miércoles, 2 de octubre de 2013

Muédagos ó Nuéganos

Muédagos ó Nuéganos



No estoy desaparecida, es que estoy muy liada preparando un par de proyectos nuevos y unos regalos que tengo que hacer para un cumpleaños y para hallowen, por eso esta vez he tardado tanto en volver.

Acomodaros, preparaos un buen aperitivo que ésta entrada es larga, cargada de información útil, jejejejeje  

A quien no le apetezca saber sobre este dulce y solo le interesa la receta, ir directamente a ingredientes.

a l@s demás, GRACIAS POR LEER MI TRABAJO.


LUEGO NO DIGAIS QUE NO OS HE ADVERTIDO……

Estos son algunos de los nombres que designan este típico y sorprendente dulce (según zonas y vocablos):
Nuégado, Nuédago, Nuégano ó Nuégalo;

Muégado, Muédago o Muégalo;

Nogalada, Hormigo,

Candelilla, Garujo, 

Piñonate, Rosca Utrera o de Muédagos,

Menudillos, garbancillos de nuez, etc…


Su forma de hacer y presentar TERMINADO cambia mínimamente de una región a otra, 
de una provincia a otra, 
incluso como la mayoría de dulces de una casa a otra, pero lo que está claro es que es prácticamente la misma receta y posiblemente descienda del mismo recetario común.


DULCE Elaborado desde la antigüedad, 
antes de nuestra era y de “posible” procedencia hebrea.


Posiblemente ocurra lo mismo que con otros dulces tan antiguos,

como ejemplo los Flaones, se dejaron de hacer en cuanto se empezó a construir dentro de las casa los deseados hornos, 

facilitando la elaboración de muchas recetas, 
dejando de lado las masas fritas, 
que por otro lado tanto me gustan…..

Este dulce sencillo consta de pocos ingredientes: harina, huevos, miel y algún fruto seco ( incluso trigo o alpiste), de ahí la especulación que existe sobre su nombre y procedencia.

A estos ingredientes comunes según la costumbre de cada casa o comarca, se le puede añadir miga de pan o pan rallado tostado en vez de nuez, 

anises machacados, ralladura de naranja, almendras o avellana, 

trigo o alpiste cocido, etc...(como los alfajores que se comen en muchos pueblos)

La miga de pan da consistencia y los frutos secos mayor solidez aún, pudiendo convertirse en una especie de guirlache, 

dependiendo del punto que se le de al almíbar

Por lo tanto, es muy posible que este dulce sea el antecesor directo de los famosos turrones.

Origen:

Cabe la posibilidad de que los primeros dulces con esta receta, ya se realizaran en Hispania “España”

antes de la llegada de los romanos a la península en el siglo II a C. 

y consistieran en una mezcla de harina, miel y frutos secos o cereales molidos,lo que se tuviera a mano

que son ingredientes fáciles de conseguir, de ahí el uso o denominación que se les ha dado.



La miel de España era muy famosa en la época del imperio romano y de esto se tiene constancia y se tiene conocimiento por algunos escritos rescatados de este tipo de repostería tradicional desde estos siglos.

En tiempos de Jesucristo, los panaderos empleaban ya la miel de España, combinada con frutos secos, como ingrediente principal para elaborar ricos postres de los que se encuentran referencias en distintos libros sagrados.


Los árabes la consideraban tanto (a la miel de Hispania) que la bautizaron como: la «esencia del paraíso».

*Aquí hay controversia sobre el origen de este tipo de receta:
-Unos dicen que este dulce es de origen árabe

-otros que si eran los clásicos dulces que usaban los judíos en sus celebraciones religiosas,

-otros que si es posible que fuera creado por los cocineros Romanos para sus famosas reuniones gastronómicas, etc…

* Las recetas de algunos de estos dulces tradicionales, fueron recogidas por personajes de renombre en diferentes épocas y es gracias a ellos el que se tenga conocimiento de estas y muchas recetas.

Esos escritores tales como: Columela, experto apicultor romano;

Plinio que escribió sobre los pueblos hispanos y sus costumbres,

Apicio escritor gastrónomo que vivió en el siglo I, posible autor del recetario en que se basaran para escribir de Re Coquinaria, posiblemente el primer recetario impreso escrito en latín que se tiene conocimiento; 

Ellos fueron algunos de los que recogieron en sus escritos recetas tan antiguas que se elaboraban en sus épocas y gracias a ellos conocemos la gastronomía de esos siglos.





Denominación:

La voz nuégado procede del latín nux-nucis
que además de significar nuez sirve para nombrar otros frutos con cáscara.

Tal término fue usado en la edad media, para nombrar este dulce en las provincias de Castilla la Mancha, 

casi toda Andalucía, Extremadura,
 algunos pueblos de Portugal y en el sur de la provincia de Salamanca, 
quizás repartido el recetario por los pastores trashumantes de la época.

* En la sierra de Guadalupe en Cáceres, se le ha dado el nombre de Nuégano “localismo” y se sigue elaborando con forma de rosca, lo mismo que la famosa rosca de utrera que se elabora entre otros sitios en Ciudad Real.

* En algunos pueblos remotos de la serranía de Huesca, se denominan muédalos o muéganos y se elaboran de igual forma, tal vez llevada la receta por el mismo método: los pastores.

En el norte de Extremadura, se ha realizado este dulce tradicionalmente desde hace siglos, en fechas de semana santa y navideña.

Existen bastantes más recetas de este dulce y no solo en España, 

también se conocen en Italia y América,

 incluso añadiendo diferentes ingredientes, haciendo las clasicas bolitas o churritos,

eso ya ajustándolo a lo que tenían más a mano.....

Ni en la provincia de Salamanca ni en Extremadura, tanto el nuégado, muédago como la nogalada apenas son recordados hoy en día, 

tan solo en sitios muy remotos, por lo tanto, muchas personas es posible que no lo hayan escuchado anteriormente o si es posible que con alguno de los otros nombres que os he mencionado.

Aparecen en las interesantes referencias literarias de Azorín y el atractivo postre descrito en Don Quijote por su escudero Sancho en las bodas de Camacho y que en algún lugar de la Mancha llaman nuégado, hacen mención a esta receta y a su forma de elaborarlo ya durante estos siglos.


Como se hacía: 
En ciertos pueblos, la receta del Nuégano o Muégado es una pasta de harina, miel, huevos, enriquecida con  nueces y cocida al horno a modo de torta, como la tarta de Santiago;

En otros pueblos "algo más común" es una simple masa frita cortada en tiras o bolas y una vez fritas, untada con miel, haciendo con ellas pequeñas montañas como si se tratara de una nuez “el piñonate o las candelillas”; 


En otros pueblos, es una masa de harina, huevos y miel, enriquecida con almendras o avellanas semimolidas, y una vez fritas las bolas, dándole la típica forma de volcán.

En otros pueblos, incluso se hacían con cañamones cocidos, cebada, avena, trigo cocido (lo que tenían más a mano)



 En otros pueblos, se ponen piñones tostados añadidos a la masa, dependiendo de los ingredientes que se encontraban en la zona.


Lo mas común “aparte del nombre” entre las diferentes recetas que he podido encontrar, es que sea como sea la forma de elaborar la masa, ésta se corta en trocitos pequeños y se fríen en sarten o cuecen al horno, para después unirlos ayudándose de la miel, dándole la forma elegida de torta, rosca o volcán y para degustarlos fríos en días señalados.


Este dulce ha cruzado fronteras “como muchos otros que poco a poco iré mostrando en mi recetario” 

En algunos pueblos de Italia aún se sigue haciendo en alguna de sus variantes.



En América, se conocen desde el siglo XV, 
llevada y adaptada a los ingredientes locales tanto por los conquistadores Extremeños, como por los monjes y religiosas que allí emigraron.

Hoy en día se sigue haciendo algunas variantes en fechas señaladas en muchas comarcas de México, San Salvador y en Guatemala.


Os voy a dejar un enlace del blog de Toñy: Azúcar en mi cocina
Donde volví a ver este dulce hace ya más de un año, 

me hizo recordarlos de cuando los probé siendo niña “en forma de rosquilla de bolitas” y desde entonces, 
estoy buscando información sobre ellos para poder enseñaros la receta que yo tengo con un poco más de información de este dulce.


Un besito Toñy guapa y gracias por traerme de nuevo a la memoria este dulce tradicional. Muakkkkkkkk



Edito: 
Según una seguidora de mi grupo de cocina de Facebook: María José Sanchez Alvarado, Son también muy típicos en la pastelería Portuguesa. Allí los llaman Nógados y en vez de nueces llevan almendras molidas.







Fuentes:
* Aparte de los enlaces directos que podéis ver pinchando directamente en el nombre marcado, 
la información está sacada de diferentes libros y de Internet:







Gracias por leerlo todo, de este modo no solo aprendemos una receta nueva, sino que también conocemos sus orígenes.



Con los ingredientes de la receta que yo tengo, salen muchos roscos de Nuéganos 
(ésta receta estaba escrita en el cuaderno de recetas de la abuela de una amiga mía: Guadalupe de Cáceres, esta mujer también era dulcera y hacía grandes cantidades, así que la receta está apuntada para más de 100 personas, ya que solía hacerlo para reuniones de navidad “cuanto trabajo”)

Yo lo he adaptado reduciendo equitativamente las cantidades a usar,

De este modo está pensado para unas 10-12 personas.


Ingredientes:

- 3 huevos medianos (éstos recién cogidos de ayer, de las gallinas de un amigo)

- 50 ml de vino blanco o vinagre suave*

- 350g de harina común de trigo- de todo uso (lo que pida la masa, ya sabéis, hay veces que puede ser menos y otra un poco más)

- Ralladura de ½ naranja a ser posible ecológica

- ½ vaso de nuez pelada (o almendra, avellana, piñón, trigo remojado, etc.... lo que tengais) machacada en el mortero, pero cruda.

- ½ vasito de aceite refrito y frío.

* no os asustéis, el uso de vinagre es normal en dulces fritos, ayuda a que no cojan más aceite al freir. Lo vereis más de una vez en recetas antiguas.



Aparte necesitamos:

Aguamiel para emplearlo de pegador que elaboramos de la siguiente manera:
-2 vasos de miel de flores
-1 vaso de agua
- aromatizamos con canela en rama y clavo de olor.




Aceite suave de oliva para freír.
Y si es vuestro antojo o en vuestro pueblo se elabora como una torta: necesitareis un paquete de obleas donde montar los nuégados, que así se hacen en algunos pueblos.

Como hacer:

Batir los huevos con el vino o vinagre en un barreño hondo,


añadir el aceite refrito pero frío y la ralladura de naranja.


Mezclar bien.

*Aunque no lo lleva la receta original, espolvorear una pizca de sal, ayudará a unir mejor los sabores.


Añadir a puñados la harina junto a la nuez machacada o el fruto seco elegido. 

Ir removiendo con una cuchara hasta conseguir una masa que os recuerde a la de las roscas (ni muy dura ni muy blanda) que se pueda trabajar.



Amasamos solo lo necesario, hasta que consigamos una masa manejable.


Dejamos reposar un rato para que se asiente la harina, cubrirlo con un paño limpio durante 30 minutos.


Estirar sobre la mesa pequeñas porciones a modo de churro largo y fino, como si fueran lápices 
-no me seáis perfectos, mientras todos tengan más o menos el mismo grosor, el tamaño en esta ocasión no importa, 

Veréis como os resulta divertido, os hará recordar la niñez, jejejej

 cuando jugábamos con la plastilina o ayudábamos a nuestras madres o abuelas a hacer las rosquillas…).



Dejamos reposar un rato los churritos de masa sobre la mesa para que la masa seque un poco y haga costra, Es necesaria para que no se peguen entre si cuando se frían. 


OJO si es tiempo de moscas, os recomiendo cubrir con una gasa fina para protegerlos.

Cortar con tijera o cuchillo en pequeños pedazos, como si fueran garbanzos 

Irlos dejando a un lado hasta que tengáis todos cortados (podeis pedir ayuda a los más pequeños de casa)



Freír a puñados en sartén honda, no muchos cada vez, con abundante aceite caliente hasta que floten y estén de un tono dorado suave, 

os recordará a los garbanzos (suelen hacerse rápido y crecer un poco, así que estar atentos, removiendo con una espumadera para que se frían todos por igual y no se peguen) No sé, tardan como dos o tres minutos en freir.




Cuando estén todos fritos los dejamos escurrir sobre papel absorbente o una bandeja con un plato del revés para que pierdan el poco aceite de la fritura y una vez escurridos echamos en un recipiente hondo.




Podéis probarlos así, son bolitas algo duras "como si comieras frutos secos" pero de sabor agradable.




Ponemos a calentar la miel en una cazuela junto al vaso de agua, una rama de canela y dos clavos de olor para aromatizar.

Una vez comience a hervir, espumar varias veces para eliminar las posibles impurezas de la miel.

Dejamos cocer removiendo para que no se pegue 8-10 minutos a fuego mínimo.

 Ha de tener la consistencia pegajosa, reducir bastante y no muy líquido, que os recuerde al caramelo que usamos para los flanes, podeis probar a echar una gota sobre un vaso de agua fría, si veis que se carameliza enseguida ESE es el punto.


Colamos esta mezcla y echamos en caliente encima de las bolas fritas que tenemos en el barreño ya escurridas para que empapen todas por igual, removiendo con una espumadera o cuchara de palo para que todas se mojen bien y tener cuidado que os podéis quemar.



AHORA LLEGA LO MAS DIFICIL: 
Con las manos húmedas para no quemarnos, vamos poniendo pequeñas porciones de las bolas bien pegadas unas con otras dándole la forma de rosca sobre un platillo o sobre una oblea, apretando un poco para que se peguen bien unas con otras y los dejamos secar.


Hoy simplemente haré pequeños montoncitos en papelitos de magdalenas, para así tener raciones individuales iguales.






También podéis colocar pequeñas porciones como un volcán encima de una fuente y una vez seco, cortar rodajas como un pastel.


Podéis poner estirándolas en molde rectangular, para posteriormente cortar en raciones (como el piñonate)


Ya eso os lo dejo a la costumbre que se tenga de este dulce en la zona donde viváis, 
eso si, dejamos enfriar totalmente antes de consumir.

 De hecho está más rico de un día para otro.



Guardados en caja de lata, se pueden conservar varios días en un lugar fresco y sin humedad.

la verdad es que no lo tengo demasiado claro, sobre cuanto tiempo duran en perfecto estado, me imagino que bastante, no he encontrado mucha más información para contrastar, en mi casa duran “solo un día o dos” pero es porque nos gustan mucho y siempre suelo regalar.



Para recordar la posible procedencia Árabe, una vez juntos con la miel podéis espolvorear por encima ajonjolí tostado, que le da un toque crujiente muy rico;

También podemos adornarlos con unos hilos de glaseado de merengue.

O colocar piñones o laminas de almendra a modo de adorno antes de que seque la miel, aunque así solos, están buenísimos.

* En verano, os recomiendo no meter dentro del frigorífico, ya que cambia la textura, quedando muy blandos por la humedad del mismo

Recordar, este tipo de dulce se hacia en invierno y su textura es crujiente.

Delicioso, sin duda, incluso aunque la masa no lleve azúcar, es dulce y exquisito.




Os recomiendo probéis y no olvidéis hacer dulces tradicionales.
 
Con vuestra contribución haremos entre tod@s que no se pierdan en el olvido.

Gracias.

Podeis ver como se sirven en forma de rosca en Guadalupe aquí:
http://www.rtve.es/television/un-pais-para-comerselo/valles-extremenos/


Un abrazo y compartir si os ha gustado, así siempre tendreis la receta a mano.






57 comentarios:

  1. muy bonita entrada, y la receta todo un lujo que no debemos dejar en el olvido.
    Te agradezco mucho que la hayas compartido en mi comunidad, eres muy amable. Besos

    ResponderEliminar
  2. Como me gusta tus entradas, lo explicas de pe a pa. Sabes que me gusta mucho las recetas antiguas y tradicionales y esta me ha encantado su historia, tú siempre tan atenta, lo que me gustaria hacer estos dulces tan tipicos a tu lado, seguro que me estarias nada mas que renegando y diciendome que no se hace a si, jejeje, un besico preciosa, te adoro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muakkkkkkkkkkkkkk yo tambien te adoro Encarna, amiga mía, jejejej ¿YOOO, REGAÑANDOTE?????' de eso nada. un abrazo y miles de gracias por tu confianza en mis recetas.

      Eliminar
  3. me encantan las recetas antiguas ,y esta entrada te la has currado un monton ,la he leido toda
    tienen buena pinta ¡¡
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Mary, me alegro de que te gusten este tipo de receta. besosssssssssssss

      Eliminar
  4. No conocía estos dulces en absoluto Pilar, así que mucho menos su procedencia. Cateto que es uno hija, pero no me he perdido detalle ni de la receta ni de su historia. Como siempre, una entrada excepcional, llena de información y que vuelve a confirmar la riqueza gastronómica de éste país. Un besazo corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eres cateto querido mío, es que como bien he dicho, se los recuerda en muy pocos pueblos y es ese uno de los motivos que me ha llevado a hacerlos (como hice con los papaviejos y los flaones) así al menos quien lea mis entradas los conocerá. graciassssssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  5. Pedazo de entrada Pilar, te la has currado de lo lindo, pero para que lo sepas los pienso hacer la semana que viene, esta semana ya está el cupo hecho jajaja, no paro últimamente, me han encantado estos dulcecitos tan ricos, parece que nos hemos puesto de acuerdo, porque yo tengo publicados unos que son miniaturas también. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias querida Rosa, ya me contarás, te van a gustar mucho. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  6. No solo estoy sentada que ya es decir sino que me he quedado con la boca abierta. Nunca oí mencionar tan siquiera el nombre. Casi casi que lo has rescatado de la prehistoria:-)
    Pues como no me mandes un cestillo ni lo intento, menudo currele guapa, con el dulce y con el post. Te felicito de corazón y te doy la enhorabuena Pilar.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejjeje mujer, tanto como de la prehistoria no, pero si de muy antiguo. gracias por tus amables palabras, y eso esta hecho, la próxima vez que los haga te aviso y te mando para que los pruebes, jajajaja. un abrazo fuerte a las tres. muakkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  7. Pues yo ni los habia visto ni oido nunca Pilar, pero gracias a tu informativa e ilustrada entrada ya me he enterado, gracias por la informacion y por la receta de esos dulces que deben estar de puro vicio¡¡¡¡, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues ya los conoces querida Marijose, así que aunque parezcan complicados, son muy fáciles de hacer y mas por manos expertas como las tuyas. graciassssssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  8. Mi querida amiga, esto si que es un regalo de receta, hace un monton de años estuve en guadalupe, y lo probe tal y como tu dices en forma de rosca, a mi marido le volvio loco, pero despues no lo he podido encontrar en ningun otro sitio, por eso te digo que me has hecho un regao con tu receta, y tu buen saber por que me he leido tu entrada de principio a fin, es muy agradable leerte por que lo cuentas todo precioso, cuanto daria por tomarme una delicia de estas hablando un ratito como lo hicimos este verano, que para mi te puedo asegurar que fue un ratito precioso el estar contigo. Mil besicos mi cielo de tu amiga que te quiere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues querida mía, ya se los estas haciendo, que tienes un marido que es un sol de persona, trabajador, atento y amable, igualito que tu y tu hija, en fin, que a mi también se me hizo corto nuestro encuentro. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. yo también te quiero amiga mía.

      Eliminar
  9. Se parece a la rosca de piñonate que hacia mi abuela en Navidad,me encantaba, la probare así con la nuez machacada a ver si la supera ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Inma, ya me contaras, seguro que te gusta. besos gordosssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  10. Menuda explicación. Eres la Biblia de la repostería tradicional y te quiero por eso y por todo lo demás, tú ya sabes. Ignorante de la receta y de sus orígenes. Si la tuya se ha repartido a más de 100 personas, no veas las adaptaciones que puede haber tenido pero cuánta gente la habrá disfrutado. Veo que andas liada. Yo también pero por otras cosas.
    Aquí por fin llueve un poquito, espero que se decida a seguir porque el calor no se aguantaba ni de noche.
    Un besote querida Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tus palabras queridísima Marisa. he estado mas de una semana sin Internet por una tormenta, me paso por tu blog a saludarte. besos. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  11. Me has dejado boquiabierta, jamas habia visto, leido, ni nada semejante sobre esto, me ha encantado, efectivamente no hay dejar perderse esas recetas de antaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias querida María Jesús, te animo a que los pruebes, veras como te recuerdan a las rosquillas secas que hacían las abuelas. besossssssssssssssssss

      Eliminar
  12. Por aqui la conocemos como piñonate o candelilla, esta riquisima. Yo la hago pero en trocitos más finos, es muy engorrosa, pero merece la pena.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias paisana, me alegro de que te guste. un beso. muakkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  13. Madre mía, siempre me sorprendes. No me extraña que hayas tardado tanto en volver además de las razones que das, si es que te imagino como un ratoncillo de biblioteca buscando en libros del año catapún, jajaja.
    Menudo dulce más increible, desde luego te llega para alimentar un regimiento, y en tu casa solo dura dos días? Tiene que estar delicioso, mucho trabajo (para mi desde luego) pero el resultado me parece genial!
    Un besote grande preciosa, que tengas una buen finde y que descanses!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias cariño por tus palabras y tus deseos. no he contestado antes por problemas técnicos (por una tormenta hemos estado sin Internet), pero mas vale tarde que nunca. muakkkkkkkkkkkkkkk. miles de besitos, jejejeje como un ratón de biblioteca, me ha gustado esa expresión.

      Eliminar
  14. que entrada tan completa e interesante! una receta fantástica que no se puede perder!

    ResponderEliminar
  15. Siempre es un placer leer tus post, son muy interesantes por la información y la receta, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Naroa. te animo a que los pruebes, veras como te gustan. un abrazo.

      Eliminar
  16. Preciosa e interesante entrada amiga, siempre es un placer leerlas y disfrutar de ellas.
    Esta receta nunca la he echo, sin embargo en cuanto tenga tiempo la voy a hacer, pues me has puesto los dientes muy largos con tu magnifica explicación.
    Un saludo desde
    LAS COSITAS DEL RINCON DE DOLORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues muchas gracias Dolores, ya cuando la pruebes me lo enseñas ¿vale? veras como es un dulce que te gusta. un beso. muakkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  17. Pilar .... desde ya hay que pedir que tu blog sea patrimonio culinario de la humanidad ....en pocos siios se aprende lo que aquí ...una vez mas me has dejado con la boca abierta ... me imagino por lo que cuentas el sabor de este dulce y seguro ha de estar buenisimo....me llevo la receta para intentar hacerla.... una mas .... voy a tener una carpeta de favoritos ya con tu nombre....
    Hola Mariela,
    No conozco la instantanea , pero yo diría que si, ya que la seca también se llama de acción rápida, por lo que han de ser las mismas. La seca se presenta en sobrecitos y es como granulada ( granitos pequeños )
    Espero haberte ayudado :)
    Besos y buen Domingo
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejejejje PATRIMONIO CULINARIO DE LA HUMANIDAD, ¿no crees que es exagerado? en fin, que un maestro como tu me alague así es todo un honor, de verdad. GRACIASSSSSSSSSSS. anímate y lo pruebas, hazlos a tu padre, que seguro le gustan. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkk gracias amigo.

      Eliminar
  18. Hola PIlar de nuevo ...es posible se me haya copiado en el comentario que te he echo otro texto anterior....uffff perdona....
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  19. Hola mi niña !!!!!!
    Ya ví tu entrada el otro día, pero no tenía tiempo de leerla entera, así que la he dejado para el finde, y saborearla de principio a fin.
    Como nos tienes acostumbrados, es una entrada fantástica, con todo lujo de detalles: historia, evolución y paso a paso....eres genial.
    Me ha recordado mucho a unos dulces que ví una vez hacer, fue en la sierra de Aracena, y al ver estos churros largos tuyos, me los has recordado, recuerdo que lo hicieron todo en sartenes de cobre y después los dejaban sumergidos en miel, al enfriarse los cortaban en cubos, eso al día siguiente, y los prepararon en las fiestas de Semana Santa.
    Aunque los tuyos, así preparados en capsulas, son un peligro total, vamos, así como el que no quiere la cosa te los comes como pipas ¿no?
    Y seguro que aunque laboriosos, merece la pena, me ha gustado todo todito todo :)
    Besotes gordos,mi querida Pilar, que disfrutes lo poco que queda del Domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejejej graciasssssssssssssssss, parece mas lioso de lo que realmente son de hacer y el resultado vamos, que si que merece la pena. asi como cuentas, tambien se hacen por Huesca, luego lo cortan en raciones, como si de turron se tratara, pero creo que es lo mismo. me alegro de que te guste todo. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkmuakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  20. Que sorpresa, jejeje, este es un dulce que se prepara en mi casa por lo menos desde que tengo uso de razón y me he alegrado al ver tu entrada, ejejeje. Nosotros nunca ponemos nueces o almenda, supongo que cada maestrillo tiene su librillo, no?? Me encantan todo lo que averiguas de cada receta que preparas, te lo curras un montón.
    besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. graciasssssssssssssssssssssss Toñi preciosa (perfectos tus cortagalletas, te felicito) un besazo. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  21. Hija de mi vida como te has currado esta entrada, gracias por ponerlos al dìa sobre estos dulces ya que personalmente no los conocía para nada. Pero cuanto trabajo, resultan un pelin laboriosos pero de seguro que una vez listos merece la pena. Me ha encantado leerte Pilar, eres una crack :)

    besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Merchi, me alegro de tu visita y de que te gusten. no creas, es mas complicado hacer las fotos que realmente el trabajo de hacerlos. te animo a que los pruebes, veras como te gustan. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

      Eliminar
  22. Pilar, tienes un Blog fantástico. Enhorabuena!!! Por aquí me quedo para seguirte. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida a mi cocina. un abrazo.

      Eliminar
  23. Vaya entrada!!! muy interesante, siempre gusta aprender algo nuevo, en mi caso no los conocía, había escuchado los piñonates, pero no sabía lo que era. Una gran información y una receta que tiene que estar muy buena.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Montse, te animo a que los pruebes y veras como gustan. besitos. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  24. No conocía esta receta, es muy interesante. Me llevo un poquito a:

    http://unangelenmicocina.blogspot.com.es/

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Ra, me alegro de que te guste. besitossssssssssss

      Eliminar
  25. Hola Pilar! una entrada fabulosa tan trabajada que es una pena no leer todo el trabajo que te has tomado en hacerla. Estupendo trabajo y riquísima receta, me gustaría muchísimo hacerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Lola por leerlo y valorar mi tiempo y trabajo, seria un honor que la hicieras, te va a gustar. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  26. Hola Pilar, felicidades atrasadas lo primero y lo segundo, si me gusta tu blog, a parte por las recetas tan ricas que haces, es por tus explicaciones, tus historias, aprendo de todo y encima haces un paso a paso fotográfico de lujo, sólo puedo decir que gracias a tí por todo este trabajo y encima liada con proyectos nuevos, que estoy deseando saber cuales son jajajaja. Muchos besos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIASSSSSSSSSSS, por todo, te lo agradezco. besos. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  27. Cuanto tiempo sin verte Pilar! Me ha encantado visitarte justo con una receta tan antigua e interesante. Y yo que juraría que he probado algo parecido!!! Me suena haber hecho como un volcán con unas bolitas parecidas y haberlas unido con caramelo,. A ver si me animo y hago tu receta un día de estos, para lo que tu dices, para hacerlas resurgir! Un beso muy grande amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto querida Lola, hace mucho que no nos leemos. gracias amiga por tus palabras, es posible que lo que nombras sea este dulce en esa versión. hazlo, te encantará. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  28. Guauu Pilar, que maravilla!!! Aunque tardes en escribir, merece la pena esperar por estas entradas tan maravillosas!!! Gracias por compartirlas, no conocía los muedagos pero me parece una receta impresionante, no dudes que la intentaré y espero que me salga la mitad de bien que a ti!!!

    Yo estoy empezando una nueva etapa en mi nuevo blog, el cual te invito a visitar:

    http://sugarizate.com/blog/

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias preciosa, me alegro de que te guste. Visitare tu nuevo blog, sin dudarlo. Besos miles. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  29. Gracias por tu visita y aquí estoy para ver tu receta. Es completísima tu información, impresionante. Gran trabajo. Un saludo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.