si te acuerdas, vuelve a contarme si te ha gustado. Siento decirte que he intentado cambiar la letra mas grande y de otro color y bloguer no me deja, lo intentaré otro día. un abrazo

      Eliminar
  29. Lo que daría yo por un pedacito...habrá que prepararla pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues si te animas Ana Maria, te ruego vuelvas a contarme si te ha gustado tanto como a mi. un abrazo

      Eliminar
    2. Pues no se yo hasta donde llega la antiguedad de esta receta de la quesada pasiega, ya que mi abuela paterna, pasiega de pro, muerta hace 60 años, teniendo ella 85, le dejó a mi madre la receta de la quesada pasiega que hacian sus antepasados y la cual conservo.
      Nunca una quesada pasiega, lleva harina. Se hace con miga de pan.
      ¿Cuajada? No. Queso sin prensar? Si.
      Este ingrediente se ha introducido hace pocos años.
      ¿Que cada uno lo hace como le viene en gana? Pues...si.
      Pero...acérquense a la Vega de Pas y pregunten como se hace una quesada.
      Nadie responderá porque es un secreto familiar, pero....pregunten si lleva harina, de seguro que la respuesta será ..NO.

      Eliminar
    3. Hola Mayte, lo primero muchas gracias por visitar mi blog, la verdad es que seguramente antes de comer esta quesada, solo las había probado compradas, así que no te puedo asegurar si lo clásico es que lleve pan, cuajada, queso o harina. Como habrás leído en mas de una ocasión en este blog, las recetas las hago tal y como me las dicen, y si esta señora, sor Teresa, la hacía así y sale muy rica pues yo la hago isa, en ningún momento he dicho que SEA LA ÚNICA Y EXCLUSIVA MANERA DE HACERLA, faltaría más, EN CADA PUEBLO, INCLUSO EN CADA CASA, le pondrán los ingredientes que mas le gusten o puedan conseguir. cada familia hace muy bien en guardar en secreto sus recetas, pero para mí es un verdadero honor que me las quieran donar, como también te agradezco que me digas lo de que en tu familia le ponen miga de pan en vez de harina, cosa que en cuanto pueda probaré, de seguro que así está muy rica también, ya que para MÍ PERSONALMENTE, es uno de los postres mas ricos que he comido en el norte. UN BESITO. MUAKKKKKKKKKKKKK.

      Eliminar
  30. Esta receta si que te la copio, otra mas a la lista.... se me acumula la faena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeeje no se si decirte que me alegro querido Jorge o decirte que lo siento, si yo tuviera que hacer TODAS LAS RECETAS QUE TENGO COPIADAS, tendría que vivir tres vidas. Eso si, te puedo garantizar, que te va a gustar. ya me cuentas y si la publicas, te agradecería me lo dijeras para enlazarte en esta entrada junto a tu foto, igual que hago con quien hace mis recetas. gracias.

      Eliminar
  31. Buceando en internet, he encontrado tu receta. la he hecho igual pero en su versión celiaca: cambiando los 150 gr de harina, por 60gr de maizena y 65gr de harina de arroz. INCREIBLE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por hacerla y venir a contarmelo. Que buena opción el cambio de harinas para ajustarla para celíac@s, me gustaría verla y añadirla aquí en la entrada. Me alegro mucho de que te gustara, es un postre sencillo pero a la vez alucinante. Un abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo.

puedes contactar conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.

Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, "versión web" y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.