miércoles, 23 de octubre de 2013

MERENGUE



Merengue
Variedades que yo conozco y consejos para elaborarlos.

He estado estos días desaparecida por dos motivos:
Después de una enorme tormenta de granizo y aire la noche entre el día 3 y 4 de este mes, se cayeron algunos postes de teléfono y antena repetidora de móviles en la zona donde vivo, por esto hemos estado sin Internet ni teléfono durante varios días.

Aun funciona mal “a ratos” pero poco a poco volvemos a la normalidad.

He aprovechado para preparar unas galletas infantiles para hallowen que pronto os enseño (aunque mis seguidor@s de facebook ya han visto un pequeño avance) y ha elaborar este tutorial de merengues y tenerlo siempre todo junto, espero que os sea tan útil como a mí.

Gracias a tod@s l@s que me habéis echado de menos y a l@s que os habéis preocupado por mí, mandándome mensajes y llamándome por teléfono.
Os quiero a tod@s. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.



Muchas personas adoran el merengue y no me extraña: Aparte de ser dulce, suave y delicado, con un sabor peculiar, es ideal para adornar y rellenar tartas, pastelitos, los tan de moda cupcakes y mis queridas rosquillas.

Existen varios tipos de merengue y distintas formas de usarlo, aunque todas tienen prácticamente los mismos ingredientes, 
es su forma de elaborarlo y la proporción entre cada ingrediente lo que hace las diferencias.

Yo estoy entre esas personas que lo adoran, por eso voy a enseñar las que yo conozco 
y los usos que se pueden dar con cada variedad “no soy mas que una simple aficionada, es posible que existan cientos de recetas y diferentes usos” 



Posiblemente, alguna técnica sea un poco distinta a la clásica que conocéis, pero a mi de esta manera me funciona siempre SIEMPRE, por eso lo comparto con tod@s y eso es lo importante.



MIS CONSEJOS
¿Que hay que tener en cuenta para preparar un buen merengue y nunca fallar en el intento?


No os creáis que seáis los únic@s a los que el merengue se os resiste, hasta que le coges el tranquillo, a casi tod@s nos ha pasado lo mismo.


1º- Utiliza huevos frescos, de la mejor calidad que os sea posible encontrar y a temperatura ambiente mejor que recién sacados del frigorífico:

Siempre “se ha dicho” que las claras que mejor montan para hacer merengue son las de huevos de más de una semana que tienen la clara mas liquida, “personalmente” aconsejo que se usen huevos lo mas frescos posibles y añadirle unas gotas de vinagre o zumo de limón montarán igual que las claras mas viejas y evitaremos posibles contagios de enfermedades.

·        Aunque dicen que “las claras pasterizadas” se pueden usar perfectamente para realizar cualquier variedad de merengue, a mi personalmente me gusta más como queda con las claras de huevos frescos, eso es elección MÍA PERSONAL (para hacer repostería para la venta en restaurantes o pastelerías, el uso de estas claras esta prohibido, solo se pueden usar pasterizadas o deshidratadas para evitar la salmonela, así que si tenéis que realizar alguno de estos merengues para el público, acogeros a las normas de sanidad).



2º- Controla que en las claras no quede ningún resto de yema, ya que la grasa de éstas, hará “casi imposible” que monten (no es que arruine la elaboración, solo que tardareis mas del doble en poder montarlo)

·        Para separarlas NUNCA USÉIS lo clásico de cáscara a cáscara, si por cualquier motivo la cáscara esta infectada de salmonela, haciendo esto, se corre mayor riesgo de contagio al pasar el huevo de una a otra.



·        La mejor forma es cascar el huevo “sólo de uno en uno” en un cuenco pequeño y con la mano bien limpia 

o con ayuda de una cuchara especial con agujeros que venden para esto,

 cogeremos la yema con cuidado de no romperla y la separamos de la clara 

(si se rompe, ese huevo lo dejáis para otra cosa, ya que por mucho que eliminéis los restos de yema, siempre quedará algo).

Esas claras quedaran perfectas y muy limpias, ya que eliminaremos toda impureza que pueda tener antes de juntar con el resto de claras que vamos a usar.



3º- Si al cascar un huevo éste sale malo, solo desecharemos ese huevo y el cuenco donde se ha cascado lo cambiamos siempre por otro limpio, así el resto está a salvo de cualquier contaminación.


* Un truco que aprendí de una monja es a guardar esas yemas enteras para otra elaboración y no tirarlas: 

las podéis conservar metidas dentro de un tarro de cristal, cubiertas con agua fría y bien cerrado hasta que las necesitéis, así evitamos que se reseque la fina piel que las envuelve, luego solo tenéis que escurrir el agua y listas para usar (se llegan a conservar así en perfecto estado en el frigorífico hasta dos dias, pero os recomiendo uséis lo antes posible).

¿Recordáis a sor Liliana? Estuvo varias temporadas enseñándonos sus dulces y saladas tentaciones, a realizar muchas recetas, incluidos sus trucos.
*Edito: Por error, os dejé el nombre de sor Liliana, una monja joven del convento de Segovia que también hace dulces en televisión, pero yo a quien me refería como autora de este truco es a la hermana Bernarda. Os dejo un vídeo para que sepáis a quien me refiero. Gracias.



4º- MUY IMPORTANTE
Cuida que las paletas de la batidora que vas a usar y el recipiente donde las vamos a montar estén completamente limpias, secas y libres de todo rastro de grasa o no montarán bien 

-podemos asegurarnos secando con servilletas de papel desechable, es solo un momento Y GARANTIZAMOS LA LIMPIEZA PERFECTA.



5º- Un truco para hacer un merengue con éxito es: 
añadir el azúcar después de montar las claras un poco, como un minuto o dos, cuando empiecen a blanquear, pues las proteínas que éstas contienen (donde se introduce el aire al batirlas y se queda ahí atrapado) tienden a unirse con el azúcar y dificulta la operación costando más del doble de tiempo y sin riesgo de que nos queden líquidas.

BUENO, DICHO ESTO COMENZAMOS


Distintas variedades de merengue que conozco

- Merengue francés o vulgarmente llamado merengue sencillo:

Es el merengue básico, mas usado por nuestras abuelas ya que no se necesita maquina para conseguir esta textura casi dura, solo paciencia Y BUENOS BRAZOS.

A las pocas horas de montarse se baja, es por esto que se suele usar recién montado.

Es el merengue habitual que se usa para cocer a baja temperatura en el horno o tostar con un soplete y consumir en corto espacio de tiempo.
* con el se suelen hacer las famosas nubes que adornan las natillas y ésta receta es la mejor para hacer la verdadera leche merengada.



- Merengue suizo:

Este merengue se realiza batiendo las claras junto con el azúcar (puede ser azúcar blanco normal, no es necesario que sea molido) en un recipiente al baño María, sin tocar el agua de la cocción, haciéndolo con el vapor y durante unos minutos, tantos como tardemos en montarlo de la textura deseada.

De esta forma, se logra un merengue algo más firme que el francés y más brillante.

* Habitual en el adorno de roscas, donuts y pasteles, todo depende de la textura final que obtengamos al montarlo, cuanto mas batimos, mas esponjoso queda.
También es ideal para añadirlo a la crema de mantequilla, dándole un acabado delicioso y más brillante que otras buttercrem y usarlo de relleno de tartas.



- Merengue italiano:

Para realizarlo se utiliza almíbar caliente para endulzar, en vez de azúcar blanco o molido,
 con esto logramos que las claras se cocinen un poco y que se mantengan firmes durante bastante más tiempo que el anterior.

El resultado final es algo más duro y firme que el merengue francés y el suizo, más estable y brillante.

* Es el ideal para hacer las deliciosas milhojas y tartas de merengue “las de boda”. 

Se puede conservar casi a temperatura ambiente, como a 12º, de este modo no se humedece con el frío húmedo de la nevera y conserva su textura perfecta.


Otros MENOS CONOCIDOS:


- Merengue chino:
En Asia ha evolucionado el uso de merengue y los hay con diferentes condimentos y especias, tanto dulces como saladas, incluso con pimienta que realza el sabor, cociéndolo a modo de suflé, pero la base de este merengue es la misma del merengue francés.



- Merengue americano:
El uso de merengues en América viene desde la América prehispánica.
Se cuenta en los códices guardados por los frailes franciscanos, que un indígena bautizado por los mismos frailes y experto en cocina tradicional de nombre Don Tinal Ortiz Antonino, presentaba en días festivos o cuando se presentaba alguna visita importante, un manjar dulce en pequeñas raciones y no es otra cosa que un merengue con sabor a miel.
Es un merengue sencillo o francés, una vez montado con el azúcar común, se aromatiza más con miel de flores liquida y caliente, dándole un toque distinto.



AHORA OS DEJO UNOS CONSEJOS DE ELABORACIÓN:

Como hacerlos fácilmente y en que se suelen usar:

El Merengue francés

Comúnmente se llama "merengue crudo o sin cocción" 
Se le puede añadir “estabilizadores” como el crémor tártaro o almidón, consiguiendo que se mantenga firme durante más tiempo, pero se aconseja consumir en las primeras horas de elaboración o si no se baja, llegando incluso a quedar liquido con el paso de las horas.
Se puede consumir crudo o cocerlo en el horno a baja temperatura.

Ingredientes:
El mismo peso de claras ya limpias, que de azúcar blanco y de azúcar glas.



Tradicionalmente se elabora con proporciones iguales de azúcar y de azúcar glas. 
Ejemplo: 150g de claras; 150g de azúcar blanco refinado y 150g de azúcar molido.

El azúcar blanco normal le aporta un sabor caramelizado y una textura crujiente y blanda cuando se tuesta y evita el  sabor áspero que tiene el almidón que se suele añadir mezclado con el azúcar glas casi al final.


Se le puede añadir estabilizantes para conseguir más firmeza, que no son otra cosa más que
- Crémor tártaro ¼ de cucharadita cada 4 claras.
- Almidón de maíz 2 cucharaditas cada 4 claras.

Como hacer:
1-Primero recordemos los consejos de como usar las claras.
Colocar en el bol de la batidora las claras junto a una pizca de sal.

Batir con las varillas o una lengua de goma ligeramente hasta que espumen y empiecen a blanquear.
2-Agregar el crémor tártaro al batido (si no lo encontráis, recordar que los sobres de gaseosas que venden como gasificantes, uno es bicarbonato y el otro es crémor tártaro y es ese el que usaremos)

3- Incorporar el azúcar blanco poco a poco, a cucharadas o en forma de lluvia para darle tiempo a que se disuelvan los cristales 
(coge una pizca del merengue entre dos dedos y frótelo, si notas el grano del azúcar como arenoso, es que no está aun disuelto y sigue batiendo). 



4- Continuar batiendo hasta lograr un punto firme de merengue, se sabe cuando levantas el batidor y se forma un pico duro hacia arriba 

(es clásico levantar el recipiente y darle la vuelta encima de la cabeza, jejejeje es una forma simpática de comprobarlo, aunque con solo levantar el batidor, se sabe si está en su punto, viendo la firmeza del mismo y que esta todo compacto)


5- Tamizar sobre el merengue el azúcar glas y el almidón de maíz (de este modo se garantiza que este bien fino, bien mezclado y bien repartido)

Mezclar en forma envolvente para integrar, hacerlo suavemente con ayuda de una paleta de goma o una cuchara, sin batir para evitar que se baje.



Colocar el merengue en manga de pastelería y usar.

Se puede usar así para adornar pasteles que consumiremos enseguida o lo meteremos unos minutos al horno (este tipo de merengue, se puede perfectamente comer crudo ya que el azucar lo cocina, pero pierde su textura en muy poco tiempo, es por eso que es el que se suele cocer al horno o tostar con un soplete).

· OTROS USOS:        
*Antiguamente se cocía a cucharadas en leche o agua hirviendo, adornando después con ello las natillas o el arroz con leche, formando las clásicas nubes que están buenísimas.

· Si se lo añadís a una leche hervida y fría aromatizada con canela y cáscara de limón, conseguiréis una leche merengada perfecta y que podeis tomar bien fría o granizada.

· También se puede secar en el horno a baja temperatura (normalmente a menos de 120º) en el centro del horno y sin aire, por un largo espacio de tiempo, conseguiremos un merengue seco, duro y crujiente por fuera.

Esta forma es ideal para fiestas infantiles a modo de pastas secas (las monjas, aprovechando el calor residual del horno una vez terminados el resto de dulces hacen estos merengues que nos venden como suspiros metidos en papelitos de magdalenas y están de vicio)

- En otras elaboraciones el uso de esta receta es el mejor, solo variando tiempo de horno se consigue un merengue seco por fuera y blando y cremoso por dentro (Pavloba).




El merengue suizo

Se caracteriza por su cocción previa al baño María.

Al cocinarse un poco es más firme que el merengue francés y también posee una apariencia mucho más brillante que los otros,
Esta variedad se suele quedar duro y crujiente en cuanto se seca, por eso es el mas elegido para glasear roscos, incluso adornar galletas.


CONSEJO
El bol que vais a usar para montar este merengue ha de ser siempre mas grande que la cazuela donde vais a hacer el baño maría, de este modo se garantiza que no entre ni una sola gota de agua dentro del merengue que estais batiendo.

La olla a utilizar para el baño María, debe estar una vez empiece a hervir a fuego bajo y nunca ha de hervir fuertemente.

Ingredientes:
Para 3 claras (150g).
Una pizca de sal.
250 gramos de azúcar.
Opcional se puede aromatizar: Extracto de vainilla, aroma de limón o anís cazalla, café, licores, etc...

Como hacer:
1º- Coloca las claras dentro de un bol, mezclar bien con la sal para romper la estructura de la albúmina de la clara (haciendo que queden mas liquidas) lo podeis hacer con una cuchara o lengua de goma, facilitando después la mezcla con el azúcar sin necesidad de batir antes de tiempo.

2º- Mezclar con el azúcar sin batir, solo mezclar con una cuchara para que se disuelvan y lleva a baño María.



3º- Sin dejar de remover constantemente (así se evita que las claras se pudieran cuajar con el calor del recipiente) Y en el momento en que ya no se distingue el azúcar en el fondo y  está bien disuelto, se comienza a batir con batidora eléctrica o manual, a la mas baja potencia, hasta que las claras estén espumosas y se empieza a ver que están montando y quedando blancas.




4º- Entonces, retirar el recipiente del baño maría y continuar batiendo ya a potencia más alta, (Tener cuidado, el recipiente estará caliente al tacto, no os queméis), poner debajo un paño de cocina para evitar quemaros y que se mueva el bol.

5º- Batir hasta que el merengue esté listo y brillante y se formen picos en su superficie al levantar las paletas de la batidora.

No es un merengue duro, es mas bien cremoso, de este modo se usa más fácilmente en los glaseados de roscas.
EN ESTE PUNTO NO ME RESISTO Y SIEMPRE METO EL DEDO, GOLOSA QUE ES UNA, JEJEJEJ Y ASÍ SÉ QUE YA ESTÁ FRÍO.
Con este método se puede hacer algo más duro y estable "dependiendo de el uso que le queramos dar" con solo continuar batiendo mas tiempo.


Una vez decorados los postres con este tipo de merengue, os recomiendo dejar secar cerca del calor 10 minutos o mas, para que no se estropee la decoración, es mejor no llevar enseguida al frío, ya que tiende a agrietarse al enfriar rápido.

Podéis ver donde he usado esta variedad de merengue en esta receta.


OTROS USOS:
* Se puede poner en cápsulas de papel como las de magdalenas, usarlo para adornar tartas o cupcakes o incorporarle a la buttercrem (Siempre deja enfriar totalmente antes de mezclar con la mantequilla).
·        Si quieres colorearlo para una fiesta infantil o añadirle algún aroma, agrega unas gotas cuando lo coloques a baño maría y SIEMPRE antes de montarlo.

·        Este merengue es ideal para decorar tartas, postres en copas, galletas decoradas y rosquillas, ya que una vez seco, queda duro y brillante.



Merengue italiano:

Para realizarlo se utiliza almíbar en punto de bola medio- flojo, 
a una temperatura de no más de 120º
 y una densidad máxima de 39º, que se consigue en la proporción de agua y azúcar (podéis ver como lo hago aquí).

Ingredientes básicos:
3/4 claras que pesen unos 150g
El mismo peso de azúcar blanco + una cucharada adicional que usamos para poner directamente en las claras y 45ml de agua.
* si su uso va a ser tarta de boda o milhojas que necesitan algo más de estabilidad, hay que añadirle además del almíbar, el mismo peso también de azúcar glas como el merengue frances.

1º- Se mezcla una cucharada del total de azúcar blanco refinado junto con las claras para montarlas a punto de nieve.



2º- Mientras, hacemos el almíbar con el resto de azúcar y agua


una vez logrado el punto y densidad exacta (si teneis termómetro de almibar os conviene usarlo para no equivocaros) lo retiramos del fuego.

3º- Con muchísimo cuidado y preferiblemente con ayuda lo iremos echando en forma de hilo mientras está caliente y SIEMPRE por el borde del recipiente donde estamos montando las claras, sin dejar de batir a velocidad media baja, hasta que consigáis un merengue firme, brillante.

4º- Una vez todo el almíbar añadido seguiremos batiendo unos 5-7 minutos más,
 hasta que notéis el recipiente donde lo estáis montando este ya frío al tacto, de este modo nos garantizamos que una vez usado no se baje.


·CONSEJO MUY MUY IMPORTANTE  habréis notado algunas veces que haciendo este tipo de merengue, pasadas unas horas empieza a desprender un ligero liquido por debajo, el motivo es este: si dejamos de montarlo antes de tiempo sin que se llegue a enfriar del todo, aunque parezca que ya lo tenemos listo, pasadas unas horas empieza a soltar el almíbar, si le añades sal consigues el mismo efecto, al pasar unas horas empieza a soltar líquidos.

Si por el contrario seguimos batiendo unos minutos más hasta que el recipiente esté totalmente frío, se consigue un merengue perfecto, listo para uso inmediato sin necesidad de añadir ningún tipo de estabilizante (no os dé miedo, el merengue no se corta como la nata).

Con este método del almibar caliente logramos que las claras se cocinen y que se mantengan firmes durante bastante más tiempo que el resto de merengues.




Si además le ponéis estabilizador, dura varios días sin bajarse en la nevera.

Es el MERENGUE más indicado para adornar tartas de boda, comunión o bautizo.

Es más ligero que la nata y la buttercrem y mucho más estable a temperatura ambiente.

Es con el que se hacen las deliciosas milhojas de merengue y otras preparaciones aireadas, conservándose perfecto durante días sin perder su textura.

OTROS USOS: 

* Como he dicho en las instrucciones de los ingredientes: si su uso va a ser para tarta de bodas (no es preciso tenerla refrigerada aunque aguanta a temperatura de unos 12º perfectamente)
 una vez montado y frío hay que añadirle y mezclar totalmente el mismo peso de azúcar glas que el que hemos usado al hacer el almibar, quedará algo más seco y se mantendrá perfecto, no se bajará ni deformarán los adornos.


* Hay un truco para que quede menos pringoso, algo de lo que suele quejarse la gente en este tipo de tartas y así facilita cuando tenemos que partir la tarta: 
se le puede añadir una pequeñísima parte de gelatina neutra "sin sabor ni color" previamente hidratada y calentada justo antes de terminar de añadir el almíbar, ésto hace que quede un merengue con textura como de mus y muy estable.

 Personalmente no me gusta mucho añadir la gelatina ya que prefiero que se pegue, pringoso, ummmmmmmmmmm dulce y delicioso, jejejejeje. ¿a que dan ganas de meter el dedo?



DIFERENCIAS entre las variedades

Los tres tipos de merengue se distinguen por el método de elaboración pero el sabor es prácticamente el mismo, muy dulce, suave y pegajoso:
el merengue francés o básico se elabora batiendo las claras en crudo y añadiéndole el doble de azúcar tanto blanca como glas; 
el merengue suizo se elabora precociéndolo al baño maría, no debe superar los 50-60º al elaborarlo y obtendremos un merengue ideal para decoraciones, mientras que 
el merengue italiano se prepara con almíbar caliente en lugar de con el azúcar. 
Al estar el almíbar caliente, “cuece” el merengue y el resultado es un merengue más brillante estable y duro y que dura más tiempo.



Espero que este tutorial os sirva y os resulte cómodo, yo lo uso muy a menudo y es mejor tener siempre a mano cada proporción y forma de elaboración antes de comenzar una receta.

Es posible que haya alguna forma más, si las descubro las editaré al final de esta entrada, para que tod@s lo tengamos a mano en un mismo tutorial sobre merengues

igual hago con la entrada de cremas cada vez que elaboro una diferente, así siempre estarán todas juntas para localizarlas rápido.


Prometo pasarme poco a poco por vuestros blogs y ponerme al día, que estos días me he perdido muchísimo rico que habéis hecho. 


Gracias. Un abrazo.



50 comentarios:

  1. Sobresaliente como siempre mi querida Pilar. Acabo de pinear la entrada porque como siempre, me resulta de lo más instructiva. Pues sí, ya sabes que nos tenías preocupados a los que te queremos por tu ausencia y hasta que no diste señales de vida no nos tranquilizamos. Me he quedado flipado con lo del merengue chino, que como podrás intuir, no conocía. Esta entrada me hubiera venido genial cuando hice la Pavlova, pero me salió igual de bien gracias a tus consejos privados....;) Un beso corazón, te quiero, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo Jose por preocuparte por mi, y si, estos chinossssssss, por copiar copian hasta la sombra de cualquiera, jejejeeje. como ya te dije en privado, me tienes que enseñar esa pavlova, o mejor aun, la repites y me la mandas, jejejeje. Que yo también te quiero gemelo. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  2. Te juro que me he comido un bocadillo leyendo tu posths, lo que me alegro siempre de verte, pues si, te echaba de menos pero no sabia el por que?? Sabes no sabia que habia tantas clases de merengues, yo la verdad que no he hecho muchos solo he hecho dos o tres veces para hacer macarons, gracias por tus entradas tan lindas e instructibas , como siempre nos enseñas muchas cositas, eres mi ídola,jejeje, te adoro, muackkkk!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi niña, cuanto te lo agradezco, todo todo, eres un sol. animate y veras como no lo puedes resistir, esta de vicio. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  3. Pedazo de entrada, madre mía, como te lo has currado, madreeeeee. Acabo de conocer tu blog y me ha encantado , espero no perderte la pista, no encuentro donde poder hacerme seguidora de tu blog y no me gustaría perderme ninguna de tus entradas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Macarena y bienvenida. Arriba, justo debajo del nombre del blog esta para hacerte seguidora. un abrazo.

      Eliminar
  4. Que rico. No cabe en la boca. Ideal para los que tenemos colesterol.Ligero y casi light. Gracias por la receta.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja en efecto querida Katy, una pena para quien no lo puede disfrutar, pero si que es light, jajajajaja. cuídate mucho y que te recuperes rápido de tu convalecencia. muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  5. Mi querida amiga, me dejas sin palabras, sabes de todo y bien, cuanto se aprende contigo, jamas sabia tantas cosas del merengue y es para mi un bocado favorito, que bien no lo explicas todo, ademas de ser una DULCERA de categoria, sabes explicarlo como nadie, te han quedado unos merengues espectaculares, bueno cielo me alegra que este arreglado el problema de internet, y que se haya marchado ese mal tiempo. Mil besicos cariño, ya sabes que te quiero mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida mía por todo: preocuparte por mi, llamarme por mi santo y por tus palabras. Ya sabes que yo también te quiero mucho. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  6. Jamía, un tutorial fantástico, como siempre. Eres mi enciclopedia favorita, jajaja. Todo esto me viene de lujo, aunque he de decirte que a mi el merengue que más me gusta es el que cuando te lo comes te pringas la nariz y media cara, nada de horno que queda más duro, que esté bien pringoso!!
    Un beso grande y gracias como siempre porque eres fantástica!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj, ese mismo es mi preferido, a ver si te piensas que este me lo he comido con cuchara, ajajajajaj. graciassssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  7. Impresionante entrada...!!! Muy bien explicada... yo sólo conocía tres tipos de merengue... el americano y el chino no... ya me tienes practicando en las próximas semanas...acabaré con los huevos de la tienda, me encanta como te ha quedado la publicación.

    Un abrazo y también felicidades por tu santo, ya me extrañó que se te pasara con lo detallista que eres.

    Hasta pronto.

    *Pilar*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de que te pongas, pero ten cuidado con el colesterol, jejejjeej. ya me conoces, me gusta acordarme de mis amig@s. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

      Eliminar
  8. Menudo tutorial te has marcado Pilar!!! Es dificil que a alguien no le quede claro los tipos de merengue que hay despues de leerlo y más dificil aun que no se nos antoje preparar alguno :D
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso eso amiga mía, jejejej a falta de otra cosa, demos le al merengue, jajajaja. (que sepas que me siguen gustando tus gominolas, perdonnnnnnnnnn las gominolas de tu perfil) jajajajajajajajajaja. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  9. Las milhojas de merengue son una debilidad¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Raquel, creo que es el mejor dulce que se ha podido inventar, jejejej algun dia te cuento una historia ligada a una bandeja de milhojas. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  10. un tutorial estupendo Pilar,lo tendre a mano
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Mary, me alegro de que te pueda servir. muakkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  11. Hola Pilar, qué tal estás? La verdad es que se te echaba ya de menos. Me alegro que hayas podido arreglar ya el tema de la red, así podremos disfrutarte más a menudo. La verdad es que yo también estoy algo desconectada, pero me gusta venir a veros. Y esta entrada de merengues (te prometo que no sabía que hubiese tantos tipos) me ha dejado con la boca abierta y con ganas de poder darle un bocado a la pantalla! La verdad es que mereces un sobresaliente y eres muy generosa por regalarnos tanto conocimiento, a mi me vale un montón! Nunca he preparado los merengues pero me han quedado ganas de hacerlo :) Biquiños y cuídate un montón, Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero, es cierto, existen muchas formulas pero el sabor varía poco. Me alegro de leerte. Muchas gracias por tus palabras. Muchos besitos muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  12. Oye guapa, si no nos sale bien el merengue después de este tutorial tan extenso es para pegarnos pellizcos, jeje. Lo de vivir en un pueblo es lo que tiene querida Pilar, a mí también me pasa lo mismo de vez en cuando quedo sin cobertura y demás. Bueno, gracias otra vez por todas las explicaciones que nos das y el tiempo que te tomas en mostrar lo que haces. Besinos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me importa demasiado los inconvenientes de vivir en un pueblecito, ganan mucho las ventajas y sí, si después de todo esto aun no hay quien se atreva con el merengue...... Gracias a ti por venir y ser mi amiga. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  13. Guau!! te sale el merengue de película, como todo lo que haces

    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias MAESTRO. MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK.

      Eliminar
  14. hola Pilar, siento los problemas que te han causado las lluvias, me alegro de que ya se hayan solucionado.
    Me a gustado mucho este turorial sobre merengue que nos has preparado, unas cosas las sabia, pero otras no y ya he tomado nota. Me quedo con el truco de conservación de las yemas, siempre las termino tirando por que no me fio.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toñi, me alegro de leerte, por mucho de que te sirva, eso si, aunque se PUEDAN CONSERVAR, es mejor usarlas cuanto antes. Besitosssssssssssssssss.

      Eliminar
  15. Hola,yo también siento mucho lol de los desperfectos, que mal. Ojalá no vuelva a pasar.
    Sobre la entrada ...menudo tutorial maravilloso! es de mucho agradecer el tiempo que te tomas en explicarlo todo tan al detalle y con fotos paso a paso.
    Aprendemos muchísimo contigo.
    Mil gracias.
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil Gracias a ti por pasarte a verlos, jejejejej anda que no, a ti si que te salen bien todo lo que haces, ummmmmmmmmmm. besos gorrrrrrrdos. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  16. Pilar me alegro que los problemas con Internet estén arreglados, valla lección que nos das con el merengue uno de los dulces que mas me gustan, eres un enciclopedia abierta a todo, gracias y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adita por tus alagos, jejejeje, solo cuento lo que conozco, y del merengue mucho, pues es uno de mis dulces preferidos. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk cuídate preciosa.

      Eliminar
  17. Pensaba que aún estabas con problemas y hasta hoy que he revisado mi lista de blogs, no me he enterado de que estás de vuelta Me alegro de que todo vaya bien ya.
    A esta entrada se la podría llamar la enciclopedia del merengue. Ya te dije el otro día que eres la reina de la repostería y ahora podría añadir que con el añadido de la reina del super super merengue. Me voy a cocinar un arroz al horno y no veas, no me apetece nada de nada meterme en fritos, pero el niño lo pide. Un besazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa, jejejej la reina del merengue no soy, ya me gustaría..... besos gordosssssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  18. Me he quedado totalmente alucinada con todo lo que nos has enseñado sobre el merengue.........me llevo todo, todo, todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno querida Pilar, todo todo, no se, déjame algo para mí, jajajajajaja. besitossssssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  19. Buenas noches querida amiga, me quedo con tu tutorial que me saca de muchas dudas, me encanta.Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga Doris, me alegro de que te pueda servir. besitosssssssssssssssss.

      Eliminar
  20. Gracias por las explicaciones son estupendas y muy útiles. me quedo por tu blog. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clara y bienvenida, estas en tu casa. Un honor tener una gran cocinera como tu en mi humilde blog. un abrazo.

      Eliminar
  21. Espectacular tutorial sobre el merengue, no es postre que suela hacer mucho pero me encanta, ese sabor tan característico, mmmm...me guardo esta entrada como oro en paño, he aprendido muchísimo de las cosas que cuentas, como lo de las yemas!!!

    Mil gracias guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Texy, es un dulce que enamora a la mayoría de quien lo prueba pero much@s le tienen mucho respeto y ya ves, tampoco es tan dificil hacerlo. Te digo lo mismo que a Toñi, aunque se puedan conservar, siempre es recomendable usarlas lo mas pronto posible. un besito. muakkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  22. Mi querida Pilar, ya leí el otro día esta entrada, pero era imposible hacerte el comentario....menuda semanita tuve con internet, no era lentitud, era desesperanza en estado puro. En fin, parece que la cosa marcha bien de momento.
    Niña, qué pedazo de tutorial, con lo que me gusta el merengue. Me hubiera sentado a tu lado meintras los hacías e iría metiendo el dedito, así poco a poco y como el que no quiere la cosa, te digo que acababa con todo. Es de las cosas que más me gustan, anda que no están ricas las milhojas...ainsss, que a estas horas no es bueno ver estas cosas otra vez.
    Por supuesto, que el merengue chino y el americano los he conocido por tí. A este paso al lado de la Wikipedia Pastelera, van a poner tu foto jaja , porque eres única.
    Sabes a donde se viene esta entrada, no???? pues sí a guardarla para saber donde consultarla cuando me haga falta.
    Mil besotes gordos, mi niña, qué me ha gustado el merengue de hoy. Como me anime, dentro de poco hago una receta, que me va a hacer, muchaaa falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa ¿tu también con problemas técnicos??????' esto es una lata, cada día hay algo que nos fastidia, pero hija, no tenemos que desesperar, ya ves, unos dias le toca a unos y otros a otros, casi no me funciona hoy bien, asi que te entiendo y yo con la siguiente entrada esperando.......mientras no podía abrir Internet, he estado entretenida, jajajajajaj siiiiiiiiiiii seguro que metías el dedo (a ver si te crees que estos han salido sin dedo metido, jajajajaja) que me gusta un buen merengue..... en fin, que ya me dirás en que lo vas a hacer. Besos gorrrrrrrrdos. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  23. HOLA PILAR, ME PUEDES DECIR COMO SE LLAMAN LAS PEPITAS Q LE PONES AL MERENGUE PARA DECORARLO? MUCHAS GRACIAS, SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, en realidad son bolitas de azucar que venden en botes, tambien llamados sprinkles, se compran en la seccion de repostería en supermercados. Gracias por tu visita y mensaje.

      Eliminar
  24. Que pinta mas rica tiene, y te quedan estupendos. Me llevo uno, jejeje...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sole por tu visita y comentarios

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.