martes, 5 de febrero de 2013

Papaviejos “Rosquillas de patata del Jueves Lardero”



Papaviejos “Rosquillas del Jueves Lardero”

El curioso nombre de este dulce es porque lleva entre sus ingredientes la patata.

Se pueden hacer tanto con forma de rosquilla como con forma de buñuelo.

Esta receta tan curiosa me la dio una mujer de Almería, que se la enseñó su madre y que según decía, se la había enseñado su abuela como antiguamente se enseñaban las recetas familiares, de boca en boca ya que no existía la costumbre de apuntarlas, muchas veces porque incluso no sabían escribir, el caso es que es una receta muy antigua.
También me enseño más recetas típicas andaluzas.


Mi curiosidad por conocer todo sobre este dulce y su tradición, me ha hecho investigar sobre ésta y otras recetas de dulces con patata y esto es lo que he sacado en conclusión:


Dulces con patata:                                                                      
Ante diferentes fiestas en la que se tenia costumbre de agasajar con dulces y en tiempos de escasez, se vieron en la necesidad de usar otros ingredientes de los que se tenían en casa, se inventó el uso de la patata como complemento para hacer dichos dulces,

 aprovechando la fécula y el almidón natural de este tubérculo, incluso para elaborar el pan, por eso en muchos puntos de la geografía Española y en las islas, se usa la patata.


*Un ejemplo de algunos de estos dulces es:
Los pastelitos de patata, manzana y almendra que se siguen haciendo en algunas pastelerías de Vitoria y en la provincia de Álava; 
De Cartagena, Murcia y algunos pueblos de Albacete unos ricos buñuelos de patata muy parecidos a este dulce y empanadillas de patata; 
Mazapanes elaborados también con patata para economizar la almendra; 
Empiñonados de patata en Cataluña, Aragón, Valencia y Baleares aunque ahora ya están en desuso por la facilidad de conseguir almendra; 
En Mallorca los “buñuelos de las vírgenes” y bizcochos súper esponjosos de patata; 
En Extremadura y en el resto de provincias también se hacen dulces y panes donde la patata está presente entre sus ingredientes y os digo que no se nota para nada su sabor, pero les da una esponjosidad estupenda.


Este dulce que hoy os traigo “los Papaviejos”, además de hacerse en Almería, se hacia en muchos pueblos de Granada, Sevilla y Málaga, incluso en algunos pueblos del sur de Albacete;

Posiblemente viene de tiempo de hambrunas, sustituyendo la escasa harina de trigo por la pobre patata.


No he encontrado por ningún sitio la antigüedad de este dulce de patata, de hecho, casi en ningún sitio se conoce si no es en los pocos pueblos de Almería donde se siguen haciendo.


Aquí os dejo la historia que me han contado sobre ésta tradición del jueves lardero ya se hace en muchos otros pueblos de toda España:
Al jueves último antes del miércoles de ceniza (que abre paso a la Semana Santa) es conocido como “jueves lardero”.


Una semana después del jueves lardero, tiene lugar el miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma Cristiana, por lo que se cree que el origen de esta festividad es una celebración que hacían los fieles desde la Edad Media, para reunirse y comer abundante carne, de la que durante la Cuaresma y la posterior Semana Santa deberán abstenerse.


Este año 2013, dicho jueves es el día 7 de febrero y el día 13 es el miércoles de ceniza.

En este día las excursiones al campo con la tortilla, la carne y los bollos son los protagonistas ya que son los últimos días en los que “se puede” comer carne.
Se aprovecha estas fiestas para comer abundantemente carne, embutidos, etc. junto con los tradicionales dulces.


De donde viene el nombre de este dulce:
Seguramente LOS PAPAVIEJOS surgió por la necesidad de aprovechar las últimas patatas de la despensa, ya que se empiezan a recoger las tardías que se sembraron justo después de las hortalizas del verano y ya se siembran las siguientes, de ahí su nombre.


* Si queréis conocer un poco más sobre esta fiesta, los diferentes pueblos donde se sigue y sus tradiciones, os recomiendo: http://es.wikipedia.org/wiki/Jueves_Lardero

He rescatado esta receta de mi viejo cuaderno por tres motivos:

1º- me la ha pedido un amigo y excelente cocinero:
Miguel Hinojosa, del blog la repostería de Miguel, pues se lo dijo su padre que había oído hablar de estos dulces y el no conocía nada de ellos.


2º- acercándose la fecha donde se hacían (este año 2013 será el 7 de febrero) aquí dejo mi pequeño granito de arena y homenaje a todas esas personas que reviven cada año las tradiciones antiguas, contribuyendo a que no se pierdan en el olvido, hay que seguir luchando para que conozcamos toda nuestra cultura y tradición y si es posible, revivir y recuperarlas.


3º- éste molde artesano que voy a usar, es un regalo muy especial de una buena amiga de mi pueblo, del grupo de facebook “Encuentro entre poblanchinos” que me trajo dicho molde, como regalo en un “encuentro que hicimos en Madrid” varios de mis paisanos de Puebla de la Calzada, pueblo natal de mi madre y el cual no había tenido ocasión de estrenarlo todavía:

Ana María Piñero, mi preciosa amiga, muchísimas gracias por regalarme este molde que buscaba por aquí y como tu bien sabes no encontraba, ten seguro que lo guardaré como un tesoro y que cada vez que lo use, me acordaré de ti. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkk


Ahora ya la receta.
Yo ya había probado este dulce hace años cuando pedí la receta, pero no los había hecho nunca, templados están ricos pero cuando se enfrían no podéis parar, os lo aseguro.
Tienen la esponjosidad de los buñuelos antiguos.


Ingredientes para unos 80 Papaviejos:
- 3-4 patatas bien limpias (de peso aproximado 350g)
- la ralladura de un limón y un poco de su zumo
- ½ litro de leche aproximadamente (quizás un poco menos)
- 6 huevos medianos ó 5 grandes
- una cucharada de canela en polvo
- 1 sobre doble de gaseosas o si no se consigue, una cucharada rasa de bicarbonato (esto posiblemente sea por evitar el gasto de la gaseosa que había que comprar en la farmacia)
- 100g de azúcar.
- 500g aproximadamente de harina todo uso
Aparte se necesita: 
- Azúcar con canela para rebozar, aceite de oliva suave para freírlos, una cáscara de limón para el aceite, una pizca de sal y agua para cocer las patatas.

Como hacer:
*Hoy haré la mitad de los ingredientes, pues es para enseñaros como se hacen y salen muchas con las cantidades que me dieron.


Separamos un poco de la leche en un vaso y al resto le añadimos un chorrito del zumo del limón para hacer nuestro suero casero, dejamos reposar (esto me llamo mucho la atención, pues era la primera vez que lo veía usar para hacer una masa de bollería y según me explico esta señora, se hace para ahorrar gasificante, que eran bastante caros y evitar el sabor que éstos dejan en los dulces)



Cocemos las patatas con piel cubiertas de agua y una pizca de sal durante 20 minutos, 
escurrimos y dejamos secar partidas cerca del calor del hogar con cuidado de que no se os quemen (como no tengo chimenea, simplemente las he dejado secar bien en el horno a 50º durante 5-6 minutos).


Mezclamos en un bol, la harina con el azúcar, la ralladura de limón y la canela tamizarlo junto.

Pelamos las patatas templadas y las aplastamos con un tenedor o pasapurés, nos podemos ayudar echándolas un poco de la leche de la receta (si queréis, podéis triturarlas con la batidora, a mi no me ha hecho falta pues estaban bien blanditas)


Mezclamos con los huevos batidos y el suero de leche poco a poco, (dejar un poco aparte si las vais a hacer a mano por si sale la masa blanda)

Añadimos poco a poco la harina en 3 veces

mezclando bien cada vez que la echáis, 
ayudaros con una cuchara hasta ver una textura de masa un poco blanda si las hacéis con rosquillera, 
si no, la textura tiene que ser un poco mas dura "si veis necesario", añadir un chorrito de la leche reservada, pero muy poco a poco. 
Yo no he necesitado echar toda la que había guardado.

En este punto añadimos los sobres de gaseosas o el bicarbonato y remover bien 
(pensar que si hacéis la mitad de la receta, también tendréis que poner la mitad de éste, yo he puesto una cucharilla pequeña rasa de bicarbonato). 


Tienen que quedar una masa blanda que nos recuerde a la de magdalenas o la de bizcocho.


Veréis que enseguida empieza a formarse burbujas en la masa, eso es porque entra en contacto el bicarbonato con el limón (si leéis los componentes de las gaseosas, una parte es bicarbonato y la otra ácido cítrico, y prácticamente son lo mismo también en la levadura química tipo royal)

Ponemos una sartén honda o una cazuela con el aceite y la cáscara de limón a calentar, a fuego medio hasta que se empiece a tostar la piel del limón y metemos el molde de roscas en la sartén para que se caliente.



Ponemos la masa en una jarra, pues esto nos ayuda mucho a llenar el molde sin que se nos derrame.


Retiramos la piel de limón, bajamos un poco más la temperatura del aceite y vamos echando masa en el molde bien caliente pero escurrido del aceite, justo hasta la mitad de su capacidad y metemos enseguida en el aceite caliente, vemos que se desprende rápido y fácilmente la masa del molde


le damos enseguida la vuelta a la rosca para sellarla bien y que se quede bien redonda y aprovechamos y lo volvemos a llenar, siempre con el molde bien caliente, así hasta tener varias roscas friendo a la vez, "sin pasarse" pues crecen mucho y si se meten muchas a la vez se corre el riesgo de que se os quemen, yo las he hecho de 3 en 3.


Tener cuidado que no se os tuesten demasiado, darle la vuelta varias veces y en cuanto las veáis que se doran, las retiráis en una bandeja con papel de cocina para evitar el exceso de aceite.



El tiempo que se tarda depende mucho del tipo de cocina y de la sartén que se use, 

si tenéis ayuda tardareis menos (normalmente se hacia en familia ayudándose varias mujeres en la cocina, una llena la rosquillera, otra les da la vuelta y una vez escurridas, otra las pasa por el azúcar).


Si alguna sale un poco desigual, las dejamos bien bonitas eliminando los sobrantes, igual que hicimos con los buñuelos aunque si os soy sincera, la desigualdad es mas bonita que no todas tan perfectas.


Seguimos haciendo Papaviejos hasta terminar la masa.


En templado, pasarlas por una mezcla de azúcar con canela, dejamos enfriar sobre papel para que absorba el exceso de grasa.


Colocar en una bandeja para servirlas.

Si las vais a llevar al campo, os recomiendo las metáis en una caja de cartón cubierto con papel de cocina.


*Si no tenéis rosquillera, se pueden hacer a mano y así las podéis hacer tod@s:

Añadir un poco mas de harina a la masa y un poco menos de leche; la masa es blanda pero untando las manos en aceite se puede trabajar.

Formar rápido bolas pequeñas, pasando la masa de mano a mano, como un huevo pequeño, a las que les haces en el centro un agujero para que no exploten, hacerlo con el dedo gordo y el índice y vas friendo rápidamente por los dos lados.


Una recomendación es que no se trabaje mucho la masa para que no queden duras.

También podéis hacerlas con dos cucharas pequeñas, como buñuelos.


Espero que os haya gustado tanto este dulce como la historia del mismo.

Un abrazo.

61 comentarios:

  1. a mi ahora mismo con un cafe ...me venia estupendamente
    tienen una pinta estupenda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias mary, me alegro mucho de tu visita. un abrazo.

      Eliminar
  2. Que sorpresa Pilar...los famosos papaviejos...que buenos y que bien te han quedado, una entrada super completa, con el paso a paso y un comentario explicando un poco la historia de este dulce tradicional...
    No esta pagado la aportación que haces sobre los dulces tradicionales.
    Un besazo amiga.
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sabes que parte de esta receta te la debo a ti amigo Miguel, quizás me hubiese pasado desapercibida por mi viejo cuaderno; cuando me preguntaste sobre estos dulces, se me encendió la curiosidad y aparte de lo que conocía de ella y que ya te comenté el día que te la dí, he buscado sobre su tradición para que todos las conozcan. ahora solo espero que te animes y se las hagas a tu padre, segurísimo te van a gustar mucho. un abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. Mmmmmmmmmmmmmm, que delicia y te han quedado perfectas y muy bonitas. Deliciosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejjej gracias cielo, me alegro de que te gusten.
      te animo a que el siguiente bizcocho que hagas en lata, sea con esta receta, si, si, que con la misma te sale un bizcocho alto y esponjoso. suuuuuuuu es un secreto, no se lo cuentes a nadie, jajajaja. besossssss

      Eliminar
  4. Riquísimas!!!!!!! podría decir maravillas de este tipo de rosquillas, pero que todo el mundo se anote a hacerlas para probarlas, mrece la pena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias guapetona, ya veo que tu si que has probado este tipo de masa, pues es suave y muy esponjosa. un beso.

      Eliminar
  5. Oh Pilar, me he quedado prendado de éstas rosquillas. Te prometo que no tenía ni idea de su existencia, creo (aunque sabes que no puedes hacerme mucho caso, soy un pelín despistadillo) que eres la primera persona a la que veo hacer una receta dulce con patata. Había escuchado y tengo recetas de panes hechos con patata, aunque ahora, mientras te escribo, quizás haya visto algún bizcocho que cuente con ella entre sus ingredientes, pero la verdad es que los roscos tienen una pinta maravillosa, y no sé si el resultado sin rosquillera y con la masa más densa daría el mismo resultado. Felicidades por la receta y por la entrada. Te superas cada dia más. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejje ya se acabo tu espera, solo quisiera no haberte defraudado, te aseguro querido Jose, que aun haciéndolas a mano, te recordaran mucho a los donuts por su textura esponjosa y suave. anímate y las haces, aunque no las publiques, y me cuentas tu experiencia. ya te enseñaré unos bizcochos borrachos que tambien se hacen con patata, jejejeje. besitossssssssssssss

      Eliminar
  6. Pilar, que curiosa esta receta, que bien explicada y además con su historia, me ha encantado, hasta el nombre es muy original.
    Yo no tengo candil :( y me queda la duda de si haciéndolas con más harina, no perderán parte de su gracia, porque supongo que sean blanditas.
    Qué me aconsejas, hacer buñuelos o meter más harina y hacerlas en forma de rosquilla?
    Y que listas nuestras abuelas, sin saber química, mezclaban ácidos y bases para equilibrar las recetas.
    Un besazo y gracias por hacernos llegar parte de nuestra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querida Ana, lo suyo seria hacerlas con el candil pero te aseguro que a mano también salen muy esponjosas, es por la mezcla de ingredientes (como bien dices, las abuelas sabían mucho). mira en la foto, veras que las del centro del plato son sin agujero, están hechas a mano, pero la foto me salio muy borrosa y no la he publicado, estaba igual de esponjosa, simplemente se le pone un puñadito mas de harina y no se le echa toda la leche, es masa blanda pero untando la mano con aceite, te salen bien y no se te pegan a la mano. te animo a que lo intentes, veras como repites. un abrazo

      Eliminar
    2. Gracias por responder Pilar, voy a intentar hacerlas, a ver si me salen tan ricas como a ti.
      Es que me ha llamado mucho la atención que lleven patata y estas recetas tradicionales, son un tesoro.
      Besos.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. gracias Lolines, que disfrutes del carnaval y muy rica tu rosca de chicharrones. un abrazo.

      Eliminar
  8. Mi querida Pilar, cada día te superas guapa, menuda entrada. La entrada me ha encantado, por no decir el paso a paso de los papaviejos. Curiosa la cocina, como se adapta a los tiempos, a la economía y la geografía, mi tía me contaba siempre que a ella los churros que más le habían gustado en su vida, los hacía una señora que trabajaba en su casa y la masa llevaba papa. Pero claro, ni idea de cómo se haría aquello.
    Ese plato ya terminado, me lo llevaba ahora mismo, sin ningún remordimiento.Qué cosa más rica, me encantan las rosquillas, todas tan diferentes y tan ricas.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como bien dices amiga Nuria, la cocina se adaptaba a los ingredientes que se tenían a mano y estas rosquillas son sorprendentes, mira si lo son, que después de tantísimos años se siguen haciendo. seguramente los churros de los que hablas también tengo yo una receta, pues creo recordar haberlos probado, ya te la busco si eso vale??????un beso fuerte.

      Eliminar
  9. Riquisimas rosquillas Pilar , me voy a quedar la receta, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quedatela amiga marijose, pero hazlas veras que ricas. un besazo fuerte

      Eliminar
  10. Es la primera vez que veo estas rosquillas, que ricas...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues amiga Pilar, te aseguro que cuando las pruebes, veras como en algo te traen recuerdos de tu niñez y es que este sabor tan suave y esponjoso lo has probado alguna vez (se hacían así antes en muchos pueblos, solo que no nos decían que tenia patata, mas económicas y duraderas). un abrazo

      Eliminar
    2. Si que las haré, tengo que comprarme el molde ese que tu tienes.
      Ya te contaré como me han salido.
      Un abrazo, tocaya, y buen finde.
      *Pilar*

      Eliminar
  11. Me ha encantado la entrada, tanto que me he puesto en mi lista de pendientes buscar el molde para las rosquillas, porque el paso de hacerlo con las manos, ese sí que me parece dificilísimo, porque con mi agilidad seguro que tiraría más masa fuera de los recipientes que dentro y eso si que iban a ser rosquillas o buñuelos desiguales!! Y como propósito, ya que me gusta tanto tus recetas, tengo que hacer alguna para dedicartela y añadirla a mi blog. Hablas de tu cuaderno de recetas.... mmmm cómo será ese cuaderno, que curiosidad tengo!! Menuda enciclopedia tiene que ser.
    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues mira May, por aquí lo busqué en todas las ferreterías industriales y nada, en algunos blogs leí que en los chinos de todo a 1€ lo encontraban pero yo no lo encontré por ningún sitio, así que mi paisana me lo trajo desde Badajoz.
      prueba y los haces sin molde, te aseguro que salen prácticamente iguales (las del centro de la foto del plato están hechas a mano, solo que la foto me salio demasiado borrosa y por eso no la he puesto) seria todo un honor aparecer en tu blog en una de mis recetas. besitosssssss

      Eliminar
  12. ¡¡Plasplasplas!!!!Genial la entrada no sólo por la receta sino por la historia tan completa que has puesto. Siempre está bien aprender cositas nuevas y gastronomía de otras regiones. Gracias Pilar, buen trabajo. Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias preciosa, me alegro de haberte enseñado esta receta y que te guste mi forma de ponerla. besosssssssssssss

      Eliminar
  13. Mi querida amiga, eres sin duda una persona, enamorada de las tradiciones, que gusto si hubiera mucha gente como tu, esa entrada llena de cariño a las cosas de antes son las mas bonitas para mi, y desde luego se nota que te has interesado por las fiestas tradicionales y su rica gastronomia, como estas rosquillas, que daria cualquier cosa por probarlas, te salen como a nadie. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias querida María, en efecto, estoy enamorada de las tradiciones y si encima tienen en su recetario cosas tan ricas como estas rosquillas, mucho mejor. te agradezco tus palabras. un fuerte beso y disfruta de tu carnaval.

      Eliminar
  14. Querida Pilar, una entrada excelente. Sí que tengo oido a mi suegra el hacer bizcochos de patata, pero realmente nunca lo he probado. Lo que para mi es una novedad es incluir la patata en las rosquillas o buñuelos. Me Parece tan original. Te felicito porque estás realizando un verdadero trabajo de recopilación de cocina tradicional y eso no tiene precio. Gracias.Biquiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Vero, te aseguro que el incorporar patata en las rosquillas y buñuelos es muy antiguo. un beso y feliz carnaval.

      Eliminar
  15. Pilar te han quedado unas rosquillas para chuparse los dedos que pinta tan buena tienen y lo original de la patata me gustan besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Adita,(ya ves, tu tienes montones de recetas con la fécula y seguro que en un principio se elaboraban con la patata cocida, antes de inventar la extracción de la fécula deshidratada) y son esponjosos todos y muy ricos. te animo a que las pruebes, veras como repites mas de una vez. un abrazo fuerte.

      Eliminar
  16. Que receta más original y más rica, me encantará probarlos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Rosa, te animo a que las hagas pronto, veras como repites y repites, jejeje. besos preciosa.

      Eliminar
  17. Que rosquillas tan apetitosas y que historia tienen detras!!! que bien te quedaron y seran super tiernas la verdad es que si saben como pintan estaran de lujo...Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias guapetona, me alegro mucho de que te gusten. hazlas y después me cuentas, veras como no puedes parar de comerlas. un beso fuerte amiga Esther.

      Eliminar
  18. Hola reina!!!! Cuanto tiempo te he dejado abandonada,verdad? no tengo excusa!!
    Me han encantado tu visitilla y tus ánimos!! :-))))
    La verdad es que estoy pasando una temporada ajetreada y triste a la vez. Por esos dos motivos lo tengo todo abandonado. La causa de todo es que me ha dejado mi novio de años de la noche a la mañana,así que ni tengo ganas de postrear,ya que no tengo para quien hacerlo,ni de ver estas cositas tan ricas como las que tú cuentas porque, para quién? Ya ves :-((
    Y por ello también me he cargado de trabajo todo el día,así que a ver si levanto cabeza y encuentro otra vez ganas de postrear,porque no tengo ilusión pare ello.
    No sabes cuánto te agradezco tus palabras de ánimos,mi niña!!! Eres una persona estupenda!! y se nota que llenas de amor todo lo que haces.
    No cambies por favor,que cuando esté mejor de ánimos me voy a hinchar a hacer todas estas recetas tan riquísimas que nos cuentas!!
    Mil besos mil desde Oviedo!!! Muuuuaaaahhh!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias preciosa por tus amables palabras, ya hablamos en privado. un beso.

      Eliminar
  19. Pilar me ha encantado tu blog tu receta y con tu permiso me quedo por aquí un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bienvenida a mi cocina, te animo a que las hagas, veras que esponjosas rosquillas descubres. un abrazo y gracias por devolverme la visita.

      Eliminar
  20. Preciosa la hostoria, esto no se tenia que haber perdido nunca jamas, verdad, esta se ocnserva pero hay muchas tradciones culinarias que no se guardan,,,estas tuyas,,,y con tu permiso...me la llevo.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro que te la puedes llevar, es mas, te la tienes que llevar, que para eso os las pongo, y que no se pierdan nunca estas recetas, pues encima de sencillas, están deliciosas. un beso.

      Eliminar
  21. Me ha gistado mucho lo que has contado sobre esta receta y la manera que explicas como prepararla, por aqui me quedo como tu seguidora.

    Un abrazo

    Visita mi blog cocinandoconsencillez.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Joselin y bienvenida a mi cocina.

      Eliminar
  22. Pilar, gracias por tus molestias para explicarnos tan bien las recetas. Llegar aquí es igual que abrir un libro de lo más interesante. En la libretina de la tía Soledad tengo varios postres con patatas, seguramente por lo que cuentas, para ahorrar y tirar de lo que tenían a mano. Gracias por la receta amiga. Contigo tengo el problema que todo me apetece. Y gracias también por tus cariñosas palabras en mi cocina. Besinos y voy a mirar los pastelinos que dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amiga Labidú, Maria Jesús guapa, tengo el mismo problema que tú, cada vez que paso por tu cocina, todo se me antoja. muchas gracias a ti por tus siempre amables palabras, un beso fuerte.

      Eliminar
  23. Una receta muy original no conocia esta receta para hacer las rosquillas con patata ni el cazo para hacer las rosquillas.
    Me ha encantado el post ,tomo nota si veo el cazo para hacer las rosuqillas en alguna ferreteria me hago con el para poner tu receta en practica.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias preciosa, espero que tu lo consigas mas fácilmente que yo, por aquí no lo venden. te aseguro que cuando pruebes estas rosquillas vas a alucinar, de lo esponjosas y ricas que están. por cierto, ya me pase a apuntarme a tu sorteo, hija, estoy súper liada y todo lo llevo con retraso. un beso y gracias por venir a verlas.

      Eliminar
  24. No conocía la historia de los papaviejos ni la de los jueves larderos esos ajjajaja
    Me encanta entrar a tu blog, por tu cocina tan tradicional y llenas de buenos recuerdos y por lo mucho que aprendo contigo... gracias amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejejej gracias guapetona, me alegro haber podido enseñarte una tradición mas de nuestra España rural. un beso.

      Eliminar
  25. Necesito ese artilugio YA!!!
    Menuda pintaza tienes esas rosquillas

    Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejej gracias Marisa, seguramente se puedan adaptar perfectamente a harina sin gluten, eso no lo he probado, te animo a que si las haces, me lo digas a ver que tal. besitosssssssssss.

      Eliminar
  26. Hola, te escribo desde Chile, mi abuela que tiene 95 años hacía esta receta cuando yo era pequeña (acá no es conocida), con nostalgia la busqué en google y acabo de prepararla, muchas gracias por publicarla... ella la disfrutó mucho, un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola, te escribo desde Chile, mi abuela de 95 años me hacía esta receta cuando pequeña, acá no es conocida así que estoy muy agradecida de tu publicación, los disfrutó mucho, un abrazo. Daniela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Daniela por hacerlos, es cierto, esta receta no es muy conocida en muchos sitios, aunque si que fue muy tradicional en su época en montones de pueblos y es por eso que no quería que se perdiera en el olvido.
      ha sido todo un honor haberte traido con ella un recuerdo tan grato. besitos dulces y vuelve cuando quieras.

      Eliminar
  28. Buscando como loca una receta que habia visto en facebook, me encontré tu magnifico blog, me encanta su contenido y la forma tan explicita que tienes de explicar las cosas, todo tan bien informado y esos paso a paso tan bien ilustrados, es una delicia estar en él, por ese motivo me quede por aquí y te invito a pasar por el mio que es aún muy humilde
    http://dogaher57.blogspot.com.es/
    Saludos desde
    LAS COSITAS DEL RINCÓN DE DOLORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de haberte podido ayudar y bienvenida a mi cocina. un abrazo.

      Eliminar
  29. Hola, Pilar!!!!! Qué estupenda receta. Esta me la guardo para el año que viene, aunque con la pinta que tienen los roscos, seguro que la hago antes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola. Tienes que probarlos ya. No esperes al próximo jue es lardero jeje. Te va a sorprender de lo ricas que son. Gracias por venir a verlas. Muakkkkkkkk

      Eliminar
  30. Hola Pilar.Es la primera vez que te veo. Soy nueva en Google.Y que casualidad que me encuentro con éstas Rosquillas que también las hacían mi madre y mi tía, las dos juntitas..Así desde pequeñitas hasta ya de mayores..Bueno no me quiero enrrollar mucho.Solo agradecerte muchisimo conocerte, y encontrar ésta receta ya que nunca se me ocurrió de preguntarles y apuntarla..Y ya las echaba en falta.Un fuerte abrazo.Y Gracias.gracias.gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, encantada de poder ayudarte y sí, esta es una de tantas recetas que hacían las familias juntas. cuando las prueves por favor vuelve y me cuentas si son como las que hacían tu madre y tu tía.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.