lunes, 31 de octubre de 2022

Huesos de Santo de Calabaza y Naranja.

Huesos de santo de calabaza y naranja. 
Otro dulce tradicional para una fecha concreta: el día de los santos y los difuntos.

Otro dulce de sartén riquísimo, ya sabéis que son mí debilidad.
En ésta ocasión van a ser huesos y dedos "de los niños que vienen toda la tarde a llamar al timbre con el truco o trato".
Al que llama le digo: yo no tengo chucherías, ni caramelos. 
Si quieres, te doy un hueso o un dedo de otros niños que vinieron antes que tú a pedir. 

Yo me los cómo con azúcar, jajaja. 

Algunos echan a correr como si hubieran visto una verdadera bruja.......
En fin. 
Que os dejo una misma receta con diferentes formas: huesos de santo, dedos de niños y rosquillas.

Para unas 50 piezas:
-2 huevos tamaño L.
-150g de calabaza asada en el microondas.
-150g de azúcar (yo siempre pongo la mitad)
-pizca de sal.
-ralladura y zumo de una naranja mediana.
-600g de harina todo uso (la que pida la masa)
-2 sobres dobles de gaseosas (equivale a uno de gasificante Royal).

Primero asar en el microondas la calabaza en trozos y tapada durante 8 minutos a temperatura media. He usado calabaza naranja, la que llaman de Castilla.

Se deja templar.

Pesar la harina y tamizar junto con los sobres de gaseosas. 
Reservar.

Se baten los huevos con el azúcar hasta que esté espumoso. 

Añadir la calabaza triturada, el zumo y la ralladura de naranja y la pizca de sal.
Mezclar bien.

Ir añadiendo la harina en tres tandas para que se integre bien.

Es una masa blanda pero no pegajosa.

Tapar con un paño limpio mientras se calienta el aceite.

Mí costumbre ya la sabéis porque es lo que suelo hacer cuando preparo dulces de satén: 
poner a fuego medioalto una cazuela honda con 1 litro de aceite suave y meter una piel de naranja. 
Cuando ésta comienza a tostarse, baja la intensidad del fuego un poco y comienza a freír. 
En mi vitrocerámica primero al 8 y luego al 6.
Ir cogiendo pequeñas porciones de masa y estirar en forma de churro.

Para los huesos de santo, darle un corte a cada punta como se ve en la foto.

Para los dedos se estiran un poco más y se fríen así.

Para las rosquillas, unir las puntas para formar la rosca.

Una vez dorados, se dejan escurrir sobre papel de cocina y pasar por azúcar.

Buenos, fáciles, rápidos y deliciosos.
¿Quieres? Se conservan muy bien metidos en una bolsa por varios días.

Hay para todos.


jueves, 8 de septiembre de 2022

Tarta de queso Sin Azúcar

Tarta de queso sin azúcar.
Hola. Hoy 8 de septiembre vamos a celebrar el día de Extremadura y de Asturias con una rica tarta de queso.

La receta de hoy es Apta para diabéticos y Celíacos. 
Ingredientes:
-500g de queso light, en ésta ocasión queso fresco batido (pero puede ser queso crema ó yogur tipo griego, ambos sin gluten)
-3 huevos L (ó 4 tamaño M)
-1 sobre para hacer pudín o flan de vainilla (no tiene gluten)*ésta idea es de la MacuMani, que me lo dijo hace tropecientos años y desde entonces, ya no concibo una tarta de queso sin su toque de vainilla 💪🏻
-200ml de nata ligera para cocinar.
-100ml leche descremada.
-2 cucharadas de stevia en polvo bien colmadas (ó Xilitol, Tagatosa, etc. Cualquier edulcorante que sea apto para cocinar)
*Si no sois diabéticos, cambiarlo por 60/80g de azúcar. -Ahora que si sois muy muy golosos, ponerle a vuestro gusto. Yo personalmente prefiero que sepa a queso, no demasiado dulce, y ya sí eso le ponemos la mermelada a nuestro gusto.

Como hacer:
Se comienza dejando los ingredientes a temperatura ambiente durante una hora antes de preparar, para que no estén fríos. 
Mezclar con una varilla manual los huevos con el edulcorante, la nata y el queso. 
Hacerlo suavemente para no crear muchas burbujas, por eso no recomiendo usar batidor eléctrico.
Diluir el sobre de pudín en la leche y agregarlo a la masa anterior. 
Remover para mezclar.
Humedecer levemente un papel de horno, para que sea mucho más fácil colocarlo con el mínimo de arrugas en el molde.
*Éstas medidas son: para un molde redondo de unos 20cm∅ para que salga alta, pero el mío se me ha roto, así que he usado uno mucho más grande, por eso ha quedado más baja la tarta.

Echar la masa en el molde y darle un par de golpecitos sobre la encimera para quitar las posibles burbujas que se hayan hecho al mezclar.
Horno previamente caliente a 170/180° calor arriba y abajo "SIN VENTILADOR".
Ponerla en la 2ª altura del horno (empezando por abajo) para que se haga lentamente y no se queme la base durante 50-60 minutos. Todo depende de vuestro horno y la potencia que tenga. Si veis que a los 40 minutos se está dorando mucho por encima, cambiar el horno a calor sólo abajo o ponerle por encima un poco de papel de aluminio para que no se queme.

No abrir el horno mientras se está cociendo, ya que sube mientras se hace.

Tiene que quedar un poco blanda por el centro, no cuajada del todo o saldrá dura.

Una vez terminado el tiempo de horno, apagarlo y dejar la tarta dentro, con la puerta entreabierta hasta que se enfríe por lo menos 2 horas.
Luego sacar y poner en el frigorífico por lo menos otras 3-4 horas antes de desmoldar.

Para degustarla bien, es recomendable que esté 10-15 minutos a temperatura ambiente, ya que la tarta de queso no se come recién sacada del frigorífico.
Puedes comerla así sola, con mermelada sin azúcar, con fruta fresca, con chocolate, con lo que más te guste.
Buen provecho y feliz día para todos los Extremeños y Astures que también vivan lejos de su tierra. 
Edito: regando las plantas, he cogido algunas fresas, así que ésta porción me la voy a comer con "Premio" 😂😂

martes, 19 de julio de 2022

Pastissets de cabello de ángel.


Pastissets o empanadas de cabello de ángel. 
También llamadas "Tortas de Alma", ya que el cabello de ángel se llama así en muchos sitios.



Salen aproximadamente unas 12/16 depende del tamaño que elijas.

Es como un tipo galleta rellena, muy típico de las fiestas familiares en muchos pueblos de España: sobretodo en Aragón, Comunidad Valenciana y Cataluña. 

También los he encontrado en Andalucía y Extremadura. 

Ideales para Navidad, Semana Santa, Un cumpleaños, o una reunión familiar donde una merienda casera es una fiesta, cualquier momento es ideal para degustar ésta riquísima delicia.

La receta que hoy os comparto, me la dio una amiga Valenciana, Toñi, que así lo hacía su abuela, que curiosamente se llamaba Pilar ¿será cosa del nombre? JAJAJAJAAJA-

Ingredientes para la masa:

-1 huevo mediano o una yema si el huevo es grande*

-1 vaso pequeño de aceite. Unos 160ml 

-1/2 vaso anís seco (Cazalla) y 1/2 vaso vino moscatel (usamos el mismo vaso para tomar las medidas) 

-Harina de repostería aproximadamente 450g tamizada (lo que pida la masa hasta llegar a una pasta manejable y que no se pegue en la mesa)

-una pizca de sal.

Para rellenar las empanadillas 

-200/250g de cabello de ángel (dulce de calabaza) éste que yo estoy poniendo es casero, también un regalo de una amiga: María, que tiene las cidras sembradas en una finca y lo hace muy rico (no muy dulce, porque usa sólo 1/4 del peso de la calabaza de azúcar) ya que el comprado me resulta demasiado empalagoso y María lo hace con un toque de canela que me encanta Suele hacerlo todos los inviernos y siempre me regala un par de tarritos para que lo pruebe. GRACIASSSS

-Azúcar para pasar una vez horneadas, al gusto.

---Yo prefiero mezclar una cucharada de harina común con el azúcar y lo paso por ahí, así cogen muy poco azúcar, es un truco que hacía MÍ MADRE en las rosquillas y empanadas y en recuerdo a ella, lo sigo haciendo. 

*Si eres vegan@ puedes perfectamente eliminar el huevo de la masa, le pones un poco de bebida vegetal y degustar éste delicioso postre.

Comenzamos:

En un bol, mezcla bien todos los ingredientes líquidos de la masa con un tenedor e ir añadiendo harina de repostería, poco a poco, hasta conseguir masa de empanadas, que no se pegue a la mesa pero que no quede dura. Con unos minutos de reposo para que absorba bien la humedad es suficiente.

Si la notáis muy blanda, coger una pequeña bola e intentar estirar con el rodillo, si se desmorona o se pega en la mesa, aconsejo poner una o dos cucharadas más de harina y a ver si con el reposo liga mejor. 

Es preferible no poner más hasta luego probar para que no quede dura la masa.

---"Ojo" mezclar bien pero sin amasar, solo hasta que se integren los ingredientes, así no quedará dura, ocurre igual que en las galletas, cuanto más se soba la masa, mas liga coge y cuando se hornean queda dura en vez de suave.

Reposo de 30' tapada en la nevera, incluso más tiempo sí tienes tiempo, ya que se relaja la masa y es más fácil estirarlo.

Coger bolas tamaño albóndigas o pelotas de pimpón, las dejamos en una bandeja con papel de horno.

Cuando se tienen todas las bolitas, estirar con el rodillo hasta un grosor de unos 4/5mm. 

Se suele hacer entre dos papeles de horno, así es más fácil para estirar sin riesgo que se pegue y una vez rellenas trasladar a la bandeja, ya que si no será muy difícil cogerlas de la mesa sin romperse. 

Vamos a rellenar con una cucharada de cabello de ángel, no mucho, cerrando bien cada una con los dedos, o con la parte de atrás de una cuchara, para que selle el cierre.

Se pueden hacer también con forma redonda, con corta galleta y poner otra encima de tapa y apretar bien el borde.

Todas colocadas en la bandeja que no se toquen.

Horno caliente al centro del horno, calor arriba y abajo a 200° entre 9-12 minutos, hasta que empiecen a dorarse, sin ventilador para que no se resequen. 

---Hay quienes las ponen a 170° durante 15' o más "yo lo he probado pero para mí gusto" queda la masa más dura y seca, ésto es al gusto.






Cuando se vean que están un poco doradas, sacar del horno y con mucho cuidado, porque el relleno está muy caliente y es fácil que alguna se haya abierto un poco y os podéis quemar. 

Mejor ayudarse de una paleta si las vais a manejar, para no quemarse. 

---Recomiendo tener al menos dos bandejas de horno para ir alternando y no poner las empanadillas en la bandeja caliente para la siguiente hornada.

En templadas y con cuidado, pasamos por azúcar, o espolvorear con azúcar glas, ya al gusto, dejar enfriar totalmente antes de comerlas.

Aguantan muy bien varios días, incluso un mes, guardadas con un poco de papel de seda. 

Se conservan muy bien en una lata en la despensa.

Probarlas. De verdad que es un manjar.

En cuanto pueda, os ordenó las fotos, que desde el teléfono no me apaño.

Gracias por seguir por aquí y comentar.

Os recuerdo que podéis seguir viendo recetas y trucos en mi Instagram.

https://www.instagram.com/lacerveruca/


Solo deciros que las probéis, están riquísimas y siempre apetecen dulces tradicionales hechos con cariño, en cualquier ocasión. También recomiendo que impliqueis a los niños en la cocina, éste tipo de receta son ideales para hacer con ellos.

Seguiremos con las recetas tradicionales para que no se pierdan.

Un abrazo.







miércoles, 23 de febrero de 2022

Tiramisú a mi manera y 10° aniversario del blog





Tiramisú a mi manera.

Estamos de celebración, el día 24 de febrero de 2012 comenzó su andadura éste blog. 




Ya tenía una página de Facebook, que podéis visitar entrando desde el logo del lateral del blog en la versión Web.

Tantas veces me pedían familiares y amigos las recetas que enseñaba, más detalladas a ser posible con fotos, que decidí abrir el blog público, también para ordenar un poco mí recetario y a la vez mostrar fotografías del proceso.


Sigo defendiendo las recetas tradicionales, las que nos enseñaron nuestras madres, tías o abuelas; pero también hay lugar en éste mí recetario personal a recetas más modernas, porque "quienes nos gustan los dulces y postres", también nos gusta probar lo moderno.


Desde hace muchos años, cuando comencé a trabajar en cocina, pastelería, etc...a trabajar con alimentos para el público y en colegios para los niños en el comedor, tenía que sacar el carnet de manipulador de alimentos, 

desde entonces, me empezó a “dar reparo el uso de huevo crudo en mi cocina”, un poco por miedo a la temida "salmonelosis" y otra parte por la seguridad de que si el postre está más tiempo fuera del frío, no exista ningún riesgo para la salud de quienes lo consuman.


Conocí el huevo pasteurizado líquido (La famosa Huevina, tan usado para hacer tortillas) igualmente la clara pasteurizada (de venta en la zona fresca de supermercados), incluso el huevo en polvo. 


No son mis preferidos, pero en cocina y obradores es "lo que se tendría que usar SIEMPRE" para garantizar que esté totalmente libre de bacterias. 


Desde luego que en algunos sitios los usan (es obligatorio por sanidad) en otros sigo viendo en cocina los cartones de huevos almacenados en pilas, a temperatura ambiente y no necesariamente lejos de la mesa de trabajo;


Igualmente en muchos obradores de pastelería, gran error, pero siguen usando los huevos crudos para muchas cosas. 

En fin, menos mal que "la mayoría" cumplen con la obligación de sanidad y sólo se usa huevo pasteurizado.


Por eso éste Tiramisú "es especial" ya que no lleva huevo crudo entre sus ingredientes.


Y me ha parecido la "receta perfecta" para celebrar los 10 años del blog.


TIRAMISÚ A MI MANERA.

Hice varias pruebas porque adoro éste postre, quería encontrar lo más parecido al tradicional Italiano. 


La primera prueba fue con las claras pasteurizadas, que se encuentran fácilmente en la nevera de los supermercados; 

queda muy bien por supuesto, pero tampoco es cuestión de comprar un bote de claras y tenerlo en la nevera por si acaso, ya que tiene una caducidad corta;

 tampoco lo vamos a usar entero ya que equivale a 10 claras y para éste postre sólo se usa dos, no está la vida para derrochar ¿no?.


Así que he intentado buscar otras opciones:

He probado en casa con el huevo, pero no crudo; con el merengue suizo (que ya esteriliza la clara con el calor) pero me resultaba muy dulce, restando sabor al queso mascarpone, el principal ingrediente del Tiramisú.


También con las dos yemas de las claras (que he usado para la prueba del merengue suizo) hice una crema de yema como la que se usa para hacer el ponche segoviano, ya que es prácticamente yema cocida con azúcar (por el mismo motivo lo descarté) demasiado dulzor.


Aquí la solución que he adaptado:

En su lugar, para conseguir la misma textura que aporta la yema, uso natillas de vainilla comprada *ya que no son muy dulces y cómo se usa muy poca, tampoco merece la pena ponerse a hacer unas natillas caseras (a no ser que también os apetezca hacer otro postre para vosotros).


Y para la textura de la clara montada, uso nata montada sin endulzar, ya que el dulzor necesario se lo aporta las natillas.


El resto de ingredientes son los del clásico Tiramisú.


He probado con diferentes tipos de bizcochos: tipo plancha y cortado, los deliciosos bizcochos de soletilla, galletas, etc... (la verdad es que todos me gustaron) pero mí preferidos son los bizcochos tradicionales savoiardi duros, los que se usan en Italia, ya que absorben el café justo sin quedar demasiado blandos


INGREDIENTES PARA 8 RACIONES:

Lo podéis hacer en un molde cuadrado o rectangular.

-una tarrina de 250g de queso mascarpone.

-100g de natillas de vainilla.

-250g de nata montada sin azúcar.

-14/20 Bizcochos duros tipo Savoiardi, o tantos como se necesitan para hacer dos capas en el molde que elijas.

-una vaso mediano de café hecho (en ésta ocasión he usado descafeinado de máquina)

-1 cucharadita pequeña de azúcar para el café *podéis no ponerlo y dejarlo fuerte, yo lo prefiero un poco más suave.

-50ml de vino dulce marsala (Si no lo encontráis usar vino Oporto o moscatel) *si el postre lo van a comer niños, no se lo pongáis por el alcohol.

-70g de chocolate negro rallado para decorar.

-una cucharadita pequeña de pasta de vainilla.




CÓMO HACER:

En primer lugar vamos a montar la nata fría, que reservamos en el frigorífico.

Hacemos también el café descafeinado, añadir una cucharadita de azúcar y el vino marsala, para que enfríe antes de usarlo.


Preparamos la fuente donde vamos a montar el Tiramisú:

Como lo clásico es comerlo directamente de la fuente, la vamos a barnizar con una servilleta de papel y un poco de aceite de girasol para evitar que se pegue mucho en él nuestro postre.


---Es el postre de la amistad. Lo tradicional es comérselo directamente desde el molde a cucharadas, aunque también se puede cortar y servir en platillo, el caso es compartir con tus seres queridos.


Comenzamos con el montaje:

1-En un bol grande vamos a poner el mascarpone y lo removemos un poco con la varilla para que esté suave.

2-Añadir los 100g de natillas y 200g de la nata montada (el resto lo guardamos en una manga pastelera en la nevera, para luego la decoración). Echar la cucharadita de vainilla y mezclar bien con la varilla. Reservamos.



3-Poner en un plato hondo el café endulzado y mezclado con el vino, así será más fácil untar uno a uno los bizcochos.

****El truco está en mojar sólo la parte tierna del bizcocho "sólo por una cara" para evitar que se ablanden en exceso.

Éste tipo de bizcochos tiene una cara tierna y otra azucarada que se diferencian muy bien.


4-Los vamos colocando con la parte húmeda con café hacia arriba, hasta cubrir todo el fondo del molde elegido.


5-Ahora cubrir con una capa de queso, no es necesario que quede totalmente cubierto, aproximadamente poner la mitad de la mezcla que tenemos.

6-Poner encima otra capa de bizcochos mojados en el café.

7-Cubrir totalmente con el resto de crema de queso bien entendida.






8-Rallar encima el chocolate negro y decorar con unos rosetones de nata montada.

*Es un postre que tiene que reposar unas horas para que se asienten los ingredientes. Por lo menos 6 horas en frío antes de consumir.


De un día para otro “sería lo ideal” Cuanto más tiempo repose, más rico está.

Al no tener huevos crudos, incluso tres días después está buenísimo.

-----A mi marido y a mí nos gusta tanto, que cogemos una cuchara cada uno y elegimos una cara por donde empezar y a cucharadas nos lo vamos comiendo jajaja jajajajaja.

Es difícil parar de lo rico que está.

Pero como éste es para celebrar con todos vosotros los 10 años del blog, vamos a coger en porciones para que lo probéis junto con nosotros.


OS APETECE??

Gracias.

Gracias de corazón por seguir aquí “los que lo estáis desde el principio” y los que aparecéis nuevos.


Gracias por leerme cada día tantas personas de todo el mundo.






Gracias por seguir haciendo mis recetas; por preocuparos por mí y escribirme para saber si todo está bien cuando veis que llevo tiempo sin publicar.


Gracias por los más de 1.300.000 visitas que tiene ya éste blog “y eso que publico tan poco”.


Gracias a todos los que me seguís ahora también por Instagram @lacerveruca.


GRACIAS AMIG@S, FAMILIA














martes, 11 de mayo de 2021

Tarta para Bebés. "Sin azúcar, sin yogur y sin mantequilla".

Tarta para bebés de un año, sin azúcar añadido.



Éste tipo de tartas está especialmente pensada para que el niño o niña de un año, pueda perfectamente meter la mano y probarla sin riesgos de que coman cuanto quiera.
**Siempre que ya les hayáis introducido en su dieta: los huevos y lácteos, gluten, dátiles y frutas.

Qué difícil es encontrar una tarta totalmente apta para celebrar el primer cumpleaños de un niñ@








Con ingredientes naturales para la dieta de un bebé de un año, donde aún no es recomendable el azúcar ni la miel.

A éstas alturas ya me conocéis, sabéis que intento siempre elaborar alimentos que todos "incluso un bebé de un año" pueda tomar.

Adaptando a su dieta o intolerancia, porque este tipo de tarta, está pensada especialmente para tod@s aquell@s niñ@s que no pueden tomar algunos alimentos. 
Ya sabéis que los niñ@s son los que peor llevan el no poder comer algunos alimentos, por ello, en este blog encontraréis varias recetas ideales para ell@s.

Podemos encontrar diabetes, alergias o intolerancias y sobretodo cuando ven que l@s demás niñ@s celebran sus cumpleaños con todo tipo de dulces.

He visto por muchos blogs tartas increíbles para celebrar el primer cumpleaños de un niñ@, 
con una decoración preciosa y multicolores que llaman la atención.

Qué maravillas hacéis, de verdad que eso es arte hecho con azúcar. 

Pero no, un bebé de un año no puede comer ni fondant, ni colorantes, ni químicos.

Por eso mismo os traigo una tarta sencilla, con una decoración normal, pero que se puede comer el/la cumpleañer@ con la seguridad de que no tiene nada raro.

Encima si hay más pequeños en la fiesta, todos pueden comer de la misma. Está realmente rica sin azúcar.

ADEMÁS......¿Quién no ha disfrutado viendo cómo nuestros hijos metían la mano o el pie en su primera tarta? 
¿Cómo les gustaba abrir sus primeros regalos?, todos tenemos fotos de éste momento.

¡¡¡¡¡Claro que con esta edad, hacían más caso al papel de regalo que al vestidito o juguete que se le regalaba, jajaja.

Comenzamos:
He realizado varias pruebas con varias recetas y proporción de ingredientes, hasta encontrar la textura y sabor que buscaba: tierna, jugosa, sabrosa y que se puede hacer con antelación sin el riesgo de que se endurezca. Que se pueda cubrir con una cremita que también esté muy rica.
Aquí la prueba definitiva, realizo un bizcocho para casa y si cumple mis expectativas, será el que usaré para elaborar la tarta:





Espero que la probéis incluso vosotros, el resto de invitados. Os va a gustar.

He elegido un bizcocho suave y esponjoso, para no tener que emborrachar con ningún tipo de almíbar, por este motivo, le he incorporado manzana, que le da un extra de jugosidad. 
Lo he rellenado con una crema de queso y nata muy suave y nada empalagosa.  

Las letras y demás adornos son lo único que el bebé no puede comer, es chocolate de cobertura con unos adornos de azúcar de colores. 
Por supuesto que si os apetece, podéis decorar con muñecos que luego serán para el/la cumpleañer@

Pero no os preocupéis, siempre hay "Voluntarios" entre primos o hermanos para meterle el diente, jajaja.

En ésta ocasión, donde se juntarían muchos invitados, hice otra tarta para los mayores de la fiesta, siguiendo la temática y la decoración del cumpleaños, que en otra ocasión os pongo la receta.

Ingredientes para el bizcocho:

-3 huevos medianos

-350g de harina de repostería (que puede ser mezclada con harinas integral, arroz y maicena, a partes iguales).

-1 cucharadita de levadura tipo royal

-la ralladura de una naranja ecológica

-el zumo de media naranja

-100ml de aceite suave de oliva

-100g de dátiles naturales

-200ml de agua tibia para hidratar los dátiles y batir con ellos.

-100g de manzana rallada sin piel.

Decoración y relleno:

-300g de crema de queso mascarpone.

-200ml nata para montar.

-zumo de la otra ½ naranja-

-2 cucharadas de la crema de dátil que hemos hecho anterior.

La elaboración es muy sencilla.

Usaremos harina que ya hayamos introducido en la dieta del bebé; fruta, huevos y lácteos que también ya la hemos introducido en su alimentación; como edulcorante, un bebé no debería de comer azúcar, así que usaremos el dulce natural del dátil.

Primero eliminamos los huesos de los dátiles antes de pesarlos, buscar siempre dátiles naturales en rama sin endulzar, mucho ojo porque hay algunos que llevan glucosa añadida.

Partir en dos y poner en un recipiente junto con el agua para hidratar durante 1 hora.

Después los vamos a pasar con la batidora para conseguir una pasta densa, que usaremos para endulzar nuestra tarta y la crema de queso con la que se adornará. Probarla, seguro que os la comeríais a cucharadas, jejejejee.

Limpiar muy bien la naranja antes de rallar la piel.

Hacer el zumo de la misma que usaremos mas tarde.

Por un lado batir los huevos con el aceite, añadir la mitad del zumo de naranja obtenido, mezclar.

Tamizar las harinas con la levadura; añadir la ralladura de naranja y mezclar con los ingredientes húmedos, en tres veces, removiendo bien para que se integren todos los ingredientes. 

Añadir la pasta obtenida de dátil "reservando dos cucharadas que usaremos para el relleno de queso".

Remover bien para integrar todos los ingredientes. Añadir la manzana rallada en el mismo momento y mezclar.

Pasamos una servilleta de papel con un poco de aceite por el molde que vamos a usar y poner papel de horno en la base y alrededor para que no se pegue.

Yo he usado un molde alto de 16cm.

30/35 minutos de horno a 170ª sin aire, en la parte central del horno. 

Pinchar para comprobar que está bien cocido.

Poner boca abajo sobre rejilla hasta que se enfríe. Quitar el papel de alrededor y cortar a vuestro gusto.

Se puede cortar por la mitad o en tres partes, según os guste rellenar. Yo hice tres capas.

Para hacer la crema no hay más que batir el queso con la pasta de datil por un lado, se puede hacer con un tenedor, no es necesario batidora electrica.

por otro lado, montar la nata y una vez con una buena textura, se mezcla con la misma varilla y la crema conseguida de queso, hasta que esté bien unido.

Rellenar nuestra tarta y decorar al gusto.

Yo la llevé con la crema y los adornos de chocolate se colocaron en el ultimo momento.




Gracias por seguir aquí aunque no publique muy a menudo.

Espero que la hagáis y vengáis a contarme cuanto os ha gustado.

Miles de besos.