jueves, 30 de mayo de 2013

Jengibre confitado en almíbar

Jengibre confitado en almíbar

No se si sois de l@s que os gusta el sabor del jengibre en los dulces, a mi personalmente me gusta un suave toque de jengibre no solo en las clásicas galletas, si no que también me gusta en bizcochos, ensaladas, guisos, de relleno de bombones, panes y en algunos pastelitos, especialmente los que lleven nata o manzana, pues les da un sabor especial ya que combina perfectamente con ello.

Deja un aroma y sabor a especia que me recuerda a la intensidad de la canela o la pimienta de Jamaica, un poco picante y punzante pero a la vez un poco dulzón, aunque siempre en pequeñas cantidades ya que su sabor característico y su fuerte aroma ocultaría al resto de ingredientes, es por eso que os digo que me gusta “un suave toque”.

El jengibre puede resultar conocido para muchas personas, aunque la mayoría no sepan a ciencia cierta si les gusta o no, ya que desconocen que se usa más en salsas como la de soja, el curry y en diversos condimentos.

Se trata de un alimento muy apreciado desde hace miles de años en la gastronomía de los países orientales, aunque en la Cocina Occidental su uso es mas bien reciente.

Esta hierba se cultiva en numerosas áreas de India, China y en casi todas las regiones tropicales de América y del continente africano.

Se usa como especia su raíz gruesa, la parte esencial de la planta, que se conoce con el nombre de rizoma, que es el que proporciona a los alimentos a los que se añade un sabor dulce e intensamente aromático, por lo que se emplea en numerosas preparaciones.

Buscando información sobre este rizoma me he encontrado además de sus virtudes culinarias, que posee muchas más especialmente medicinales, es por esto que su consumo esta tan extendido en la cocina oriental, se emplea también en el ámbito de la medicina china, japonesa e hindú.

*** Tomarlo “con precaución” si sois diabéticos o hipertensos, ya que puede interferir en el uso de medicamentos para estas enfermedades, consultar con vuestro medico. Mucho ojo si estais en los 3 primeros meses de embarazo o teneis reglas muy intensas porque puede producir sangrados mas intensos. CONSULTARLO SIEMPRE CON VUESTRO MEDICO ANTES DE CONSUMIRLO.

Este formato se lo vi usar al famoso cocinero Jaime Oliver, en uno de sus programas televisivos y me llamó la atención ya que antes solo lo había usado fresco y seco.

La verdad es que podría haberlo comprado hecho, pero quería hacerlo en casa para todas las personas que no tiene un comercio de productos orientales cercano y con los ingredientes que tod@s podremos comprar.

Una vez hecho, lo podéis conservar en un tarro de cristal bien cerrado hasta un año.

Ingredientes:
- 400g de jengibre fresco
- agua según peso
- azúcar moreno de caña según peso (podéis usar el azúcar blanco, pero prefiero el moreno de caña integral que es mas natural y menos dulce que el blanqueado, además, el jarabe sale más tostado, con el color del caramelo y me gusta)

En el comprado también podréis encontrarlo aromatizado con canela, pero a mi personalmente me gusta solo, la canela ya se la añado yo a la receta si es necesario.


Como hacer:
Lo primero y principal es pelar bien el rizoma para pesarlo.

Este una vez pelado pesa 250g.
Pesamos la misma cantidad en gramos de azúcar moreno y el doble de peso se usa de agua (de peso, o sea 500g).

Ponemos a hervir el agua con el azúcar.

Añadimos el jengibre cortado en trozos pequeños, yo los suelo cortar en rodajas como si fuera patata para tortilla pero un poco mas gordo pues eso hará que se cueza antes y después, cuando este confitado, me dará mas facilidad a la hora de poner pequeñas porciones en las recetas.


Una vez empieza a cocer, espumar bien y bajar el fuego al medio de potencia, removiendo de vez en cuando para evitar que se forme en el fondo caramelo.

Tardará una media hora en estar blando (todo depende de la frescura del rizoma y de la potencia del fuego que uséis).

Si por casualidad al pincharlo notáis que está todavía duro y le queda poco almíbar, añadir un poco más de agua y dejar cocer a fuego muy bajo hasta que al pincharlo lo notéis tierno.

Retirar del fuego y preparar el tarro de cristal.

Esterilizar el tarro de cristal antes de usarlo, hirviéndolo por separado el tarro de la tapa durante 20 minutos, dejar secar boca abajo encima de un paño limpio hasta su uso (una forma fácil y rápida es meterlo en el lavavajillas cuando lo pongáis en un ciclo largo, pues se lava con agua muy caliente y jabón y para estas elaboraciones que se conservan con azúcar, sirve perfectamente este método).

Cogemos el jengibre y en caliente, llenamos el envase de cristal hasta el borde con el y el sirope que se ha formado. 

Espumar con una cucharilla para eliminar impurezas, cerrar bien fuerte y darle la vuelta, dejándolo boca abajo hasta que se enfríe por completo (formula eficaz de hacer el vacío para este tipo de conservas)



Se conserva perfectamente durante un año en la despensa.

Una vez abierto, podéis usar tanto el jengibre confitado en trozos o el sirope, pero en pequeñas cantidades ya que posee muchísimo sabor.

* El sirope que ha sobrado no lo tiréis, lo podéis guardar en un taper bien cerrado en el frigorífico durante 3 meses y añadírselo a la masa de algún bizcocho (una cucharadita), a las magdalenas o unas deliciosas galletas, incluso unas gotas endulzará un té de la tarde, veréis que delicia.

Veréis en muchos blogs que lo usan directamente fresco, rallado o machacado, también seco en polvo, pero hay más formatos menos conocidos que podréis conseguir en tiendas orientales.

Se puede adquirir fresco, seco, en conserva, confitado y hasta recubierto de chocolate y puede estar en distintos formatos: molido, cristalizado, cortado en lonchas o en palitos.

El rizoma fresco del jengibre se conserva bien en el frigorífico, en el cajón de la fruta bien guardado durante tres semanas sin pelar hasta el momento en el que se vaya a consumir, pasado este tiempo empezara a endurecer y secarse, picando mucho mas e incluso amargando.

Para mejorar su conservación se puede congelar durante meses.

El jengibre seco se conserva durante más tiempo que el fresco, sin embargo, con el tiempo puede ir perdiendo algo de olor y de sabor.

Para que conserve sus propiedades medicinales y organolépticas (olor, aroma, sabor), se ha de guardar en recipientes herméticos bien cerrados y almacenar en un lugar fresco y seco.

La forma de presentación más utilizada es la del jengibre molido a partir del rizoma seco.
También se puede encontrar el jengibre cristalizado, que son los trozos de rizoma seco, escarchados y recubiertos de azúcar.
Otra forma de adquirir el jengibre es en conserva, y recibe el nombre de tronco de jengibre, conservado en un suave vinagre su uso más popular es en el sushi.

Los rizomas frescos están macerados en almíbar y se suelen conservar en tarros de cerámica a temperatura ambiente hasta abrir el envase.

También se puede encontrar jengibre en infusiones, como aceite esencial o en cápsulas.

Por lo tanto, dado la cantidad de ventajas que podéis tener en vuestra salud tomando esta especia, os aconsejo la empecéis a incluir en vuestra dieta, ademas de ser un placer agradable para el olfato y el paladar, cuidareis todo vuestro organismo.

* Hombres, recordar que se le atribuyen poderes afrodisíacos también para la mujer, jejejeje.

Podéis saber más sobre esta especia, su uso y sus virtudes medicinales en:

Un abrazo.

Recordar, ya esta el listado del 2º Reto BBSS, podréis hojear el libro del segundo reto y ver el premio que ha elegido Marisa. 
Falta el sorteo que se hará en próximos días.
Visitarlo, podréis descubrir diferentes recetas muy BUENAS, BARATAS, SALUDABLES Y SENCILLAS.
http://recetasbbss.blogspot.com.es/2013/05/cocinamos-unidos-en-el-2-reto-bbss.html



30 comentarios:

  1. Mira que casualidad,hoy publiqué yo una receta de bizcocho de calabaza y jengibre confitado :D
    A mí me gusta mucho,no he probado a confitarlo con azucar moreno,a la proxima pruebo así
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Inma, es cierto, le aporta un sabor especial a las recetas, ya ves que yo lo hago diferente a ti, ya que este esta conservado en almíbar. te recomiendo lo pruebes y compares. un beso.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿????????????? gracias por tu visita Elena, es posible que estés equivocada, jejejjeej. pero que sepas que a mi también me gusta la calabaza en los postres, un abrazo.

      Eliminar
  3. no he probado nunca el jenjibre confitado, lo tendré que probar, tiene buena pinta. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si te gusta el sabor del jengibre en los postres tienes que probarlo, te va a gustar. besitos dulces querida Susana. muakkkkkkkkkkkkkkk.

      Eliminar
  4. Me gusta el jengibre, confitado no lo sé porque no lo he tomado, me gusta mucho deshidratado porque es la forma más habitual de consumo en casa, a modo de chuche, yo lo tengo rallado también pero he de probar porque es un sabor peculiar y muy rico, ese picor que deja ayyyyy que rico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejej ya veo, eres de las mías. pruebalo y luego me cuentas, vale? besitos dulcesssssss.

      Eliminar
  5. A mí me encanta un toque de jengibre en repostería, en los paises nórdicos raro es el bizcocho, galletas, etc que no lo lleven, lo que no ha quedado muy claro es si ese jengibre confitado es el que añades después a cualquier receta de repostería y cómo. Y doy fé de que es un afrodisiaco fantástico....jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajja ya sabes, si quieres una vida sexual sana. PON JENGIBRE EN TU VIDA, JAJAJAJAJ. en fin, luego lo añades en trozos a la masa que mas te guste, el sirope ideal para las galletas. muakkkkkkkkkkkkkkkkk. gracias guapetón.

      Eliminar
  6. Pues si que hemos aprendido sobre del jenjibre!!!!! Yo del jenjibre solo tengo una desagradable experiencia cuando se lo puse durante una semana al zumo como depurativo, sabía horrible!!!! Luego lo he probado un poquito en la cocina oriental, no sé como lo preparan ellos que no está tan mal.
    Sí que me llama la atención hacer algo de repostería, a ver si me animo!
    Un beso Pilar, estamos juntas en el libro de Bbss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, estamos juntas amiga mía en el libro BBSS, esa maravillosa colaboración que hemos hecho a esta causa. te animo a que borres tu mala experiencia con el jengibre, con un pan de jengibre o unas galletas, añade solo una punta de una cuchara para empezar a acostumbrarte, veras como cambias tu forma de pensar. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk. gracias Lola.

      Eliminar
  7. Hola Pilar cuanto tiempo sin pasarme¡¡`pero es que no doy mas¡¡ el jenjibre me gusta en poca cantidad pero me agrada,y esta receta es una buena opción para tenerlo a mano....Besssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola preciosa, me alegro de saber de ti, gracias por devolverme la visita, me alegro de que te guste esta opción. un fuerte abrazo (no te preocupes, tod@s estamos igual, hay veces que hasta un mes tardo en entrar en las cocinas de much@s amig@s, una no da mas de sí) muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  8. Hola guapísima!!! Yo me había acomodado tanto en el sillón reclinado, con mi almohada de las cervicales y los pies en alto para descansarlos y zás, hoy la entrada se me ha hecho corta.
    Eso sí, he aprendido un montón, como siempre que vengo a verte. No utilizo mucho el jengibre, la verdad. La primera vez que oí hablar de él, fue cuando se pusieron de moda las galletas para la navidad, típicas de los países nórdicos. Pero siempre tengo un trozo en la nevera para añadirlo rallado a lo que se me ocurra en ese momento jaja, casi siempre el candidato es el pollo.
    En fín, que siempre te digo, eres una artista, y estoy preparando una entrada con una receta tuya, ya te contaré....
    Besotes gordos, mi niña, voy al blog de Marisa a ver el curro que se habrá dado.
    Ala, otro besote de propina que hoy estoy generosa jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias amiga mía, jejejej ya sabes, o muy corta o muy larga, dependiendo del tiempo que tenga cuando la escribo, o de la información de que disponga. ahora ya me has dejado intrigada ¿¿¿¿que receta??????? malaaaaaaaa. bueno, a esperar toca, jejejeje. solo espero dar la talla y que te salga bien. muakkkkkkkkkkkkkkkkk. me alegro de que uses el jengibre, pero atrévete a usarlo en dulces.

      Eliminar
  9. Hola Pilar, que entrada más interesante, yo soy mucho de jengibre, de hecho tengo en polvo, confitado y fresco, lo que nunca hice fue confitarlo, pero después de ver tu receta y lo bien que te ha quedado me la apunto, ya me estoy imaginando los bizcochos, magdalenas, muffins, etc... Que olor y que sabor!
    Voy a visitar a nuestra amiga Marisa, se habrá pegado una paliza, pero seguro que valió la pena.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Milia, desde luego que si que te animo a que lo hagas, en almíbar es mas fácil que confitar al estilo de la fruta escarchada y el resultado al final en las recetas es el mismo, una de las seguidoras de este blog, Inma Vega, lo tiene publicado confitado, por si te apetece probarlo. http://afaltadelexatinbuenassontortas.blogspot.ae/2012/12/jengibre-confitado_4138.html
      Es cierto, Marisa se ha pegado un montón de horas editando y preparando el libro del segundo reto, el cual ha sido todo un éxito gracias las muchas y muy buenas recetas recibidas. besitos dulcesssssssss

      Eliminar
  10. Me ha encantado tu entrada,el jengibre me gusta mucho y pienso hacer la receta. Un besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Rosmary. si lo haces, pásate para decírmelo, veras como te gusta. un abrazo.

      Eliminar
  11. a mi también me gusta un toque de jenjibre, pero siempre lo he utilizado en polvo ya que fresco no lo encuentro en ningún sitio. me has dejado con la boca abierta, en serio que lo venden recubierto de chocolate???
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Toñi. lo puedes comprar en las fruterías, normalmente lo venden fresco y si no lo tienen, se lo puedes encargar, pero el seco también otorga sabor a los postres. si, desde luego que lo venden confitado como si fuera frutas escarchadas recubierto de chocolate (una imitación a las frutas de Aragon) aunque sigue teniendo ese toque picante. un beso fuerte y me ha gustado el pan que has hecho para celebrar tu primer cumpleblog. muakkkkkkkkkkk

      Eliminar
  12. Hola Pilar, yo no suelo usar mucho el jengibre, tan solo para galletas y en polvo, tampoco lo veo mucho por aqui, gracias por tu comentario , mira , yo no se si es la edad, o el amor de madre o que, pero cuando asistes a la graduacion de un hijo y encima le dan la matricula de honor y por sorpresa ademas... como no van a caerte unos lagrimones enormes?, yo solo se me emocione muchisimo, de lo orgullosa que me senti, pero bueno por lo que me cuentas tu ya eres una experta¡¡¡y es que hoy en dia y ante lo que se ve, es un orgullo para los padres que sus hijos sean sosegados, estudiosos, responsables y con la cabeza en sitio, uyyy, que tontuela me pongo¡¡¡, jajja, que pases un buen finde, besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias amiga mía, claro que te entiendo, amor de madre, veremos a ver el día que se nos casen, jejejejejeje. te animo a que si te gusta el sabor del jengibre en las galletas, lo pruebes en unas magdalenas, solo un toque, veras que aroma y que sabor sutil mas rico. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

      Eliminar
  13. Hola Pilar, no lo utilizo mucho solo en algunos dulces para darle ese toque, pero me gusta y así confitado no se como estará, pero seguro que quedará bueno.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Montse, si te gusta ese sabor, te animo a que lo pruebes, te va a gustar tanto el jengibre confitado como el sirope que se hace al cocerlo. muakkkkkkkkkkkkkk. un fuerte beso.

      Eliminar
  14. Mi querida amiga, muchas gracias por tu comentario, preocupandote por mi marido, ya estan las cosas un poquito mejor, aunque van muy despacio, todavia le queda mucha recuperacion, ya te ire contando, nunca he comido el jenjibre, pero seguro que como lo has hecho tu estara divino. Mil besicos preciosa, eres un cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchísimas gracias María por tu visita en esta situacion y mas cuando estas ejerciendo de enfermera, me alegro de que todo este mejorando. un fuerte beso. muakkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  15. Esto si que no se me hubiera ocurrido, pero porque además casi no lo uso en nada. Me fio de ti, y se que estará bueno. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias preciosa, desde luego que este sabor es muy peculiar, o te entusiasma o no te gusta. besitos dulcessssssssss.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.