domingo, 30 de diciembre de 2012

Roscón de Reyes normal, para celiacos, intolerantes a la lactosa y diabéticos.


Roscón de Reyes normal.

También os dejo varias opciones: para celiacos, intolerantes a la lactosa y diabéticos.

Me tomo unos días libres por estas fechas, pero volveré después de Reyes, entre estos días de descanso está mi cumpleaños.


Como nací el día de la cabalgata, mi tarta de cumpleaños viene siendo desde hace muchos años un buen Roscón.
Unas veces relleno de nata y otras de trufa, depende del animo que tenga ese día, así que esta receta no va acompañada de fotos del paso a paso, pues todavía este año no la he hecho, pero merece la pena poneros la receta por si os animáis a hacerlo para Reyes, os enseño las fotos de años pasados.
Este gigantesco fué hecho en horno convencional

Este grandísimo fué hecho en horno de leña, quedó algo mas tostado por fuera, pero de riquísimo sabor y esponjoso. NO SE QUEMÓ, JEJEJEJEJEJE

Hoy os dejo una “superreceta de roscón”
adaptada para muchas dietas diferentes "aunque me hubiese gustado poder hacer también para intolerantes al huevo" pero lo dejaré para el próximo año o cualquier día que lo repita.


Cada día hay más niños y adultos que padecen intolerancias varias como la de la lactosa; 
enfermedades como la celiaquía (alergia al gluten) 
o diabetes infantil, 
por eso mismo he pensado que este año voy a publicar todos juntos y así no se van a quedar sin probar el roscón "cada uno adaptado a su dieta" pero todos por igual, sin discriminación.

No creáis que os lo cuento al tuntún, 
todas las recetas que hoy os cuento las he probado y os aseguro que están muy ricas pero diferentes:

*la de los diabéticos, con ese suave sabor del edulcorante al que no termino de acostumbrarme, por lo demás es realmente un roscón delicioso y si os animáis a ponerle frutas sin azúcar veréis como los demás no notan la diferencia;


*La de los celiacos, mas suave la textura que el roscón normal, por la harina sin gluten y para mi gusto me dio la impresión que menos esponjoso, pero eso fue por falta de costumbre a este tipo de harinas;


*La de los intolerantes a la lactosa, creo que no noté diferencia ninguna con un roscón normal, pues hoy en día los productos sin lactosa están mas que equiparados a ingredientes normales.







---Antes de empezar con la receta me gustaría dejaros una recomendación personal: 
si tenéis que hacer ésta receta para una persona celiaca invitada y no tenéis costumbre de cocinar para ell@s porque en vuestra casa no lo hay, recordar siempre unas normas de manipulación, cocinado y almacenaje, es muy importante:

Tenéis que mantener la mesa de trabajo, el horno, las bandejas, todos los utensilios, el delantal, el almacén donde conserváis la harina bien cerrada (mejor en tarro de cristal) 
todo bien separado totalmente de cualquier resto de harina con gluten o producto que la contenga para evitar la contaminación cruzada, 
por lo tanto: limpiar concienzudamente el horno, la encimera de la cocina y las bandejas, los envases que vais a utilizar, los cubiertos que vais a usar en la elaboración, la brocha con la que vais a pintarlo, etc… 

De cualquier resto que haya estado en contacto con harina normal con gluten, por un simple descuido se os puede haber olvidado y habéis dejado o tocado el pan o cualquier alimento que contenga gluten, 
os laváis muy bien las manos y la encimera, parece una tontería, pero hay que hacerlo para evitar males mayores, pues si comen algo con gluten se ponen bien malitos, con descomposición y mucho dolor de tripa y durante bastante tiempo.


Al que no conozca esta enfermedad, os recomiendo que busquéis información en Internet para que la conozcáis, ya que cada día hay mas personas que tienen los síntomas y desconocen que pueden padecerla.




Yo conozco bastante bien la dieta de celíac@s, tengo amigos que lo son y han adaptado lo que compran y cocinan todo sin gluten aunque solo lo sea uno de la familia para evitar la contaminación cruzada.

Cuando trabajaba en el comedor en el colegio, había un niño que era celiaco, así que se bien de lo que hablo pues era la encargada de proporcionarle la comida diaria tanto a este niño como a otros que tenían varias alergias alimenticias.

Que esto no os asuste ni os eche para atrás de cocinarlo, simplemente es información por si en casa no tenéis costumbre de cocinar para un celiaco, por todo lo demás, divertíos, pasarlo bien y disfrutar de estos roscones.





Ahora espero que no os hagáis un lío con las explicaciones de esta receta, he intentado por todos los medios poneros los ingredientes uno a uno para las personas con dieta especial.

Siempre antes de empezar copiar bien todos los ingredientes, están bien separados por dietas.


Ingredientes para un roscón grande, sale de más de medio kilo una vez terminado, PERO SI LO QUERÉIS MÁS GRANDE, DOBLAR LAS CANTIDADES DE INGREDIENTES:

--- 400g de harina de fuerza, la de hacer pan
(400 gr. de harina panificable Proceli para celiacos, incluso mezclar con harina de arroz, fécula de patata, en una proporción de 70% de harina panificable - 30% la otra mezcla de harinas)

--- 130 gr. de azúcar glas
(Los diabéticos cambiar por 12g de Estevia + una cucharada colmada de maicena para compensar el peso de este ingrediente)

--- 2 huevos grandes (si os gusta muy abizcochado, mejor ponerle 3 yemas y una clara)

--- 100 ml de leche (se puede cambiar por un yogur natural)
(Kaiku sin lactosa para los intolerantes)

--- 50g de mantequilla a temperatura ambiente
(40 ml de aceite de oliva suave para celiacos, 
- para sin lactosa y también recomiendo para diabéticos, más sano)
(También se puede cambiar por 50g margarina “sin lactosa”: flora, tulipán, etc.… la marca autorizada que sepais a ciencia cierta que no tiene lactosa)

--- 1 cucharada de ralladura de limón y otra de ralladura de naranja, yo le pongo toda la que sale de cada fruta pero sin apurar, pues me gusta con bastante sabor.

--- El zumo de media naranja ó 1 cucharada grande de agua de azahar, a vuestro gusto. "a mi personalmente me gusta con el agua de azahar"

--- 25g de levadura fresca de pan (pastillas de las que venden en el Mercadona) puedes cambiarlo por 1 sobre de levadura deshidratada (las dos levaduras son aptas para celiacos y no contienen lactosa)

--- ½ cucharadita de Sal (los diabéticos no la pongáis, no es imprescindible)

* Extraordinariamente, cuando hago el roscón normal, me gusta añadir a la masa una cucharada de miel, por eso de que se mantenga la masa más tierna "azúcar invertido natural"


Adornos:
--- un huevo batido con un poco de agua para pintar el roscón

--- Frutas escarchadas al gusto
(Frutas sin gluten si es para celiacos
frutas sin azúcar para diabéticos
se puede cambiar al gusto por almendra fileteada, pasas, etc.

--- 100g Azúcar blanca con media cucharada de agua de azahar para adornar "AZÚCAR PERLADA"
(los diabéticos no ponerlo, después de cocerlo, si os gusta, espolvorear un poco de canela en polvo con una pizca de Estevia por encima).


Como hacer nuestros roscones:

-Hoy me he animado y os he buscado información para hacerlo también con Thermomix, que seguro mas de un@ me lo va a agradecer.

* Receta tradicional a mano
1-Mezclamos el azúcar glas (la Estevia los diabéticos junto a la maicena) con las ralladuras de naranja y limón. Reservamos


2-Templamos a 40º la leche junto con la mantequilla (el aceite los celiacos; 
la leche sin lactosa y la margarina o el aceite los intolerantes) 
Añadimos el zumo de naranja o el agua de azahar, lo que hayais elegido. 

Si haceis un roscón normal, en este punto añadir la miel.

3-Añadimos los huevos bien batidos y mezclamos.

4-Agregamos la levadura* previamente disuelta y la mezcla de azúcar con las ralladuras y disolvemos bien. 
*Mejor si la levadura la habéis disuelto antes en un poco de la leche templada con una cucharada de harina, haciendo un polis o prefermento. 
Os lo digo porque sale mejor si hacéis este proceso 10 minutos antes para que se hidrate perfectamente y se disuelva bien, sirve por igual si usas levadura seca o fresca, 
podéis ver algúnos trucos en la entrada dedicada a las levaduras y masa madre de este blog.



5-Añadimos la harina elegida tamizada junto a la sal poco a poco, 
mejor la mitad de la harina primero, después mezclamos con cuidado, es muy pegajoso al principio.

Vamos espolvoreando la harina restante poco a poco y removiendo hasta que veamos que queda una masa elástica que se puede trabajar con las manos sobre la mesa enharinada y amasamos hasta que quede una masa uniforme. Yo suelo tardar unos 10 minutos.

Os aviso que al principio es una masa mas pegajosa que la del pan, ayudaros con una espátula, pero aun así no le añadáis mas harina de la necesaria, pues saldría un roscón duro.

Todo es cuestión de amasar suavemente hasta que la harina absorba el exceso de humedad, podeis darle unas vueltas y dejar descansar unos 10 minutos, así varias veces hasta que se vuelva elástica.

Muchas veces parece que es demasiado blanda, puede ser sencillamente porque la harina sea mas húmeda de lo normal o incluso porque los huevos sean un poco mas grandes, 
eso se soluciona espolvoreando un poco mas de harina sobre la mesa, pero un máximo de 50g de harina, no más.

Os ayudara mucho si os untáis las manos de vez en cuando con un poco de aceite "pero muy poco" solo para ayudaros.

Metemos en un bol grande untado con aceite con una servilleta y espolvoreado con harina, tapamos con un paño limpio y dejamos que doble su volumen durante una hora cerca del radiador o del horno.



Después de una hora, sacar la masa y quitarle el aire de la fermentación amasando muy suave.

* Receta con Thermomix:
Poner en el vaso el azúcar y las pieles de naranja y limón y triturarlo. Reservar aparte pero no limpiéis el vaso.


Poner en el vaso la leche, la mantequilla (el aceite si es para celiacos, o la margarina y la leche sin lactosa) y el zumo de naranja o el agua de azahar y programar 1 min. 40º velocidad 2.


Añadir los huevos un poco batidos y mezclar en velocidad 2 pero ya sin temperatura.

Añadir la harina (menos 1 taza que reservamos para después espolvorearla suavemente por encima) la mezcla del azúcar, levadura disuelta en un poco de la leche templada, la sal y mezclar unos segundos en velocidad 6.

Amasar 6 minutos en velocidad espiga, añadiendo poco a poco el resto de la harina. Dejar reposar en el vaso tapado una hora.

Sacar la masa y quitarle el aire amasando suavemente.


--Ahora el proceso es el mismo para las dos maneras de hacerlo:
Formamos nuestro roscón encima de la bandeja del horno con papel.
Es muy fácil, hacemos una bola que aplastamos un poco,  sin trabajarlo mucho para que no pierda volumen.

Metemos la mano en el centro y damos vueltas lentamente hasta formar un gran agujero, formando un rosco fino y grande
con un gran agujero en el centro, 
pensar que cuando leve va a crecer y se va a cerrar bastante el centro, por eso os recomiendo que el agujero sea muy grande.

Aun así, meterle en el centro un aro de emplatar redondo (sirve una lata de conservas grande de 1 kilo, vacía bien limpia) siempre untado de aceite por fuera para que al crecer no se cierre el agujero y no se pegue a el la masa 

Elegir algo metálico que podéis dejar mientras lo cocéis, retirándolo 5 minutos antes de terminar el horneado, con mucho cuidado pues estará muy caliente.

Una vez formado el rosco, dejarlo tapado con un paño limpio hasta que doble su volumen 30-40 minutos (depende del calor ambiental) 

Pintarlo con cuidado con el huevo o la leche, colocar las frutas o la almendra y los montoncitos de azúcar humedecido 

Dejamos reposando mientras calentamos el horno, calor arriba y abajo a 175º

Cuando tengamos el horno caliente, seguimos estos pasos: cambiamos SÓLO CALOR ABAJO y meter al horno a 175ºC durante 15 minutos

Pasados los 15 minutos, encendemos de nuevo el gril y bajamos la temperatura a 150º para terminar de hacerlo durante otros 10 minutos hasta que lo veáis dorado.

Apagar el horno y dejarlo reposar dentro 5 minutos más para que se termine de cocer y se atempere antes de sacarlo.

Total tiempo de horno: 25 minutos.


Así es como se hace la receta tradicional que sale muy muy buena, de verdad.

Cuando se saca del horno, es mejor dejar enfriar a temperatura ambiente durante al menos dos horas antes de rellenar. 

Los diabéticos, espolvorear por encima un poco de canela en polvo, pero muy poca y mi recomendación es que no lo rellenéis con nada, aunque el relleno sea apto para vuestra dieta, pues así sólo esta muy rico y jugoso y ya bastantes hidratos contiene una ración)

Por ultimo cómelo así, o ábrelo por la mitad y rellena de lo que más os guste, siempre que sea apto para vuestra dieta, aunque sólo esta delicioso.

Lo podéis conservar sin dificultad metido en una bolsa, yo lo meto dentro de una caja grande de cartón envuelto con plástico, 
también lo podéis preparar con antelación y antes de levar la segunda vez guardarlo en el congelador: metido en una bolsa, incluso congelar ya horneado pero sin rellenar y una vez descongelado, rellenarlo al gusto, pero esto es mas complicado si no disponemos de un buen arcón congelador.

A mi me gusta mucho con nata montada o con trufa.



Hoy os voy a dejar unos trucos míos que hago desde hace años:

TRUCO Nº 1

- Avanzaremos mucho si hacemos este truco, igual que cuando hacemos el pan milagro. Dejar el roscón reposar tapado con el paño limpio 10 minutos una vez dada la forma de rosca.

- después de este reposo, pintar suavemente con el huevo a ser posible ayudándonos de una brocha de silicona, un trapo o servilleta de papel para no pincharlo y colocar con mucho cuidado las frutas o las almendras, 
espolvorear con el azúcar húmedo a montoncitos 

- meter la bandeja en la parte medio baja del horno pero éste apagado, sin precalentarlo.

encendemos solo calor abajo a 170º durante 20 minutos (así se empieza a cocer lentamente según se va calentando el horno)

- pasado el primer tiempo de 20 minutos, bajar la temperatura a 150º y poner también el gril "calor arriba y abajo" siempre sin aire para no resecarlo y lo dejamos durante 12 minutos.

- PASADOS LOS 32 MINUTOS TOTALES, apagar el horno, abrir la puerta dejarlo ahí dentro otros 8 minutos antes de sacarlo para que se seque y atempere. 

Normalmente hay 3-4 alturas para colocar bandejas en los hornos, yo lo meto siempre en la del medio más baja para que no le de el calor tan directo "en la segunda" 
pasado el primer tiempo de cocción, cuando pongo el gril, lo bajo a la de mas abajo,  lo más alejada del gril.

pero este cambio hay que hacerlo rápidamente para que no se me baje el roscón, pues si en este momento coge aire, os quedara muy rico pero bajito, como sin fuerza.



TRUCO Nº 2:



-Si queréis podéis hacer LA MASA por la tarde para hornearlo al día siguiente, GANANDO TIEMPO:

Meter dentro del frigorífico una vez formado el roscón "antes de que empiece a levar la segunda vez ya con forma de rosco"  y antes de decorar, ya con el agujero hecho y el aro en el centro.
ya puesto en la bandeja del horno (comprobar primero que os cabe la bandeja dentro del frigorífico, jejejej que ya ha pasado alguna vez que no se puede cambiar de bandeja sin romperlo)  y dejarlo tapado toda la noche con papel film dentro del frigorífico.

Al día siguiente lo sacáis, le quitáis con cuidado el envoltorio, lo dejáis una hora a temperatura ambiente para que coja temperatura ambiente y pierda el frío de la nevera y seguís los pasos igual que si fuera recién hecho.
pintarlo con el huevo, adornar, reposar y hornear, etc. 


Para mi gusto quedan mucho mejor así, cuando reposan toda la noche en el frigorífico, quedan mas blandito y dura tierno mas días.

TRUCO Nº 3: 

Poner en el fondo del horno un bol pequeño con agua o una bandeja, para que cree vapor mientras se cuece, 
os quedara mas esponjoso y alto.

"esto lo hago sobre todo cuando lo horneo en el horno de leña, pues ahí es mas complicado saber la temperatura real de la base donde estas horneando".






Espero que esta multireceta os sea de utilidad y que os animéis a probarlo este nuevo año, 
creo que os lo he explicado todos los pasos bastante atendibles ¿no?


*Separar siempre bien cada ingrediente según vuestra dieta antes de comenzar a elaborarlos, así os será mas fácil y no os liareis.

Por favor, pasarlo bien en la cocina, disfrutando las recetas salen mucho mas ricas.


Un abrazo muy fuerte y feliz salida y entrada en el Nuevo Año y que los Reyes os traigan un poco de felicidad a todos y cada uno de vosotros. 




Estos roscones los ha hecho Emilia Cáceres, una seguidora del grupo de Facebook y les han gustado mucho. https://www.facebook.com/emilia.caceresgonzalez
GRACIAS POR HACER MIS RECETAS Y MANDARME LAS FOTOS PARA QUE TOD@S LAS VEAMOS.








BUEN PROVECHO.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Cortadores de galletas caseros


Cortadores de galletas caseros


Hola amig@s
Hoy no os traigo ninguna receta, simplemente os voy a enseñar como haceros vosotros mismos los cortadores de galletas, esos que no encontramos, o que nos gustan y son muy caros.


Así ya no os tenéis que volver locos buscando el que queréis o necesitáis, ¿no os ha pasado nunca? A mi sí, me encapriche de un cortador con forma de vestido muy original, estuve buscando durante varios días por tiendas online y físicas, y al final resulta que agotados en todos sitios y donde los hay, tardan varios días en mandártelos y encima te salen por un ojo de la cara, menos mal que solo fue un capricho, que si me llego a dedicar a venderlas, me hubiese tenido que conformar con pagar 14’95€ mas gastos de envío.


Desistí en esa ocasión de hacer las galletas, pero ya no me va a pasar mas, os lo aseguro.

He buscado cientos de tutoriales (bueno, algunos menos) entre libros, tiendas de manualidades, por Internet, etc. y ya por fin he hecho mis cortagalletas.


Simplemente hay que ser un poco manitas, así ahorramos dinero y disgustos.


Con unos conocimientos básicos de manualidades, podemos hacer los cortadores a nuestro gusto, es bastante sencillo.

Necesitamos:
- tijeras para cortar chapa
- alicates de punta fina y normales
- varias pinzas pequeñas para ayudarnos en el pegado
- papel y lápiz
- pegamento (mejor instantáneo)
- una regla
- lana o cualquier cuerda fina
- distintos listones de madera, para las formas redondas, las dobleces, los picos y demás.
- tira de aluminio o cualquier metal flexible que podáis conseguir de 3cm de ancho 

podéis incluso usar la hojalata de las latas de refrescos, las de conservas, incluso los envases de aluminio que venden para los alimentos, pero estos son un poco chapuceros, pues se doblan mucho
Pero mucho cuidado al hacer las tiras, no olvidéis limar los bordes un poco para no cortaros


Yo, simplemente he ido a un taller de aluminio cercano y les he pedido que me corten varias tiras de 3cm de ancho, de cualquier chapa de aluminio que tengan que se pueda doblar, ésta es de 1’5mm de grosor para poder doblarlas fácilmente, las he limado suavemente para no cortarme al manipularlas.


Podéis conseguir tiras de cobre o latón, en el Leroy Merlin o en muchas ferreterías grandes, donde tengan para hacer manualidades, se suelen usar también en cristalería, para hacer “tiffany” o estaño, pero son más finas y muy muy caras.

Ahora empezamos:
Es sencillo, hacéis en un folio el dibujo del cortador que queréis, podéis inventarlo o simplemente calcar el modelo que os guste, medirlo bien para que no sea demasiado grande o pequeño, pensar que el tamaño ideal de una galleta si es para adornar es mas o menos de 10cm de largo/ menos de 8cm de ancho, pero podéis hacerlo al tamaño que mas os guste, eso si, cuanto mas grande, mas masa tendréis que hacer y os cabrán menos galletas en cada bandeja.


Mi consejo es que empecéis por modelos sencillos, una vez que dominéis la técnica, podéis haceros expertos en cortagalletas, jejejeje.

Hoy he hecho uno plano para dibujarles unas muñecas dentro, otro clásico del árbol de navidad y otro para un muñeco de jengibre.


Dibujamos los modelos en el folio
Calculamos la medida a la que tenemos que cortar la tira de metal, siempre contando con al menos 1 cm. de más para luego pegarlo.


Si el modelo es difícil de medir, ayudaros con una tira de lana (vais pasando la lana alrededor midiendo todo el contorno)

Vamos doblando y haciendo la forma del cortador, mejor si cada doblez lo comprobamos, os aconsejo que empecéis siempre por una zona que luego quede plana, para poder pegarlo al terminar.

Ayudarse de listones de madera para hacer bien derechos los bordes, los alicates para los ángulos, etc.

Una vez bien comprobado que todo esta igual, lo pegamos con un buen pegamento, ayudaros de las pinzas para que no se mueva.

Dejarlo secar al menos dos horas.

Mejor limpiarlos con una esponja, agua y jabón, secar con un paño limpio para que no se oxiden (mejor si los dejáis secar dentro del horno apagado después de hacer vuestras galletas)



Me vais a permitir dedicar esta entrada a vari@s de mis seguidor@s.
Débora de Lucas del blog:
A mi buen amigo Jose del blog:

Pues hemos hablado en alguna ocasión exactamente de esto, como hacer nuestros cortadores personalizados (ya veis, es bastante fácil y una vez que le cojas el tranquillo, veréis que rapidez para hacerlos)

Aquí podéis ver los que han hecho otr@s seguidor@s del blog con ayuda de este tutorial:

http://azucarenmicocina.blogspot.com.es/2013/10/diy-cortadores-de-galletas-caseros.html

Espero que este pequeño tutorial os sea útil. Un abrazo.