viernes, 30 de noviembre de 2012

La manteca, ingrediente típico en navidad.


La manteca, ingrediente típico en navidad.
De todos es bien sabido el uso de este ingrediente en los dulces típicos de navidad, bien para hacer polvorones, mantecados, perrunillas, roscos, tortas y un largo etcétera.
Lo que muchos desconocen es de donde sale este ingrediente.
Pues bien, antes de que nos invadan por todos los blogs, infinidad de dulces recetas, típicas de estas fechas, hoy os enseño como se hacia y por que.
Bien es sabido, que a finales de noviembre y principios de diciembre, se realiza la matanza del cerdo en muchos hogares, no solo por previsión de alimento para el duro invierno, si no porque cuando llega el frío, es la mejor época para el curado de dichos manjares.
En la antigüedad ya se realizaban y como todos sabéis, del cerdo se aprovecha prácticamente todo.
Pues bien, lo que hoy os pongo es exactamente uno de esos aprovechamientos, la grasa o sebo del cerdo, que se derretía para su conservación, bien para los guisos o para hacer los dulces típicos y su forma de obtenerla.
Hoy en día, es muy fácil comprarla en cualquier establecimiento, pero yo me he propuesto enseñaros desde cero a obtenerla, más que nada, para que no se pierda esta receta en el olvido.
Necesitamos el sebo del cerdo, también llamado manteca en rama.
Si no tenéis la posibilidad de acercaros a un matadero, pedirle a vuestro carnicero de confianza que os la consiga.

Lo primero que hacemos es limpiar bien de telillas o pieles, es bastante fácil con ayuda de un buen cuchillo (si no se la podéis eliminar toda, no pasa nada, luego se quita al trocearla)

Metemos en agua fría y la dejamos al menos dos horas.

Lavamos enérgicamente para eliminar cualquier resto.

Escurrimos bien y secamos con un paño limpio.

La partimos en trocitos pequeños (si veis telas, eliminarlas pero sin obsesionaros, no pasa nada que queden trocitos)

Ponemos en una cazuela grande al fuego bajo (yo lo pongo en el 4).

Vamos removiendo de vez en cuando durante 10 minutos.

Ahora veréis que se empieza a derretir poco a poco, sin dejar de remover de vez en cuando, subimos el fuego al medio de calor (en mi vitroceramica que es hasta el 9, lo pongo en el 6)

Ya vemos que hay casi mas aceite que trozos, entonces volvemos a poner el fuego bajo para evitar que se nos queme durante 10 minutos.

Vemos ya muy pocos trozos de grasa, vamos chafando un poco con ayuda de una espumadera y ya casi está.


Cuando los chicharrones empiecen a dorarse, apagamos el fuego y los colamos.


Estos se reservan en un taper para su uso en el futuro, y con el aceite resultante, colamos bien y lo dejamos en un bol de cristal media hora.



Volvemos a colar, en esta ocasión con un colador de tela por si se han quedado restos y nos salga una manteca muy limpia y dejamos hasta que se enfríe.

Pasadas mas de dos horas, ya tenemos nuestra querida manteca, guardar bien tapada en el frigorífico hasta que la necesitéis. Yo también la congelo y se conserva muy bien.

Bueno amig@s, ya sabéis de donde sale y como obtenerla.
Ahora toca empezar a hacer, esos dulces típicos de la navidad.

Ahora, os voy a enseñar algo, que estoy totalmente segura que jamás habéis visto por ningún blog, jejejejeje la cacharrería que luego hay que fregar.

Jajajajajaja, después de este punto de humor, solo os digo, SER BUENOSSSSSSSSSS.
Un beso.



miércoles, 28 de noviembre de 2012

Bizcocho de la salud y la fortuna


Bizcocho de la salud y la fortuna


La pasada semana, mi hermana me dio un tarrito con una masa dentro y unas instrucciones para seguir.
Dice que siguiendo todas las instrucciones para realizarlo, me traerá suerte y salud.
Pues bien, como en estos tiempos que estamos pasando, no esta de más tener algo de suerte, me he decidido en compartirlo con vosotros.





Antes de nada, deciros que es uno de los mejores bizcochos que he comido, suave, esponjoso, en fin, una delicia.




Conocía desde hace mucho este tipo de bizcocho, también llamado el de las Monjas Clarisas, como el del Padre Pío ó como el de las Carmelitas Descalzas, pero ya se me había olvidado lo riquísimo que está.



El tarrito venia acompañado de unas instrucciones que tengo que seguir antes de elaborarlo.
Si bien la primera masa te la tienen que regalar, también lo podéis preparar vosotros desde el principio, para regalárselo a vuestros familiares o amigos (al final de la receta os explico como hacerlo).
Se requieren 10 días para hacerlo, no se pueden usar batidora ni frigorífico.
La masa que te regalan, déjala en un lugar fresco pero fuera del frigorífico hasta su uso. 

Si veis que por cualquier motivo no la podéis usar en esos días, mejor congelarla para empezar el día que mejor podáis, siempre dejándola descongelar 2 horas antes:
Tienes que empezar a elaborarla un jueves (a ser posible la masa que te han regalado ya está echa y tiene varios dia para descansar antes de empezar), independientemente del día que te la regalen, para así hornear el bizcocho pasados 10 días, o sea, el siguiente sábado de la próxima semana, (buena idea, ya que los días de diario no se tiene el mismo tiempo en la cocina)



Empezamos el jueves, y a partir de aquí, procura que sea todos los días a la misma hora, deja el recipiente donde lo estas preparando en un lugar tranquilo, fuera de la nevera.
-Día 1 jueves: se vierte el contenido del tarrito en un bol grande o un gran tarro de cristal, le añades un vaso (de tamaño agua) de azúcar y uno de harina (no se mezcla, se deja así tapado con un paño limpio.
-Día 2 viernes: Se mezcla todo con una cuchara.
-Día 3 sábado: No se toca
-Día 4 domingo: No se toca
-Día 5 lunes: Añadimos un vaso de azúcar, otro de leche y otro de harina y se deja tal cual, sin mezclar.
-Día 6 martes: Se mezcla con una cuchara.
-Día 7 miércoles: No se toca
-Día 8 jueves: No se toca
-Día 9 viernes: No se toca
-Día 10 sábado: Se apartan 3 tarros de tamaño de un vaso, que se le entregarán a las tres personas a las que le deseas salud y suerte, acompañado de las mismas instrucciones que tienen que seguir para elaborarlo.
*Una observación personal: cuidado al abrir el bote que te han regalado, puede haber cogido presión de la fermentación y al abrirlo saltar la masa por todos lados, mejor abrir suavemente encima del bol donde lo vas a preparar. Esto puede ocurrir pues al ser una masa viva, ha hecho vacío en el tarro.



Si queréis ver el paso a paso de este proceso, os remito a este blog, donde están unas muy buenas fotos de cómo hacerlo y un montón de presentaciones diferentes: http://kanelaylimon.blogspot.com.es/2012/05/bizcocho-del-padre-pio.html

-Con lo que te queda a ti, se pone en un bol grande y se añade:
- 2 vasos de harina
- 1 de aceite de girasol
- 1 de nueces, almendras, avellanas, lo que más te guste limpio, sin piel. (Yo me he atrevido y le he puesto almendra molida)
- 1 vaso de azúcar
- 1 vaso de leche, puede ser desnatada (yo le he puesto en su caso, zumo de naranja)
- 1 sobre de levadura tipo royal
- 2 huevos
- una manzana troceada (yo la he puesto rallada con piel)
- 180 gr. de pasas (en ese momento no tenia, así que lo he cambiado por perlas de chocolate)
- una pizca de sal
- 1 cucharadita de canela y de esencia de vainilla, (yo, en esta ocasión, lo he cambiado por la ralladura de la naranja)

Como hacer:
Precalentar el horno a 190º arriba y abajo.
Primero se añade a la masa madre, el azúcar y el aceite

Sin moverlo, añadir el fruto seco, en mi caso, la almendra recién molida.

Rallamos la manzana limpia y la cáscara de las dos naranjas y se lo echamos encima (lo suyo seria poner la manzana en trocitos y aquí añadir la esencia, pero yo he elegido esta otra forma)


Ahora la leche (en mi caso zumo) la canela y los huevos.


Mezclo todo y añadir la harina y la sal.

Removemos y añadir las pasas (yo, las pepitas de chocolate)

Lo mezclamos bien y ponemos en el molde que hayáis elegido enmantequillado y espolvoreado con harina.

Se mete en el horno y se baja a 180º C durante 40 – 45 minutos, todo depende de vuestro horno, en el centro del horno, hasta que veamos que pinchándolo con un palito, este sale limpio.

Como veis, podéis modificar algunos ingredientes a vuestro gusto, siempre siguiendo las cantidades.
Dejamos templar, Desmoldamos y dejamos enfriar.

Poner en bandeja de servir.

Os aseguro que después de oler este bizcocho, me ha costado todo un triunfo hacer que esperasen a que al menos estuviera templado para sacar las fotos y servirlo.

Y para los que queréis hacerlo desde el principio para regalarlo vosotr@s o simplemente porque os apetece probarlo, empezáis un miércoles a hacer la masa madre de la siguiente manera:
*Masa inicio:
1 vaso de harina + 1 vaso de leche + 1/2 Vaso de azúcar + 1/2 sobre de levadura (en muchos sitios leo que ponen levadura química, no es esa, hay que usar levadura de pan deshidratada, como un sobre contiene 6gramos, poner la mitad)
Elaboración:
Se junta todo en un bol grande
Se remueve con una cuchara de madera y se deja un día en un lugar fresco fuera de la nevera, tapado con un paño limpio.
Veréis que crece y le salen burbujas, eso es señal de que todo va bien, aunque pasadas unas horas, vuelve a su tamaño, incluso se separa una parte por encima como si tuviese agua, no pasa nada, todo es normal. Lo único es que tiene que tener un suave olor como a campo, si huele mal, como a podrido, es posible que haya estado expuesto a una fuente cercana de calor, mejor desecharlo y empezar de nuevo, poniéndolo esta vez en un lugar mas fresco.
Al día siguiente, empezamos con el ritual de los 10 días para tener buena suerte, después podéis regalarlo o usar vosotros una parte y lo demás congelarlo.
Os aseguro que se tarda 10 días en hacer, pero en mi casa solo hizo falta 10 minutos para que desapareciese, jejeje incluso templado.

A ver si os animáis, que desde aquí os deseo a tod@s, salud, suerte y fortuna, con todo el cariño de mi corazón. Un beso.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Pastel rápido de manzana asada y premios.


Pastel rápido de manzana asada y premios.
Hay veces, que bien por un imprevisto o porque no tienes mucho tiempo, tenemos que preparar un pastel a toda prisa.
En este caso, llamaron unos antiguos vecinos que venían a tomar café y se me ocurrió preparar algo  para tomar en menos de media hora ya que, cosa curiosa en mi casa, ese día no tenia nada preparado, ni bizcocho ni ninguna galleta.
Como siempre tengo por la nevera o la despensa algún dulce, me he decidido por hacer un pastel con manzana asada que venden en el Mercadona y una pasta brisa grande que venden en el lid’l.
La verdad es que no quedo muy bonito, pues la cubierta se abrió, pero el sabor fue todo un éxito, os lo enseño para que veáis que no siempre salen las preparaciones perfectas, que no somos dioses en la repostería y que a todo el mundo le puede fallar algo de vez en cuando, pero merece la pena hacerlo pues esta riquísimo.
Ingredientes para un pastel de 22 cm de diámetro:
-1 paquete de masa quebrada de 400g
- 2 paquetes de dulce de manzana asada
- 2 manzanas pequeñas o bien una grande
- azúcar y canela para espolvorear.

Como hacer:
Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo.
Extendemos la masa que viene con el papel de horno, le ponemos encima el molde que vamos a usar y cortamos un cuadrado un poco más grande del diámetro del molde.

Colocamos la masa con el papel debajo para que no se pegue y nos cueste luego menos desmoldarlo.
Lo aplastamos bien por todos lados y recortamos lo que sobra, dejando un borde de al menos 3 cm. de alto por los lados.

Echamos el dulce y lo aplanamos con una cuchara que cubra bien todo el fondo.

Pelamos las manzanas, quitamos las pepitas y cortamos a gajos finos, colocamos por toda la base de la tarta.

Espolvoreamos con azúcar y canela.

Con la masa restante, cortamos un cuadrado mas o menos igual, le hacemos unos cortes para luego estirar y que se abran formando rombos (este fue mi fallo, si la masa hubiese sido hojaldre, de esta forma queda muy bonito, pero con la masa quebrada no salen bien, pues se rompe con mucha facilidad, si en vez de hacer un cuadrado, hubiese echo tiras iguales, colocándoselas por encima, no se me habría abierto)


Estiramos con cuidado el cuadrado, procurando que cubra bien toda la tapa del pastel.
Sellamos bien los bordes con unos pellizcos.


Pincelamos un poco de agua por encima y le espolvoreamos un poco de azúcar (si le hubiese puesto huevo en vez de agua, hubiese salido mas dorado)

Meter al horno a 180º  arriba y abajo, durante 20 minutos.
Sacar y dejar templar 10 minutos.

Desmoldar y poner en plato de servir.


Deciros que, el sabor suave del dulce de manzana con ese toque un poco crujiente de rodajas de manzana y canela fue todo un éxito, estaba riquísimo y mi visita se fue encantada.
Nosotros lo tomamos templado pero el poco que sobro, al día siguiente estaba mas bueno todavía.

Ahora deciros que me han dado dos premios nuevos, son del blog: http://cupcakesivy.blogspot.com.es un blog pequeño que la verdad no conocía, pues es nuevo por estos mundos, pero que su dueña Ivy es muy simpática y hace buenas recetas, además de contar en el todas sus preocupaciones, gracias  por concedérmelos.


Yo os los dejo a todos vosotros, los que me siguen, a los que me comentáis y los que me visitáis, ya que sin vosotros esto no seria lo mas mínimo lo que es.
Cogerlo pues es para todos.
Un abrazo.