lunes, 4 de noviembre de 2013

Mostillo “para el día del dulce típico Español”

Mostillo “para el día del dulce típico Español”

Hoy 4 de noviembre de 2013 día del “dulce típico Español” quisiera contribuir con este dulce que hacían las abuelas a los nietos en tiempo de vendimia, posiblemente en muchos y diferentes pueblos de nuestro país.


Defendamos nuestras recetas tradicionales. Luchemos entre tod@s por que no se pierdan en el olvido.

¿Qué significa dulce tradicional?
“Son las recetas típicas de nuestra gastronomía y pueblo, que hemos heredado de nuestras madres y abuelas, que ellas a su vez, heredaron de las suyas, así hasta perderse en la antigüedad de los tiempos”
Sabores de antes, de subsistencia, caprichos de las abuelas que hacían para darle a los nietos de merienda o en fechas festivas y señaladas (en su comunión, en bodas, cuando nacían los niñ@s, incluso en los entierros) normalmente hechos con pocos ingredientes: huevos, harina, aceite o manteca, azúcar o miel, etc.…. adaptándolas con lo que se podía conseguir en cada fecha, casa o pueblo: especias o hiervas del campo; frutas frescas y jugosas o frutos secos; licores o zumos naturales, etc.…

Antes de convertirse en vino, el zumo natural de la uva recién exprimido es el dulce y rico mosto.

A los críos se nos daba para merendar, pan con vino y azúcar, o pan con chocolate.

En el tiempo de la vendimia, en las casas de zonas vinícolas hacían mostillo, que se comía o bien con pan a modo de confitura, o bien si se hacía duro se cortaba como la carne de membrillo.


En España, antiguamente, era normal tener viñas entre los frutales y los olivos, en pequeñas o grandes extensiones, con las que hacer tu vino para el consumo del hogar, vinagres, orujos y “bebidas espirituales”.



España cuenta con casi 1.2 millones de hectáreas (ha) de viñedos, lo que la convierte en el país con la mayor extensión cultivada de viñas del mundo.

Los españoles (según Wikipedia) beben una media de 38 litros de vino al año por persona, siendo el noveno país consumidor neto de vino del mundo.

La abundancia de variedades viníferas nativas en la Península Ibérica, se remonta del periodo Terciario.

Algunos arqueólogos creen, que estas uvas Españolas fueron cultivadas por primera vez entre el año 4000 y 3000 a.C., (mucho antes de los fenicios), por los pueblos hebreos. 
Tras los fenicios, los cartagineses introdujeron nuevos avances en el cultivo de la vid.

Tras el declive del Imperio Romano, Hispania fue invadida por hordas germánicas que destruyeron muchas plantaciones de vid en las diversas guerras.

Poco se sabe sobre el progreso de la viticultura y la vinificación durante este período, pero parece evidente que existió algún tipo de industria vinícola cuando los árabes ocupan la península a principios del siglo VIII, por la cantidad de restos y artilugios que están ligados con el vino.


Aunque los árabes eran musulmanes y estaban sujetos a leyes coránicas que prohíben el uso de alcohol, el cultivo de la vid continuó e incluso mejoró durante el periodo de dominación musulmana, por su nueva metodología de cultivos.

Hubo leyes escritas que prohibían la venta de vino, sí que se consumía como cura de distintas enfermedades <en botica, se recomendaba el jarabe de vino o de mosto para alivio de dolencias, enriquecidos con hiervas y especias, tanto para niños como adultos>.

Estos gobernantes “permitieron a los cristianos” continuar con el cultivo de sus viñedos y la elaboración del vino, sobre todo en los monasterios, donde posiblemente nacieran los primeros vestigios de esta receta.

Ya sabeis tod@s que los monjes, adaptaban todo tipo de recetas, así que es posible que naciera esta elaboración de costumbres moriscas, aunque la procedencia del mismo es discutible, pues se tiene conocimiento de su posible uso como reconfortante y medicina en la tradición Hebrea.



En la península ibérica, durante la Reconquista a los musulmanes, se re-plantan nuevas vides a medida que los reinos cristianos van tomando el control del territorio en detrimento del dominio musulmán.
Era costumbre en época medieval beber el vino caliente y especiado y por esta razón era muy habitual meter un hierro candente en el interior del recipiente o ponerlo a cocer.

Tras la Reconquista, empiezan a plantarse viñedos en torno al Camino de Santiago, donde empieza a surgir los vinos de la ribera del Duero y de la Rioja, siendo estas provincias junto a las tierras de la vieja Castilla, donde se tiene mayor conocimiento y costumbre de esta elaboración que hoy os enseño.
 
foto sacada de Internet
Es en nuestro libro más famoso e internacional “Don Quijote” donde podemos aprender muchas de estas recetas de la época, podemos descubrir y deleitarnos con las costumbres y ricos manjares de las zonas de la mancha.

En todas las partes del libro, aparecen minuciosamente observados, los platos típicos y populares, y esos dos elementos típicos de la mancha -queso y vino- que han permanecido en el gusto de la región desde largos siglos. 

En cuanto a la tradición repostera que aparecen en el libro de “don Quijote”, de esos pueblos por donde pasaban destacan:
· Dulces de sartén: rosquillos, barquillos, bartolillos, torrijas, Flaones, Muédagos y flores.
· Dulces de horno: tortas de vino o aceite, pastafloras, tortas de chicharrones y galletas de maquinilla, bizcochos, bollos de anises, etc...
· Dulces de vino como el "mostillo" y el "arrope", con tropezones de frutas tanto frescas como secas.
· Dulces de cazuela: Natillas, arroz con leche, gachuelas y puches, etc…

La “cultura y tradición del vino” en España:

Sobre la vendimia en España, os podría contar muchas y diversas costumbres, ya que en cada comarca se han seguido unas distintas.

Tradicionalmente, se unían familias enteras y vecinos, todo aquel que fuera lo suficientemente fuerte y duro como para aguantar tantas horas trabajando casi sin parar y en esa postura agachada, ya que antes solo se criaban las cepas ‘arrastrando por el suelo’.
foto sacada de Internet

Desde niños hasta ancianos, aquí participan todos en la recogida, transporte y pisado.

* Aunque en la vendimia participen niñ@s, siempre debe haber entre ellos algún experto que les indique:
Cómo deben cortarlas, seleccionarlas, limpiarlas y depositarlas en el cesto.
Hay que tener precaución en no saltarse ninguna cepa y asegurarse de que se han cortado todos los racimos grandes y enteros.
Hay que “ser generoso” con la naturaleza, sin olvidar que se debe dejar algunos restos para que sirvan de dulce alimento tanto a las alimañas, como a los insectos u ovejas que posteriormente recorrerán la viña para limpiarla de todos los desechos, contribuyendo de ese modo al abonado gratuito: se solían dejar los racimos que solo tenían cinco o seis uvas, la mayoría deformes y que mas bien solo servían para tirar, excepto algunos buenos y jugosos racimos que por las prisas, dejaban olvidados escondidos debajo de algunas hojas……..

Para conocer más:


Mis recuerdos personales sobre esta receta:

En mi niñez, teníamos una finca entre la provincia de Madrid y la de Toledo y debido “al gusto de mi padre por el buen vino”, he visto la vendimia muy de cerca y todo el proceso de la elaboración del vino, ya que he ido cientos de veces a las bodegas cercanas a comprar tan rico vino, he conocido a muchos peones que se dedicaban cada año a realizar, de pueblo en pueblo, tan agotador trabajo.


Incluso a mi padre Q.E.P.D. se le ocurrió un par de años de intentar hacer su propio vino:
Nos hicimos con barricas de roble, muchas botellas y tapones de buen corcho Extremeño, preparamos todo: cajas, capazos, tijeras, guantes, etc…..

Llamamos a amigos, tíos, compadres y vecinos y nos preparamos para empezar con el experimento:
Madrugamos y nos fuimos a “la rebusca, nada más terminar los amos de las tierras con la vendimia”: practica antigua de recolecta de cualquier producto que se pudiera coger gratis del campo, en este caso los racimos dejados u olvidados después de la vendimia y que para quien no poseyera viñedos propios, era una fuente gratuita de materia prima.
Es duro recogerlos, ya que como mucho, se conseguían un par de ellos cada varias cepas, y había que andar mucho hasta conseguir llenar cada caja o capazo, pero gratuitos, que en estos casos era lo mas importante.

Fue “un pequeño fracaso”, pero nos lo pasamos muy bien limpiando las uvas (eliminar el raspón del racimo intentando no romper la uva antes del pisado, de esta forma se consigue que la fermentación sea controlada), posteriormente empezamos con el pisado de las uvas, experiencia que recomiendo a todos, es muy gratificante, encima, como éramos much@s niñ@s, lo vivimos como una fiesta, después, como premio, tomando el rico néctar obtenido después de nuestro esfuerzo, que rico mosto…



Una vez conseguido el líquido resultante, los pasos a seguir lo hicieron los adultos, que se guardaron muy mucho el compartir con los escandalos@s niñ@s los misterios de su elaboración.

Solo recuerdo la fiesta, las risas, la comida, el pasar de la bota, los juegos de los niños, el “compadre” para acá y para aya, el eso no se hace así …¿y tu que sabes? …A ver si ahora todos vamos a ser expertos, ¿y tu que le echarías? ¿Cómo le vas a poner eso? jajajajajajaja.


En fin, que si quizás nos hubieran asesorado mejor, seguro que hubiésemos conseguido un buen vino, ya que las uvas usadas eran de los mejores viñedos de la zona y “dicho por expertos de la zona” de los que mejor vino se conseguía ¿Quién sabe?

Que rica comida, que rico todo y que rico “el mostillo” un dulce que hizo la abuela de una vecina de Zaragoza y que nos untó en el pan, como si una mermelada fuera “pero con tropezones”, que cosa mas buena.


Desde hace años, andaba yo buscando ese sabor que recordaba tan bien y que en ningún sitio sabían decirme como podía hacerse ¿no os ha pasado a ninguno de vosotros algo así, el recordar hasta el sabor u olor de algo que comisteis de pequeños y buscarlo durante años?


He probado arrope que se hace mucho por mi tierra, “parecido pero no es lo que recordaba”;

He probado “mostillo” comprado en tiendas tradicionales de varias provincias diferentes, esas que hoy en día llaman de delicatesen (se le parece bastante, pero no igual que yo lo recordaba), en fin, me ha costado muchos años conseguir la receta.


Un día, hace ya unos años, estaba yo comprando vino a granel y visitando una bodega pequeña “de esas familiares, que venden vino sin etiquetar pero de una calidad extraordinaria” (costumbre que he heredado de mi padre, jejejejeje) cuando vi a una señora mayor “ya abuela”  dándole a un niño, algo untado en una tostada que me resultaba familiar.

Enseguida recordé este dulce, le pregunte si podría ser esto que ella daba a su nieto lo que se conocía “como Mostillo” y que si me podía decir como hacerlo.

La mujer, me dijo que ella era de Cariñena, provincia de Zaragoza y que allí es típico hacer este dulce con los primeros mostos de cada cosecha, así que le pedí probar “su receta” y gracias a dios que lo hice, por fin lo encontré: ALELUYAAAAA, los recuerdos gustativos se iluminaron de repente, trayendo a mi memoria no solo el rico y suave sabor, sino esos recuerdos de mi niñez que creí olvidados.

La señora (que además se llamaba Pilar como yo, jejejeje) me contó que era costumbre hacerlo en cada casa para deleite de la familia.
Es un postre dulce que está hecho a base de mosto, harina, algo para aromatizar y frutos secos.

Como la mayoría de dulce tradicional, en cada pueblo o casa se hace de diferente manera; ella me dio su receta, la que le había dado su madre y que ella comía desde niña.

Se les ofrecía de merienda a los niñ@s mas delicados y ancian@s, dado su aporte energético, vitaminas, nutrientes y alimento de los frutos secos (quizás costumbre heredada de la antigüedad, donde el uso estaba ligado al uso medicinal del vino);

También se utilizaba como postre después de los banquetes de boda o como “golosina” ofrecido a los amigos y familiares que no asistirían a la ceremonia o al banquete.

Se echaba en platos hondos y se deja enfriar para consumirlo frío, cortado en trozos o untado en pan.

Cuando se hacían grandes cantidades, se guardaba en vasijas de barro, cubiertas con un fino paño de lino, para evitar que se resecara y entraran insectos.

Se conserva durante varias semanas “incluso meses” fuera de la nevera, guardado bien tapado.


INGREDIENTES:
- 2 litros de mosto (Éste mosto tinto). 
puede ser perfectamente del que venden embotellado, aunque si podéis conseguirlo recién exprimido en alguna bodega cercana, mejor.
- 4 cucharadas soperas de harina tostada de trigo.
- 50gr de nueces crudas peladas (en su defecto, se pueden usar almendras o avellanas en misma condición y cantidad)
10gr de piñones pelados para adornar (si no se encuentran, se puede poner igualmente uvas pasas o tostones de pan frito)
1 cucharada grande de Anís en grano
1 Piel de naranja seca
1 vaso de agua.

PREPARACIÓN:
Pondremos primero el mosto al fuego a reducir, para usarlo después en frío: Conseguiremos unos 800ml de mosto concentrado después de cocerlos dos litros, removiendo de vez en cuando con cuchara de palo, durante 30-40 minutos. Dejaremos enfriar.


Tostamos la harina, para esta cantidad, no es necesario encender el horno, en una sartén se hace en un par de minutos, sin dejar de remover, hasta que tome un color entre blanco y beis. Dejamos enfriar.


Haremos una decocción con el agua, la cáscara de naranja y los anises, durante 5 minutos para aromatizarla. Dejamos enfriar con todo dentro para extraer los aromas y sabores.

Usaremos esa agua colada y fría, deshacemos en ella la harina previamente tostada, formando una especie “de masa o papilla” que será la que después mezclaremos con el mosto cocido.



Una vez esté bien disuelta y sin grumos, poner la cazuela con la mezcla al fuego

y añadir los frutos secos un poco machacados con el mortero y la piel de naranja que hemos ablandado al hervirla y que cortaremos a trocitos muy pequeños.




Se deja hervir a fuego lento durante 15 minutos moviendo sin parar con una cuchara de madera.

*habréis observado que esta receta no lleva ningún tipo de edulcorante entre sus ingredientes, como ya lo he comentado anteriormente en varias entradas, “antes, en otras épocas” lo dulce era mucho menos dulce de lo que ahora estamos acostumbrados.

En esta ocasión, el azúcar natural del mosto es más que suficiente para endulzar, no obstante, si en este punto de la elaboración, probáis y os parece que necesita algo mas de dulzor, añadir al gusto un poco de miel.

Finalmente coge una consistencia similar a la mermelada, si la concentración natural de azucares del mosto es alta, conseguiremos una textura como la del dulce de membrillo.

Cuanto más tiempo se mantenga hirviendo, mas duro quedará cuando se enfríe.

Ahora solo queda guardarlo hasta que enfríe en cuencos individuales o platos, adornándolo con los piñones.


¿Veis la textura?



Se puede conservar: meter en caliente, igual que haríamos con cualquier mermelada, en tarros esterilizados, bien lleno hasta arriba, cerrar bien y dejarlos boca abajo hasta que enfríen.



Se sirve encima de “pan tostado” como si fuera una mermelada, que es como yo lo probé de pequeña y como lo recuerdo.



Espero que os guste esta receta, personalmente quisiera que la probarais, veréis como os sorprende y ójala no se olvidaran las costumbres de antes.

Si os apetece ver todos los dulces presentados para este día, os aconsejo coger una buena silla que sea cómoda y entrar aquí
MADREEEEEEE, LA DE POSTRES RICOS QUE HAY, JEJEEJEJEJ.
A estas horas, ya hay publicadas muchas, muchísimas recetas típicas Españolas e historias sorprendentes.

Un abrazo.



68 comentarios:

  1. Bueno Pilar, sin palabras como siempre. Nos tienes tan acostumbrados a estas entradas tan impresionantes que cuando hagas una corta pensaremos que estás enferma.....jajaja. Pero sabes que me encanta leerte y que siendo de la misma quinta, me encanta escuchar tus vivencias y tus historias con total atención, tienes tanto que enseñar.....Y mira, intenta darle a un niño ahora algo con alcohol y terminas en comisaría bonita....jajaja, yo recuerdo que a mi padre le gustaba de vez en cuando tomarse un lingotazo de anís y detrás iba yo a rechupetear el chupito, me encantaba (creo que de ahí me viene el gusto por el alcohol....jajaja). Cuanto siento que la experiencia con el vino no llegara a buen puerto, pero disfrutásteis un montón, cómo se echan de menos esos momentos!!!. En fin, una aportación de lo más original para éste día y este evento, como siempre, me has dejado boquiabierto. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejejej si querido mío, si se te ocurre hoy en día darle a un niño o incluso a un adolescente algo con alcohol, la cárcel es poco (deberían, esos que se consideran tan puristas, pasearse cualquier fin de semana por cualquier parque, a ver si todo lo que beben los adolescentes es solo zumo) tu ya me entiendes. Y lo bien que sentaba ese lametazo de anisete ¿a que si? jajajaja. en fin querido amigo, que es un honor que te guste todo lo que escribo, leer mis vivencias y mis recetas. a ver cuando te animas y haces alguna de ellas para ponerla en tu blog ¿no? jejeejejejjeej. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

      Eliminar
  2. Hola Pilar, encantada de conocerte a través de este bonito reto, me has traido muchos recuerdos con esta receta, yo soy de la provincia de C. Real donde el mostillo se hace mucho, no lo como desde hace años y no lo hago porque no se la receta, gracias a ti ya la tengo y aunque es un poco diferente al que yo conozco tambien debe estar muy rico. Me quedo como seguidora y te invito a seguir mi blog y te espero en el próximo reto. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por venir a verla y desde luego que si ya lo conoces, te animes y lo hagas, añadiendo los aromas que recuerdes, conseguirás dar con los sabores de tu infancia. un placer haber hecho esto. besitossss

      Eliminar
  3. Ay Pilar, me encanta esta entrada y como lo explicas. Vivo en zona vinícola, la Ribera del Duero y este año es tarde pero el año que viene pediré una botella de mosto a algún amigo. Por cierto soy muy dada a terminar la comida mojando un trocito de pan en el vino que queda en el vaso. Me voy a ver la página que has puesto. Besines preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esperanza, hacia mucho que no nos comunicábamos, espero que estés bien. te animo a que lo pruebes, te aseguro que es delicado y muy rico. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  4. Menuda entrada!!!! es genial con tanta información, más cando no conocia de nada este postre. Gracias por compartirlo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti querida amiga por venir a verla, te prometo que su suave y delicado sabor te gustará. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  5. no conocia este postre y ya tengo ganas de probarlo! como me gusta esta iniciativa de no perder los postres mas tradicionales de cada rincon de nuestra gastromia, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto querida Viví, ojala y nunca se pierdan en la memoria estas recetas tan nuestras, me ha encantado tu tarta de santiago. te animo a que pruebes esta receta. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  6. Madre mía, genial como siempre! Me ha encantado tu entrada, la historia del fracaso vinícola con tu padre, cómo has buscado lo que recordabas de niña y cómo lo encontraste. Y la mujer que tuvo el detalle de enseñarte su receta, a una desconocida, jajaja, a veces la gente te sorprende para bien. No puedo comentar toda tu entrada porque, niña, me quedo aquí hasta mañana y mi familia me necesita, jajaja, pero bueno, tu sabes que me encanta leerte y que siempre aprendo mucho. Otra cosa es que luego me atreva a llevarlo a la práctica, eso ya es más difícil.
    El postre es genial, lo desconocía totalmente,pero como dices ojalá no se pierda. Y en eso tu estás contribuyendo, que eso se queda aquí a disposición de todo el mundo!
    Un beso grande preciosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje te entiendo, tu familia te necesita y esto es larrrrgo, muy largo y con muchas historias incluidas, que me alegro mucho de que te guste todo. muakkkkkkkkkkkkkkkkk. el día que te animes y hagas algo de aquí, te voy a hacer la ola, jajajaja. remuakkkkkkkkk

      Eliminar
  7. Muchísmas gracias por tu vista Pilar, gracias a este evento estamos aprendiendo mucho y a la vez conociendo otros blog que son una maravilla. Como el tuyo. Has hecho una entrada verdaderamente ilustrativa de lo que es tu receta. Me quedo en tu blog, me alegra haberte conocido.
    Besinos desde Asturias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por devolverme la visita y por haber leído la mía. un abrazo fuerte y bienvenida, el paseo por tu cocina ha sido también un placer.

      Eliminar
  8. No conocia el mostillo Pilar !! y que pintaza tiene, me imaguino su sabor tiene que estar de cine....Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, querida Esther, de cine no se, lo unico que sé es que esta suave y muy muy rico, muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk GRACIAS AMIGA POR HACER MI RECETA DE BUÑUELOS, GRACIASSSSSSSSSSSSSS

      Eliminar
  9. Confieso que nunca he oído hablar ni del mostillo, ni del día del dulce español. Mecachis... Menos mal que estás tu para deleitarnos con los duces y de paso cultivar y difundir cultura y tradiciones.
    Un post como todos los tuyos de categoría, bien trabajado y mejor presentado.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hayyyy Katy de mi vida, jajajaj el día que puse las galletas del hallowen, os avise de esta iniciativa, ademas de que os dejé un listado de mis recetas tradicionales que ya tengo publicadas en el blog, por si os animabais a participar y no sabíais que hacer, jejejejejeje ya veo que la decoración de las galletas es lo que mas te llamo la atención ese día, que creo estabas recién operada y quizás por eso no lo viste jejejeje. NO PASA NADA, SEGURO, SEGURISIMO QUE PARA EL PRÓXIMO PUEDES COLABORAR CON TUS RECETAS. del mostillo solo decirte que cuando encontré a esta señora y me lo dio a probar, me pase un buen rato relamiendome y abrazando a la señora Pilar, quizás por este detalle le resulte graciosa y tuvo el detalle de darme su receta, jejejejej. hazla en cuanto puedas, es exquisita.

      Eliminar
  10. Cuantas cosas nos cuentas Pilar, aprendemos mucho contigo, nunca habia oido hablar del mostillo, veo da un poquito de curro hacerlo pero seguro esta tan rico que merece la pena, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada mujer, no da nada de curro, se tarda un rato, pero no es trabajoso. si por casualidad tienes la thermomix, que remueve sola, jejejeje. yo no, pero no me da pereza ninguna hacerlo, aprovecho el rato que tengo que estar en la cocina removiendo y hago alguna otra receta entre tanto. hazlo, aunque sea con un litro de mosto, te va a encantar. muakkkkkkkkkkkkkkkkk gracias preciosa.

      Eliminar
  11. Menuda coincidencia, no tenia ni idea de la existencia de este dulce, hasta que hace un mes hablando con una amiga, le pregunte si se le ocurria hacer algo con uvas y me explico que en su pueblo (de La Mancha) hacian mostillo, que era un dulce muy rico. Me lo explicó, pero no tenia receta, lo hacia su abuela y nunca se le ocurrio apuntarsela, antes no necesitaban recetarios, las abuelas lo hacian todo de memoria, la practica era suficiente.
    Tendremos que probarlo, asi que tomamos nota.
    Bss, Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir a verlo. En efecto, es casualidad, pero como bien dices, antes, no se necesitaban cuadernos, aunque hubiese venido muy bien tenerlo todo muy bien apuntado, para que no se perdieran las recetas. un abrazo y desde luego que es un dulce que recomiendo.

      Eliminar
  12. No conocia esta receta ni habia oido hablar nunca de ella en mi familia desde siempre se ha echo el vino en casa y aunque nosotros ahora no lo hagamos si dispongo de vino casero igualmente de las bodegas de mis tios y como estan en plena faena con el vino le preguntare si tiene mosto para ponerla en practica me ha pareceido muy original .
    Ademas me gusta que pueda guardarse como cualquier conserva .
    Un post fantastico asi como la receta gracias a la señora Pilar y a ti por compartirla.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, con el mosto recien hecho es como mas me gusta, pero si te apetece hacerlo, compra un par de botellas, luego si te gusta mas dulce le añades miel, pero intentalo, seguro que te va a gustar, jejeje. (ALGO QUE NO HE PUESTO EN LA RECETA ES QUE SIRVE PERFECTAMENTE DE ACOMPAÑAMIENTO EN RECETAS DE CARNE, VERAS QUE COSA MAS APETITOSA) MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK. Graciasssssss

      Eliminar
  13. Mi preciosa Pilar, he oido hablar de este dulce, pero jamas lo he probado, agora que se lo recuerdos hermosos que te trae a ti, y sabiendo lo mucho que te gusta me muero por probarlo, esa señora que te dio la receta, solo con llevar tu nombre seguro que tiene manos de oro, me ha encantado tu entrada como siempre llena de sabiduria, y preciosos recuerdos, se me ha escapado participar en este precioso evento, que estas cosas son las que sirven para que no se pierdan los dulces tradicionales, que por supuesto eres la REINA de ellos. Mil besicos cielo te quiero muchisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje gracias cielo, no se si esta señora sería una buena cocinera, ahora que si lo dices tú, eso para mí va a misa, jejejejeje. en fin, que esta es una de esas recetas de siempre, pero que casi nadie la hace, asi que HAZLA, que te va a gustar mucho. "por cierto, se me olvidó decirte que en mi entrada de los buñuelos, también he añadido tu foto y tu enlace, jejejej UNIDAS POR LOS BUÑELOS, JEJEJEJ MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK"

      Eliminar
  14. Pilar, no conocía este dulce y gracias a esta iniciativa ya lo tengo fichado..jejejej
    Por cierto porque no esta tu enlace en el blog de typicalspanish??
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anni, me alegro de que te guste. lo cierto es que es posible que sea por un descuido. gracias por avisarme. un abrazo.

      Eliminar
  15. Pilar menuda entrada mas bonita y mas entrañable,me ha encantado,pero ,has mandado esa receta al reto? creo que no, nos encantaría tenerla alli,un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya lo he vuelto a mandar, habrá algo que no hice bien, jejejej. GRACIAS, DE VERDAD, ME ALEGRO DE QUE TE GUSTE. UN ABRAZO.

      Eliminar
  16. Pilar tienes que escribir un libro con todas esta recetas que son una joya y que no se pierdan yo he querido saber de recetas de mi pueblo pero la gente que sabia como se cocinaban han muerto y es una pena, sigue así guapa que es una lección todas la recopilaciones que nos pones y solo darte las gracias, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Adita, Ojala y tod@s compartieran sus recetas con tanta facilidad. Ya conoces a l@s reposter@s de pueblo. Se lo guardan hasta la tumba, solo lo dicen de familia en familia a sus descendientes mas allegados. La verdad es que es una pena, pero es lo que había. Siento que no tengas mas recetas de tu precioso pueblo. Es mas que probable que sean como las del resto de Caceres. ya hablaremos. Un besazo fuerte y me alegro mucho de que te guste mi receta. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho conocerte y lo he hecho gracias a María. Me gusta, cómo no, la iniciativa de los postres tradicionales y ya he visto algunos, todos son fantásticos. Me alegro de haber llegado hasta ti. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia y bienvenida a mi cocina, además vienes de parte de mi queridisima amiga María. un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Pilar! No conocia ni tu blog ni esta receta, asi que hoy hago doblete jeje! Que los dos me han gustado mucho ;) Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ido y bienvenida. el placer es mío. un abrazo.

      Eliminar
  19. Desconocia por completo que era el mostillo pero desde luego que menuda exposicion has hecho, fantastica!!!!
    besinesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bea, me alegro mucho de que te guste tanto mi receta como mi forma de exponer las recetas. te invito a que fisgues por el blog, seguro que encuentras muchas otras recetas tradicionales que te van a gustar. Un abrazo

      Eliminar
  20. Teniendo en cuanta que me encanta el mosto....lo probaré.
    Nos quedamos por aquí. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenid@s. Gracias, seguro que si os gusta el mosto, esta receta os va a encantar. Un abrazo

      Eliminar
  21. Estupendo paseo por la tradición de los viñedos y tiene que estar delicioso ese mostillo con una buena torradita :P ,
    Besote!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Pilar!! Como siempre me quedo envelasada leyendo tus historias, tus conocimientos y aprendiendo de tus recetas que son un lujo...como tu entrada que es inmejorable como todas las que haces. Decirte que lo quiero hacer si o si...porque quiero que las papilas gustativas de mis niñas y las mías además de las de mis seres más cercanos prueben y recuerden este sabor que tan entrañable me resulta leerte esos recuerdos...lamento lo del vino, pero me quedo con la fiesta...y que gracias a Pilar (la señora de la receta) que te la dio y a ti que nos la regalas hoy a todos, estoy más que encantada de poder descubrirla...mi abuela era de Zaragoza, seguro que la conocería...bueno ya te contaré los resultados...ah! Y no me quiero imaginar el español que se esté bebiendo mis 38 litros jajajaj ya que yo no suelo beber vino...otro se tiene que estar poniendo morao para que salga la media ;-) aunque si me gusta comprar en esas bodegas familiares sin etiqueta pero con mucha calidad!! Para regalos, amigos o invitados a casa...
    Salu2 preciosa y perdón por estar tan perdida...
    Muak muak y requetemuak
    Cocinandovoyrecetandovengo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu siempre estás perdonada querida amiga. Es cirto, ese sabor que tanto recordaba de niña, seguro que os va a gustar. Jejejeje ¿quien sabe? yo tengo una buena bodega, asi que lo mismo no es que se beban cada año los 38 litros de vino, lo mismo lo tienen en reserva como yo, jajajajajaj. si no, menuda meopea, si pensamos que en casa tambien hay niños y la media dice POR CADA ESPAÑOL........ muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  23. Estos de llegar tarde Pilar tiene sus inconvenientes, o quizá no, porque lo que te dice mi amiga Sonia hasta lo de sus niñas lo suscribo punto por punto, lo de la niña no lo puedo suscribir porque la mía ya es mayor y ya va a su aire.
    La verdad es que tu entrada es un pozo de sabiduría, es un gustazo.
    Me ha encantado compartir este reto, porque concuerdo totalmente con él, me enteré precisamente agracias a Sonia y a Marisa y me subí en marcha, porque me da mucha rabia que se esté perdiendo, algo tan valioso en aras de unos dulces en algunos casos (por ser benévola) de dudoso valor gastronómico, ojalá esto continúe.
    De tu mostillo, poco puedo decir, nunca lo probé, si lo tengo visto en algunos sitios, pero nunca se me ocurrió comprarlo, pero con tu receta me ha entado el gusanillo.
    Ha sido un placer visitarte y discúlpame por no haberlo hecho antes.
    Un bico grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tu visita y tus palabras. Me ocurrió lo mismo, me enteré de este evento a través de varios blogs amigos. me alegro de que te guste mi forma de contar las recetas y de que te animes a probarlo. un abrazo.

      Eliminar
  24. que post más completo e interesante!
    enhorabuena por el buen trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida María. como ya te he explicado en tu blog, aunque no me dé tiempo a dejar muchos comentarios, intento no perderme mucho de lo que publicais. un fuerte abrazo.

      Eliminar
  25. Pilar, no puedo leerte ahora ya que estoy un pelín apurada jjj. tus entradas requieren atención por ser interesantes, solo vengo a decirte que he hecho la vainilla, pero no la he utilizado, esta liquida y aun me huele a vodka, qeu te parece????, luego vuelvo a leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ven cuando puedas amiga María Jesús. ya paso por tu blog y hablamos. La vainilla no debe quedar espesa, es liquida. GRACIAS POR TUS PALABRAS. ME ALEGRO DE QUE TE GUSTEN MIS ENTRADAS. MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK

      Eliminar
  26. Nunca he oido hablar de este postre y aquí como siempre una historia entera, y sus tradiciones, me encanta esta iniciativa porque en mi familia no me han dejado nada tradicional, ni les he visto cocinar nada tradicional, como mucho lo clásico a mi abuela, pero yo era todavía una cria cuando murió y me encanta leerte. No sé cómo puede saber, pero desde luego esa tostada esta diciendo... cómeme!!! Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tesoro. Ya hemos hablado en mas de una ocasión que los pocos recuerdos que tengas de los fogones bienvenidos sean. animate y prepara cualquiera de las propuestas presentadas en esta iniciativa, las hay mas faciles y mas elaboradas, pero Todas muy buenas. No todas las personas tienen la suerte de tener una madre que adore la cocina como la mía y descender de familia repostera. Me gusta que te guste May. un besazo fuerte muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  27. hola Pilar, no te puedes hacer una idea de los que me ha gustado esta entrada. Yo soy de Valdepeñas ciudad del vino y se por esperiencia de lo que hablas cuando esplicas como es la vendimia, nosotros lo hacemos todos los años jejeje y lo hacemos en familia desde que tengo uso de razón a si que tengo recuerdos muuuy buenos que no olvidaré nunca. El mostillo, pues que te voy a decir de el, me encanta, esta buenisimo seria capaz de comerme una fuente yo solita, no veas como me pica jajaja pero es que además es un postre que mi abuela y yo hicimos un año antes de dejarnos y como que lo tengo clavadito y le tengo muucho cariño, a si que si antes me gustaba ahora ni te cuento. Por aquí lo comemos mas bien mas durito no se... como una gelatina?? pero también lo comemos así para untarlo solo que sin frutos secos. Como tu dices cada maestrillo tiene su librillo y cada cocina es un mundo, jejeje.
    Muchos besos y gracias por traerme tantos recuerdos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS A TI POR COMPARTIR AQUÍ LOS RECUERDOS TUYOS. Como me gusta saber de vuestras tradiciones, esta de la vendimia es algo tan lejano en mi memoria......que envidia haber podido hacer una receta con tu querida abuela, yo sin embargo, me fue imposible ya que ella nos dejó cuando yo solo contaba 16 meses de edad. Me alegro mucho de que te guste el mostillo. La próxima vez que lo coma me acordaré de ti. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  28. Pilar que entrada mas fantástica !!!! He esperado a hoy Domingo para venir a verla,llevo 3/4 de hora con ella ,sin querer perderme ni una coma, hoy tengo tiempo y es genial leerse toda la información que nos ofreces...Sobre el Mostillo, no lo conocía y a sido un gran descubrimiento, siempre nos han encantado en casa los dulces elaborados con uvas, mi padre nos hacía muchisimo las conocidas gachas de uvas, me encantan y esta receta tuya la tengo que copiar, una joya !!!!!
    Un besazo amiga y por favor sigue deleitándonos con este tipo de recetas.
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel, me alegro de que te entretengas en leeerlo todo, también me gustan mucho los dulces con uvas, seguro que cuando lo pruebes te va a recordar al sabor de las gachas, solo que mas suave. UN FUERTE BESAZO, MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK.

      Eliminar
  29. Me ha encantado tu entrada, no conocía lo del mostillo y todo lo dulce y tradicional me encanta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Merche. me alegro de que te gusten las recetas tradicionales. Un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  30. Me ha gustado mucho la receta y toda la historia que cuentas y tantos datos interesantes.
    Se parece a las "Gachas de mosto" que yo hago, que no son típicas de Córdoba Capital, pero si de la Provincia.

    micocinayotrascosas.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida miga Chary. Hace tiempo que te comenté que yo hacía un dulce parecido a tus gachas de mosto, es parecido aunque distinto y sí, aunque no lo creas las gachas de mosto también se hacen en muchos puntos distintos de la península aparte de andalucía, en algunos sitios le llaman puches dulces de mosto, en otros las famosas gachas, pero la formula es prácticamente la misma. Gracias por venir a verlo y un fuerte abrazo. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar
  31. Que entrada tan buena,yo no soy de vinos,pero el mosto me encantaba, de la vendimia sólo recuerdo que los dos años que viví en el pueblo de mis padres ,cuando llegaba la epoca se quedaba medio desierto,hasta los niños iban a Francia a vendimiar,pocos quedabamos en las clases, ahora no sé si seguirá pasando
    El mostillo no lo había visto nunca,pero desde luego con lo que lleva debe ser una delicia, mejor que la nutella que le damos a los niños seguro y lo explicas tan bien que dan ganas de buscar mosto por aquí :D
    Un besazo Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Inma. Es mas que probable que si eres de un pueblo que emigra a la vendimia, se siga haciendo, ojala, ya que eso aportaba jornales suficientes para pasar el duro invierno. No te sabría decir si es mejor o peor que la nutella, acuérdate que antes también nos daban de merendar pan con chocolate, o con chorizo, etc... el caso que merendábamos un buen bocadillo, cosa que se ha perdido. Si tuvieras la oportunidad de probarlo, hazlo, veras que es un sabor que no se te olvidará nunca, eso si, no es muy dulce, ya sabes que yo soy de dulce no muy dulce (ya me entiendes). besitosssssssssssss y gracias por venir a verlo.

      Eliminar
  32. Pilar, gracias por tu aportación, la botella es 40% alcohol, pero he vuelto a revisar y es fácil que no le haya puesto azúcar, ayer la estrené y no me sabe mucho a alcohol pero me pica ya me entiendes, algo hay. de todas manera puedo volver a repetir la operación, intentando no olvidarme de nada. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo María Jesús. Voy a contarte como se puede solucionar fácilmente. La proporción de alcohol es más alta del que yo uso, pero puedes solucionarlo fácilmente sin necesidad de tirar la que ya tienes macerada: haz un jarabe con 3 cucharadas de azúcar y 5 de agua, hervir 5 minutos. añadir a la botella junto a la mezcla de vainilla y vodka, remover varios días y prueba de nuevo pasados 10 días, a ver si está solucionado. ponle una vaina nueva abierta a lo largo y su raspadura correspondiente, para que tenga un poco mas de sabor. Ya me cuentas ¿vale? besitossssssssbesitosssssss

      Eliminar
  33. Hola Pilar. Millón de gracias por tu comentario. He intentado contestarte por mail pero no encuentro ningún enlace en tu página.
    Me encantaría publicar todos los retos que hubiera cada mes. El problema es que solo me entero de unos poquitos. El de Helena ya lo tengo, pero no sabía nada del de Thermofan. Voy a ver si entra en plazo para el resumen de mediados de mes.
    Muchas gracias y un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, Cósima, muchas gracias por devolverme la visita, si que está mi correo de nuevo en mi lateral, aunque no se por cuanto tiempo, ya que han vuelto a las andadas y me están dejando de nuevo mensajes molestos. Ya se que es difícil seguir todos los retos mensuales, sin ir más lejos, acaba de ser el del dulce típico español y no se han enterado tod@s. muchas veces ocurre como a mí, es imposible cumplir con l@s amig@s, pero solo te lo comenté para que supieras que ahí están. Me gusta ver todo lo que en ellos se pone, se aprende mucho y casi siempre son buenísimas recetas, algunas incluso desconocidas, por esto es de agradecer que se nos informe de todos, para no perderles. un abrazo y vuelve cuando quieras.Pilar.

      Eliminar
  34. Querida Pilar, qué tal estás? Como siempre tus entradas son una muy buena fuente de conocimiento. Personalmente no conocía el mostillo, pero me ha parecido una receta muy interesante. Yo debo ser de los pocos españoles que no beben vino y menos esa cantidad anual :) Y también es cierto lo que señalas cuando dices que los dulces antes eran menos dulces, eso me lo enseñó mi abuela. La verdad es que en Galicia también tenemos dulces tradicionales que a mi me encanta mantener como los freixós, las orellas, las rosquillas, el arroz con leche, las tortas de almendra...son dulces que acompañan a las fiestas de carnaval o en la matanza como en esta época en la que estamos. Y mira que un dulce típico que en mi casa era muy tradicional son las galletas de nata, la entrada más visitada de mi blog y eso que la nata era la que quedaba de la leche ordeñada de las vacas. Ahora cuando las hago compro la nata para repostería y ese olor ya no es el mismo, ni siquiera el sabor, aunque estén muy buenas. Cuánto me alegro de que hayas podido recuperar esta receta y cuánto me gustaría haber podido pisar las uvas para hacer el vino. Es una experiencia que espero probar algún día. Mi hijo lo ha hecho en el cole y le ha encantado!Bueno, ya ves que me enrrollo un montón y me voy por las ramas :))))) Me voy a disfrutar de esas recetas típicas españolas. Biquiños mil y muchasgracias por tus ánimos, los recibo con mucho cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS VERO, por todo lo que me dices y por defender los dulces y las recetas tradicionales. Cuidaros mucho y ya me he pasado por tu blog, lo siento amiga, pero no desesperes, veras que parido pasa el tiempo. muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.