lunes, 5 de octubre de 2015

Muffins de chocolate negro con pepitas de chocolate



Muffins especiados de chocolate negro con pepitas de chocolate


Verdaderamente esto es increíble “puro pecado”.


A quien no le guste el chocolate que pase de largo.



Ahora que si sois como yo amantes del chocolate fuerte, cuanto más negro mejor, no vais a parar de babearrrrrr. 


De lo único que me arrepiento de esta receta es de haber hecho tan pocos.


Era imposible mirar mientras se enfriaban y no tentarse.


Dejaban un olor tanto en la cocina como en el salón que embriagaba (suelo poner los dulces encima de la mesa del salón a enfriar, no es por nada especial, es donde mejor cabe las rejillas y no molestan mientras limpio y recojo la cocina, pero corro el riesgo de que cuando vuelva para sacar las fotos me encuentre con el sitio, y el caso es que pregunto y nadie ha sido…..jejejejejejeje)




Son unos pasteles muy densos, con uno solo te aseguro que quedas totalmente satisfech@.


Tienen un sabor intenso a chocolate negro, 
un aroma de las especias que te atrapará 
y si esto fuera poco tienen pepitas de chocolate.



Esta receta que hoy os traigo es CREACCION PROPIA, 

no la vais a encontrar igual en ningún sitio ya que la saqué mezclando varias recetas diferentes hasta encontrar la textura y sabor que fuera lo que buscaba.




La cosa de buscar estos muffins nació así:

Hace ya 5 años, un día de los enamorados fuimos a cenar en un pequeño restaurante italiano muy cerca de aquí donde vivo.


El trato fue horrible: nos sentaron en el paso a los baños y la cocina, el camarero “que no era italiano, a no ser que este italiano hubiese nacido en otro continente” nos atendió de mala gana.


Entiendo que estaba a rebosar, todo lleno y que eran ya más de las 9’30 de la noche de un domingo, pero mejor hubiera sido que nos dijera que no, que estaba lleno y que tenían ganas de cerrar, a el trato que nos dieron. 


Y no digamos de la comida: fuimos recomendados porque según “me dijeron” hacían pasta y salsas casera y carne de muy buena calidad, Ufff SIN COMENTARIOS…... DE HECHO EN  POCO TIEMPO CERRARON.


Quien me manda a mí salir ese día, si yo quiero a mi marido todos los días del año y no necesito este día para demostrárselo.



Pero se empeñó mi marido ya que yo le había preparado una buena comida y una tarta y en fin, una anécdota más a sumar a lo vivido.




Lo único bueno “de esa cena” fue el postre: nos sirvieron un tiramisú que quitaba el hipo y unos muffins como estos que estaban tan ricos que hicieron casi que me olvidara de lo sucedido.




Estaba yo de un humor “como os podéis imaginar” como para preguntar por el cocinero y hablar sobre este dulce, me supongo que los llevarían de alguna pastelería, no me creo yo que el cocinero se dignara en entretenerse en hacerlos.



Fue en el primer lugar donde los oí nombrar como muffins y los vi servidos en esos típicos papeles.



*Siempre pensé que los muffins eran una especie de torta inglesa hecha como las tortitas y que tomaban con mantequilla y mermelada a la hora del té, o por lo menos asi me los habian servido y no como esto que eran más parecido a unas magdalenas algo más densas, así que me puse manos a la obra y empecé a buscar información sobre ellos.



Lo primero que me llamó la atención es el desconocimiento que YO tenía sobre este dulce. 

A mí me sacan de nuestros queridos dulces tradicionales y estoy un poco perdida.



Aparte de que hay diferencia entre los ingredientes, también en la forma de elaborarlos son distintos:


Nuestras tradicionales magdalenas suelen estar elaboradas con buen aceite o mantequilla, rara vez se le añade leche, de aroma se suele usar ralladura de limón o naranja o poco más, se baten muy bien los huevos juntos o separados, consiguiendo así una masa suave y esponjosa sin necesidad de poner mucha levadura, al hornearse nos deja una masa alveolada y con muy buen copete y aceptan bastante azúcar.


Los muffins son otra cosa: los he encontrado dulces y salados; 
es una masa más densa y pesada, no es necesario batir mucho, con sólo mezclar bien los ingredientes vale, 
se le echa leche o nata y aceite o mantequilla y se pueden aromatizar con muchas cosas distintas; 

también llevan bastante gasificante ya que la masa es más pesada y necesitan “ayuda” para subir, se les puede poner frutas o frutos secos, Bacon, cebolla, morcilla, etc…



Miles de combinaciones distintas, o como en este caso mucho chocolate, no son muy dulces y quedan más bien planos, con poco copete y masa jugosa y densa, poco alveolada y poco esponjosa.




- Aprendidas las diferencias, MERECE LA PENA RECALCAR QUE ALGUNAS DE LAS RECETAS DE MAGDALENAS QUE HAY PUBLICADAS EN ESTE BLOG SE PODRÍAN PERFECTAMENTE LLAMAR MUFFINS.



Llega el momento y empezamos a buscar.  
  

Para encontrar lo que probé aquella noche, hice varios intentos pero desistí ya que se asemejaban a esos que recordaba pero eran diferentes, unos más suaves, otros más ligeros, otros más dulces, otros menos especiados, etc…



*Para quien no me conozca mucho o llegue nuev@ a mi blog tiene que saber que me gusta mucho experimentar en la repostería y a tozuda no hay quien me gane, jejejeje.



- Cuando leo en algun libro de cocina o publicáis una receta de magdalena me las apunto todas, 
me pasa lo mismo con las rosquillas y si encima son con chocolate, ummmm ya estoy perdida, ME LAS APUNTO TODASSSS.



Hace ya algún tiempo, Choni Anastasio del grupo de Facebook de Cocina Compartida nos trajo unos muffins que con sólo mirarlos me enamoraron. 


Esa misma semana los probé y aunque no eran exactamente lo que buscaba se le pareció muchísimo.


Lástima que esas fotos se perdieran con el antiguo ordenador porque me quedaron Rebonitos y en esos usé los clásicos papeles donde se presentan y me quedaron grandes y preciosos.


Si queréis ver los suyos que están buenísimos ir a su blog AQUÍ, ésta y todas las recetas de Choni os van a encantar, os lo prometo, ADEMÁS ES UNA PERSONA ENCANTADORA, YO LE TENGO MUCHO APRECIO, SOMOS MUY PARECIDAS Y TENEMOS MUCHAS COSAS EN COMÚN, ELLA YA LO SABE. Muakkkkkkkkkk guapetona.




Se me pasó por un tiempo mi vena de investigar, ya tenía yo suficiente con buscar información de otros dulces tradicionales que ya habeis visto por el blog como para dedicar mucho mas a este dulce que encima nos viene de fuera...

Pero un día aparecen los muffins por todos lados, todos los sitios llenos de muffins a cual más apetecible:





Cristina del blog ALIMENTA, va y nos enseña un día los suyos “y de triple chocolate”, ummmmmm, ESA NOCHE NO PUDE DORMIR, JEJEJEJ HASTA SOÑÉ CON ELLOS. 


¿No conocéis a Criss? ir a ver los suyos, AQUÍ y tener cuidado, como seáis chocolate adictos os enganchará y no solo sus recetas, es una chica cariñosa, ella sabe que yo la tengo mucho cariño, muakkkkkkkk preciosa.


Los de triple chocolate los tengo muy en mi memoria, cualquier día me lio la manta a la cabeza y los preparo.


Una noche llega Encarna del grupo de Facebook Copia Cocina y nos enseñó unos espectaculares muffins de chocolate que acababa de hacer.


Cuando publicó la receta era sencilla y tenían una elaboración fácil así que no pude resistirme y esa misma noche probé a ver si se le parecían.


Otra vez me quedé con las ganas, aunque los suyos están buenísimos PERO DE VERDAD VERDAD BUENISIMOS, no era tampoco lo que recordaba.



Ya empecé a dudar de encontrar la receta de este postre, por primera vez me arrepentí de no haber contactado con aquel cocinero y si bien no me dijera su receta, quizás hubiera conseguido sonsacarle donde los compró, jejejeje.





Casi había tirado la toalla cuando hace poco de nuevo Encarna va y nos trae otros muffins distintos que tenían una pinta increíble, ya sí que no pude resistirme: 
-tenía que probar y probar hasta encontrar “el sabor que recordaba”.



Ya conocéis a Encarna. a, ¿qué aún quedan personas que no la conocen? 
pues ya estáis tardando, tiene unas manos en las masas que enamoran y es otro amor de persona, yo también la quiero mucho y estoy deseando de conocerla. Muakkkkkkkkk preciosa.



Si queréis ver los de Encarna pasaros por AQUÍ y por AQUÍ pero pasar también a ver el resto de recetas y sus otros blogs, recetas caseras pero deliciosas.



(PINCHANDO EN LOS ENLACES VAIS DIRECT@S A SUS RECETAS, NO OLVIDEIS HACERLO, RECOMENDACIÓN DIRECTA MÍA)






Esas cuatro recetas ya fueron el preludio de esta mía.



Hice varias mezclas de especias, en distintas proporciones hasta encontrar lo que recordaba.





Podéis hacerlos en los clásicos papeles de muffins o en los papelitos de magdalenas clásicos, da un poco lo mismo, eso sí, os recomiendo que los metáis en molde ya que sino la masa tiende a desparramarse a lo ancho en vez de subir)




OS AVISO DE QUE SI SOIS MÁS DE CHOCOLATE CON LECHE, CON PONER MENOS CACAO Y UN POCO MÁS DE AZÚCAR SOLUCIONADO.


Ingredientes para 12 muffins grandes o 18 medianos:



- 300g de harina repostería

- 70g cacao puro en polvo sin azúcar (yo uso Valor, es más intenso y deja un color oscuro que con otras marcas no vais a conseguir) aunque tambien se puede cambiar por chocolate negro de cobertura fundido.

- 250g azúcar moreno ( para diabetic@s se puede usar 100g de tagatosa)

- 1 cucharada de miel. No es por el dulzor, es un estabilizante natural = azúcar invertido< aquí informacion sobre este ingrediente. (Para diabetic@s una cucharada de sirope de arce o nada)

- 3 huevos medianos

Una pizca de sal

- 150ml aceite de girasol

- 180ml de buttermilk

- 1 cucharada de levadura química tipo royal + 1 cucharada de bicarbonato

- 1 cucharada de mezcla de especias*



       *Estas las tengo mezcladas en un tarro de cristal, listas para poner lo que precise la receta


MI MEZCLA ES: 1 parte de jengibre molido, 3 partes de  canela molida, 2 partes de nuez moscada y 1 parte de clavo molido. De aquí coger lo que pida la receta.



- Pepitas de chocolate negro.




Encendemos el horno a 200º arriba y abajo “sin aire”.





*Si no tenéis pepitas de chocolate os aconsejo hacerlas vosotr@s, siempre sabréis que proporción de chocolate llevan y garantizáis que no se deshagan al hornear.


No es la primera vez que uso de las compradas y algunas se han derretido completamente porque llevan una proporción muy grande de leche o manteca.


Así las hago yo: derrito al baño maría una tableta de chocolate negro, éste del 70% de cacao, sin añadir nada, muy muy despacio hasta que el chocolate se deshaga.


Meto en un biberón y preparo en una bandeja unas láminas de acetato, las compro en papelería, también se pueden hacer sobre papel de horno.



Con paciencia voy dejando pequeñas gotas, separadas entre sí, hasta gastar todo el chocolate.
SALEN MUCHIIISIMAS Y POR POCO DINERO.



Simplemente las dejo endurecer a temperatura ambiente dos horas, las despego con cuidado y las guardo en un tarro de cristal, en la parte menos fría del frigorífico hasta que las necesite.





Cómo hacer estos deliciosos muffins:


SIEMPRE ACONSEJO empezar preparándolo todo con antelación ya que esto nos va a facilitar el trabajo: 
-pesando cada cosa y separando bien todo, así reviso y no se me olvida nada.



1º-Hacemos el buttermilk casero
No merece la pena comprarlo, es dificil de encontrar y se caduca enseguida, es muy sencillo de hacer en el momento: ponemos la leche del tiempo en una jarra medidora y añadimos 1 cucharada de zumo de limón. 


Remover para mezclar bien y dejamos tranquilo hasta que se suelte el suero, 10 minutos es suficiente, parece que se corta la leche pero es así.



2º-Mezclamos en un bol los secos: harina, levadura, bicarbonato, especias y cacao puro. Yo tengo la manía de tamizarlo todo junto 3 veces, así estará bien mezclado.



3º-Mezclamos por otro lado los huevos, el azúcar y la pizca de sal, no es necesario batir mucho, sólo que se mezclen bien.



4º-A los huevos batidos añadimos la miel y poco a poco el aceite, removiendo para que se integren bien, queda cremoso.



Ahora preparamos los moldes y los papeles que usaremos en la bandeja.



Esta vez he usado como moldes de sujeción las flaneras de aluminio grandes desechables que se pueden comprar en cualquier supermercado por poco más de un euro
 y papel de magdalena o pirotines, 
pero si queréis podéis usar los clásicos papeles de muffins y ponerlos en esas bandejas especiales que se usan para hacer magdalenas, usar lo que tengáis en casa.



5º-Todo listo realizamos la última mezcla: los líquidos con los sólidos.


Vamos poniendo encima de los huevos 1 tercera parte de la mezcla de harina, removemos bien, echamos la mitad de la buttermilk y mezclamos bien hasta que se integre.



Ahora otro tercio de la harina y lo mismo, removemos y echamos el resto de buttermilk; mezclar bien.



Echamos la última parte de la harina y removemos enérgicamente hasta que todo esté bien unido.



Notareis enseguida que esponja, es una masa densa y nota que empieza enseguida a gasificar el bicarbonato gracias al buttermilk *Es por esto por lo que recomiendo tener todo listo antes de empezar con la mezcla.





Llenamos nuestros moldes poco más de la mitad, como mucho ¾ ya que suben; yo suelo ayudarme poniendo la masa en una manga desechable sin boquilla, pero podéis hacerlo con una cuchara o cucharón.





Añadimos por encima de cada muffins un puñado de las pepitas de chocolate.



Meter en el centro del horno y “sin aire o se resecarían mucho”
NO OLVIDAR bajar el horno a 180º hasta que estén cocidos.



Tardan aproximadamente 18 minutos, todo depende de los moldes elegidos: cuantos más pequeños los moldes, menos tiempo necesitan, pero no menos de 15 minutos.




Pinchamos en el centro y si comprobamos que el palillo sale limpio quitamos enseguida del calor.




Dejamos un rato reposar antes de sacar de los moldes pues aún están tiernos y se podrían romper, los colocamos en rejilla para que se enfríen.


¿veis lo grandes que son?



En este punto es difícil resistirse al aroma que sueltan.



No sabría deciros cuanto tiempo duran perfectos, me imagino que bastante pues llevan miel que ayuda a conservar la jugosidad.




En mi casa no han durado más de un día, jejejejeje.







Si os animáis no dudéis en venir a contarme lo que os ha parecido ya que es una receta de creación propia, mezcla de varias y con mi toque personal, enseñarme vuestras fotos que pondré aquí junto a la receta original.



Besitos y gracias por pasaros a verlos. MUAKKKKKK.





12 comentarios:

  1. Para mi esto es un pecado, con lo que me gusta el chocolate, no me puedo resistir. Casi hemos coincidido , esta semana yo he preparado un bizcocho con colacao.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Me alegro muchísimooooo de tu vuelta blogueril, y de ver esta receta tan rica y estupenda. Yo también estuve hace tiempo investigando cual era la diferencia entre muffins y magdalenas, porque bien es cierto que los había comido siempre de chocolate y pensaba que ese era el moivo de la densidad y que lo de muffin era más bien la moda de poner el nombre en inglés, que ya sabes que aquí todo lo que suene a british parace más moderno que decir magdalenas.
    Pero no, vi que tiene sus diferencias y que si me dan a elegir no podría porque me gustan ambos.
    Yo como tú, el chocolae oscuro, el de 70% es el que suelo comprar siempre para mí.
    Tendré muy en cuenta tu receta, porque siendo receta tuya ya sé que la receta está más que probada y garantizada.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego Pilar haces honor al nombre que le has puesto a tu blog! Me acabas de enamorar con estos muffins, dan ganas de coger uno por la pantalla. Me alegro de que al final tu marido te convenciera para ir a cenar a ese restaurante, gracias a el hoy nos traes esta delicia!
    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el cholate negro, es lo que más, así que te puedes imaginar lo que haria con estos muffis !!!!!!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Pero como vamos a pasar de largo !!!!! Puro vicio tienen estos muffins !!!
    Vuelves por la puerta grande ... jejejejeje
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  6. Que buena persona eres Pilar, quedan muy poquitas por aqui, gracias por la mencion, tus muffins me dicen comeme por dios! me encanta como lo has elavorado y por supuesto tus pasos a pasos que haces en el blog muy bien explicados como siempre. Un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  7. Unos mufin riquisimos, se ven muy esponjoso , besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola Pilar, me encanta leerte, además como profesora no tendrías precio, lo explicas todo muy bien y sencillo, y siguiendo tu paso a paso seguro que quedan estupendos, me voy a llevar la receta, ya que no me puedo llevar ningún muffins, una lástima, en casa menos mi hija, somos chocolateadictos, así que me imagino que les encantará y probaré con la mezcla de tus especias fijo. Besos y muchas gracias por volver.

    ResponderEliminar
  9. Hola Pilar, deliciosos estos muffins, muy chocolateros y con gotitas de chocolate caseras, me han encantado y sabes que?, ya no las comprare mas,ademas de ser pocas salen muy caras, besitos

    ResponderEliminar
  10. Bendito sea el Señor! ayy madre que cosa más buena se me había pasado por alto!!! Buuffffff...esto si que es disfrutar de la vida! Me encanta como te han quedado, son divinos!!! te cambio un plato de tortitas por unos cuantos de estos!!!! :-D

    Yo no seguiría probando más, creo que tienes en tus manos la mejor recetas de muffins de chocolate del mundo mundial! Tomo buena nota ya que estos los hago sí o sí, no se hable más!!

    Muchísimas gracias por la mención, me ha hecho mucha ilusión ver mi nombre en tan magnífico blog.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Hola Pilar vengo a saludarte, llevo mucho tiempo apartada del ordenador. Besos

    ResponderEliminar
  12. Espectaculares Pilar, ahora mismo me comía uno. Feliz lunes guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.